Pornografía: la Wikipedia del sexo para los jóvenes

La pornografía es, según la RAE, «la presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación». El consumo masivo de este contenido audiovisual, aunque actualmente sigue siendo un tema considerado tabú por la sociedad, se ha ido extendiendo, llegando a los jóvenes cada vez a edades más tempranas.

Remontándonos un poco a su historia, ya el contenido erótico se empleaba durante la Segunda Guerra Mundial como incentivo emocional para los militares heterosexuales, ya que todo el contenido facilitado eran imágenes de mujeres, que se encontraban en combate. Con el paso de las décadas el contenido pornográfico ha traspasado el papel y se ha introducido en las pantallas.

El entretenimiento adulto es, actualmente, uno de los negocios más rentables a nivel mundial. Según la revista Forbes la industria pornográfica mueve alrededor de 60.000 millones de dólares al año. Una de las plataformas web más conocida en el mundo para el consumo de pornografía, PornHub, admitió que el tráfico mundial de visitas se incrementó en un 18,5% al comienzo del arresto domiciliario por la pandemia del coronavirus, siendo mayor el número de visitas por parte de mujeres.

Este contenido erótico ha llegado hasta los dispositivos de los más jóvenes, enseñándoles una visión distorsionada de las relaciones sexuales. En un mundo donde la imagen cobra un gran poder, el empleo de la imagen hipersexualizada de los cuerpos, ha desencadenado en la cosificación de estos, viéndolos como objetos para obtener el éxito social y sexual deseado.

Según un estudio realizado en septiembre de 2020 por Save The Children, titulado (Des)información sexual: pornografía y adolescencia, cada vez los jóvenes acceden a la pornografía por primera vez con menor edad. Basándose en las respuestas de 1.680 estudiantes a una encuesta sobre pornografía. Destaca que del 62,5% de estudiantes que afirmaron haber consumido ya pornografía, el 53,8% de los jóvenes encuestados admitieron haber accedido a la pornografía antes de los 13 años, mientras que un 8,7% lo hicieron antes de los diez.

A estas edades los chicos y chicas asimilan que las imágenes que están viendo son la representación real y fidedigna del sexo. No tienen la capacidad para interpretar que la pornografía no deja de ser un contenido ficticio. En las encuestas realizadas por la ONG, el 36,8% de los jóvenes que consumen pornografía admitieron que eran incapaces de distinguir entre sus propias relaciones sexuales y la ficción. Es decir, esperan tener relaciones sexuales iguales que las que ven en los vídeos.

El consumo de este contenido erótico audiovisual a edades tan tempranas puede producir falta de criterio y desembocar en una idea errónea de los roles de género en las relaciones sexuales. En el porno, un sexo acoge el papel dominante mientras que el otro asume un papel secundario y sumiso adquiriendo, en ocasiones, el papel de persona como juguete sexual. En la mayoría de las ocasiones en la que las prácticas sexuales filmadas se dan entre personas de distinto sexo, este papel sumiso lo adopta la mujer.

Gracias a este estudio, y como se ha reflejado en las gráficas de abajo, también podemos observar que el porcentaje de varones que han visto alguna vez pornografía es más del doble que el de chicas que la han visto. Entre ambos se encuentran el número del porcentaje de personas que se identifican con otra identidad sexual que han visto este contenido. Destaca que en todos los casos más de la mitad de los encuestados admitían que percibían las prácticas sexuales de la pornografía violentas. Sin embargo, es relativamente alto el porcentaje de estos que admiten haberlas imitado en algún momento durante sus relaciones sexuales.

Fuente: Estudio de Save The Children: (Des)información sexual: pornografía y adolescencia.
Fuente: Estudio de Save The Children: (Des)información sexual: pornografía y adolescencia.
Fuente: Estudio de Save The Children: (Des)información sexual: pornografía y adolescencia.

Aunque la mayoría reconoce esta violencia en la pornografía, la imitan. Este contenido erótico está enseñando a los adolescentes, sin que ellos sean conscientes, que estas prácticas bruscas o violentas son las que más satisfacción y placer dan, por ello tratan de reproducirlas en sus relaciones sexuales. El hecho de que se reflejen ciertos comportamientos violentos en los videos pornográficos no significa que deban simularse, ni aceptar practicarlas solo porque la pareja sexual quiera, sino te sientes cómodo con dichas prácticas.

La Universidad de las Islas Baleares realizó también un estudio en 2019 sobre la pornografía, titulado Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales, en el que ahondaba más en esta idea de la violencia en la pornografía. En este caso encuestaron a 2.500 adolescentes de entre 16 y 29 años para llegar a una clara conclusión: “Aquellos adolescentes que consumen pornografía de contenido sexual violento tienen significativamente más probabilidades de vincularse a agresiones sexuales”.

Ilustración de Cristóbal Fortúnez para El País Semanal. Fuente: El País Semanal

¿Qué piensan los expertos de esto?

Montse Iserte, psicóloga y sexóloga, comparte la idea de que una posible solución a los problemas de violencia que produce el consumo de pornografía no es prohibir su visualización, pues entiende que es inevitable que los jóvenes accedan a ella. La solución que propone la sexóloga es educar a los adolescentes para que tengan capacidad crítica cuando vean estos vídeos.

Erika Lust, directora de Lust Films, una productora de cine adulto que abandera una pornografía ética, feminista y artística, afirma que “Muchas chicas jóvenes me cuentan que han intentado hacer choking [asfixia] en las primeras veces y no creo que estas prácticas eróticas que experimentan con los límites sean recomendables sin apenas experiencia. Hay una distorsión en su mente”. Defiende que estas prácticas, aunque se filman en la pornografía, no son adecuadas para un público tan joven que, con la llegada precoz de la pornografía a sus vidas, son incapaces de diferenciar la ficción de las prácticas sexuales reales.

Iván Rotella, sexólogo de Avilés, resalta los problemas que se encuentran los jóvenes en su día a día debido al consumo masivo de la pornografía: “Estoy harto de escuchar la misma queja entre las chicas: ‘¿Qué les está pasando a los hombres? Ahora, cuando ligo, se piensan que están en una pe­lícula porno y todo es muy agresivo’. A ellos, cuando les pregunto, me responden sorprendidos: ‘Ah, ¿pero no es eso lo que les gusta a las mujeres?”. Deja claro que la pornografía está adoctrinando a los jóvenes hasta tal punto que ya no conciben las relaciones sexuales de otra forma que no sea como en la pornografía.

Para la escritora y periodista especializada en sexo, Noemí Casquet, es muy importante que se les enseñe a los jóvenes que la pornografía es ficción, que se trata de una película más.

Fuente: Platanomelón.

Es un hecho comprobado, como bien deja testimoniado el estudio, que la pornografía es un contenido consumido masivamente por los jóvenes. Estos lo visualizan cada vez a una edad menor, cuando aún no tienen la capacidad de ser críticos con las imágenes que están viendo. Esta falta de crítica, junto con la inexperiencia, les hace creer que todas las relaciones sexuales son tal como las ven en las pantallas intentando, por ello, imitarlas. Esto desemboca en un mal entendimiento de las prácticas sexuales.

Pese a que la sociedad tiene asumido que los jóvenes están consumiendo este contenido adulto, aún se considera un tema tabú. Hacer que la pornografía siga siendo un tema del que no se hable en sociedad empobrece la educación sexual que los adolescentes reciben, ya que este contenido erótico se convierte en el único referente que tienen para explorar y entender la sexualidad.

Personajes LGBTQ en series animadas

Con la evolución de la sociedad también ha ido transformándose el arte audiovisual que ha conseguido adaptarse a la actualidad. El año pasado el 10,2% de los personajes de todas las series que se emitieron en televisión contaron con algún personaje LGBTQ, según el grupo GLAAD, la cifra más alta en los 15 años que se lleva realizando este estudio.

En 2020 son varias las series que cuentan con personajes LGBT. Este contenido audiovisual es consumido a diario por una gran cantidad de personas, tanto niños como adultos.

He aquí una selección de series animadas que incluyen entre sus filas personajes, protagonistas o no, que pertenecen al colectivo LGBTQ.

Este artículo puede contener spoilers.
SHE- RA Y LAS PRINCESAS DEL PODER
A la izquierda poster de la serie, a la derecha Adora y Catra. Fuente: Hobbyconsolas.

Esta serie remake se centra en la historia de Adora, una chica huérfana que descubre una espada mágica con la que se puede convertir en la princesa guerrera Re-Sha. Tras este descubrimiento huye de su vida en La Horda abandonando a su mejor amiga, y se une a un grupo de princesas mágicas para luchar contra el mal.

La protagonista de esta serie mantiene una relación complicada con su mejor amiga, Catra, con la que mantuvo una gran amistad de pequeñas y trata de convencerla continuamente para dejar La Horda y restablecer su amistad. Pese a que se convierten en rivales al final de la serie se unen en la batalla final para, al acabar, confesarse su amor y besarse para así empezar una vida juntas sin La Horda. A parte de estos dos personajes, la serie también cuenta con Spinnrella y Netossa, dos princesas no elementales que están casadas.

STAR CONTRA LAS FUERZAS DEL MAL
A la izquierda los personajes principales de la serie, a la derecha Jackie y Chloe. Fuente: Pinterest.

Star Butterfly, una princesa del reino mágico de Mewni, situado en otra dimensión, a la que le encanta meterse en problemas recibe por su 14 cumpleaños la varita mágica real. Sin embargo, sus padres no están contentos con su comportamiento y le dan a elegir entre un reformatorio o viajar a la Tierra como estudiante de intercambio. Star opta por la segunda opción y se matricula en el instituto Echo Creek y comienza a vivir con la familia Díaz y su hijo Marco, estudiante en el mismo instituto, con el que se aliará para combatir los ataques de Ludo, un villano que quiere quitarle su varita mágica.

Aunque en esta serie la protagonista no pertenece al colectivo LGBTQ sí cuenta con Jackie Lynn Thomas, una alumna del mismo instituto que Star y Marco, y de la que este ha estado enamorado desde pequeño. Con el desarrollo de la serie Jackie y Marco comienzan a salir juntos, sin embargo, tras la ruptura, ella se marcha a París para volver a la serie acompañada de Chloe, su nueva novia.

En esta serie su creador, Daron Nefcy, apostó por la inclusión y la igualdad, a parte de la bisexualidad de Jackie también podemos ver guiños a las personas transexuales cuando, por ejemplo, vemos a Marco salir del baño para chicas de su restaurante de tacos favoritos o todas las veces en las que Marco se viste de mujer a lo largo de la serie.

AVATAR: LA LEYENDA DE KORRA
A la izquierda la protagonista, Korra, a la derecha Korra y Asami. Fuente: Nickelodeon y Pinterest.

La serie se sitúa setenta años después del final de Avatar: La leyenda de Aang con nuevos personajes. La protagonista es Korra, la encarnación actual del Avatar, una chica rebelde que pertenece a la Tribu Agua del Sur y está dispuesta a enfrentar todos los retos que se le presenten en su camino para ser la sucesora de Aang, la próxima avatar.

En esta serie existe una evolución en la orientación sexual del personaje protagonista, Korra, en las dos primeras temporadas esta muestra sentimientos por Mako, un maestro de fuego, mientras en las dos posteriores demuestra atracción por Asami Sato, hija de un gran empresario. Este sentimiento se hace mutuo en la tercera temporada y ya la final de la última temporada se fueron juntas de la mano al mundo de los espíritus.

En una rueda de prensa posterior los creadores de la serie afirmaron, para aclarar las dudas de los seguidores de la serie, que Korra y Asami son pareja. Declararon que: “Hablamos con la cadena y aunque nos apoyaron, había un límite del cuál no podríamos pasar, tal y como la mayoría de los artículos que he leído han deducido acertadamente”. Dejando entrever que quizás ellos habían pensado un final más explícito para dejar clara la relación entre Asami y Korra.

LA CASA BÚHO
A la izquierda poster de la serie, a la derecha Luz y Amity. Fuente: Disney+.

La protagonista, Luz Noceda, una chica de 14 años de ascendencia dominicana, tropieza accidentalmente con un portal en las Islas Hirvientes que la lleva al Reino de los Demonios, mundo en el que los seres humanos son despreciados. Poco a poco comienza a aprender magia, aunque Luz no tiene sus propias habilidades mágicas, bajo las enseñanzas de Eda Clawthorme.

A lo largo de la serie se suceden diversas escenas con algunos personajes LGBTQ, sobre todo con Amity Blight, una bruja que estudia con Luz. Durante un preguntas y respuesta su creadora, Danna Terrace, afirmó que esta chica era abiertamente lesbiana. La protagonista comparte con este personaje una fuerte rivalidad por el mejor puesto en la escuela de brujas, sin embargo, según la historia va avanzando, una amistad entre ellas nace y esta desembocará en otros sentimientos más fuertes que es claramente palpable en los episodios finales de la serie.

Pese a las trabas que Disney puso a la directora, finalmente aceptaron su propuesta de que la protagonista fuera bisexual, siendo la primera protagonista en la historia de la compañía con esta orientación sexual.

SAILOR MOON
A la derecha protagonistas de la serie, a la derecha Sailor Neptuno y Sailor Urano. Fuente: Pinterest y RTVE.

Usagi Tsukino es una estudiante de secundaria que un día por la calle encuentra una gata negra que tiene en la frente una mancha en forma de Luna. Esa misma noche en su casa la gata entra por su ventana y ante su sorpresa le habla revelándole que Usagi es una Sailor Senshi y su deber es derrotar a los enemigos que quieren atacar y apoderarse de la Tierra para así salvar a la princesa de la Luna.

En esta serie podemos encontrar a Haruka Tenoh y Michiru Kaioh, Sailor Urano y Sailor Neptuno respectivamente, dos chicas que son abiertamente pareja. La primera de ellas demuestra que le atraen solo las mujeres mientras que Michiru siente atracción tanto por mujeres como por hombres a lo largo de la serie.

Cuando la serie se emitió en España eliminó el contenido LGBTQ haciendo que Haruka y Michiru se convirtieran en primas, sin embargo, no quitó las escenas en las que ambas se mostraban más cariñosas, haciendo que algunos momentos resultaran un poco incómodos para la audiencia. En Estados Unidos optaron por afirmar que Haruka era un chico.

Cabe destacar la serie Steven Universe en la que aparecen Rubí y Zafiro, dos chicas cuya boda ha sido la primera ceremonia lésbica presente en una serie infantil.

Otras series que han implementado personajes LGBTQ en su elenco son: Los Simpson, que cuenta con Waylon Smithers y Patty Bouvier; por otro lado, también encontramos Clarence en el que aparecen EJ y Sue, un matrimonio, madres de Jeff; o Gravity Falls en cuyo último episodio se confirmó la relación entre el Sherrif Blubs y el comisario; caso parecido encontramos en Hora de Aventuras con la declaración final entre Marceline y la Princesa Chicle. En la serie animada Casa de Locos aparece un matrimonio formado por dos hombres, los padres de Clyde McBride, amigo del protagonista, y al final de otro episodio una de las hermanas del protagonista, Luna, deja una carta de amor a Sam, una chica de su escuela.

Cortos animados de Disney

La compañía de entretenimiento The Walt Disney Company es mundialmente conocida por sus películas de animación, esta compañía de medios de comunicación fue creada en 1923 por los hermanos Roy y Walt Disney junto al animador Ub Iwerks.

Pese a que la fama de la compañía nace de sus largometrajes, sus primeros proyectos de animación eran únicamente cortometrajes. Al comienzo, los cortos giraban en torno a Oswal, el conejo afortunado, sin embargo, la compañía perdió los derechos de Oswal lo que ocasionó el nacimiento de Mickey Mouse, creado por Ub Iwerks para sustituir al anterior protagonista de sus trabajos, que actualmente es la imagen de la compañía.

Cortometraje Un vagón en apuros, en el que aparece Oswal, el conejo afortunado. Fuente: Youtube.

La primera aparición de Mickey Mouse, así como de su novia Minnie Mouse, fue a través del cortometraje de 1928 Plane Crazy, el cual dura seis minutos y se realizó en blanco y negro. Fue la primera película de animación en la que se empleaba el movimiento de cámara.

Este corto no alcanzó el éxito que Disney tenía previsto, pero continuaron con la producción de dos nuevos cortos: The Gallopin’ Gaucho y Streamboat Willie, este último con motivo del cumpleaños de la creación del emblemático ratón de la compañía y, además, fue el primer corto en el que se utilizó sonido. Gracias a esta novedad obtuvo un éxito considerable por lo que decidieron reestrenar Plane Crazy, esta vez con sonido.

Cortometraje Plane Crazy, reeditado con sonido incluido. Fuente: Youtube.

Su primera serie de cortometrajes se titulaba Silly Symphonies, que traducido al español significa literalmente Sinfonías tontas, y se creó en 1929 extendiéndose su emisión en la década siguiente, hasta 1939. Esta serie de cortometrajes, al contario que los venideros de la compañía, no contaba con un personaje protagonista, hecho por el cual muchos cines se negaron a proyectarla.

En 1932, Disney empezó a distribuir su producto por todos los Estados Unidos, sin embargo, United Artists, la compañía cinematográfica estadounidense más importante, se negó a su distribución si Disney no asociaba Silly Symphonies a su emblemático ratón Mickey Mouse. Debido a esto la serie comenzaba con una imagen que decía: “Mickey Mouse presenta Silly Shymphony”. Los cortos más importantes y mejor reconocidos de esta serie son: The Country Cousin (1936), The Old Mill (1934), Wynken, Blynken, and Nod (1938) y The Ugly Duckling (1939).

Ya en 2006, Disney consiguió comprar Pixar por 7,4 millones de dólares, una vez que se anexionó con la empresa de animación, realizó su primer cortometraje en conjunto. Para este proyecto usaron como protagonista una versión infantil de la mítica lámpara de escritorio que es el sello de la compañía Pixar, Luxo.

Este fue el primero de muchos cortos que han acompañado las grandes producciones de Pixar, en conjunto con Disney. Algunos ejemplos de cortometrajes de Disney con Pixar son: Vacaciones en Hawaii (2011), cortometraje de Toy Story; El coche nuevo de Mike (2002), que sigue la historia de Monstruos SA; Jack Jack Ataca (2005), corto realizado con los personajes de Los Increíbles. Los cortometrajes que se han realizado en conjunto con Pixar han sido los más famosos y muchos de ellos han conseguido Oscar a Mejor Cortometraje de Animación.

Primer cortometraje de Disney junto a Pixar, titulado Luxor Jr. Fuente: Youtube.

Alguno de los cortometrajes de Disney más recientes que han conseguido algún premio son: Destino (2003), Festín (2014), Piper (2016), Bao (2016). Pero no solo los cortometrajes más recientes han ganado un Oscar, la empresa de animación ha coleccionado estas estatuillas doradas desde su creación con cortos como Los tres cerditos (1933), La liebre y la tortuga (1934), Los tres huerfanitos (1936) o El Bosque Encantado (1968).

Actualmente en la plataforma de streaming Disney+ se ofertan una gran cantidad de cortos de la compañía. Destacan sobre los demás los referentes a películas míticas de la infancia como Toy Story, Ratatouille, Los Increíbles, Wall.E, Del Revés o Monstruos S.A., que han sido mencionados anteriormente. También otros como Pájaros (2001), Presto (2008), Día y Noche (2009) o La Luna (2011), sin embargo, estos no están asociadas a ningún largometraje de la compañía. La empresa ofrece, además, cortos de series actuales como Gravity Falls.

Corto El siempre detrás, de la serie Gravity Falls. Fuente: Youtube.

Sean Connery dice adiós a los 90 años

El célebre actor Sir Thomas Sean Connery, nacido el 25 de agosto de 1930 en Edimburgo, decía hoy adiós a los 90 años, según han anunciado sus familiares esta mañana. Tras su papel protagonista en La Liga de los Hombres Extraordinarios (2003), Connery, informó en 2005 que se retiraba de la interpretación debido a la desilusión por “los idiotas actualmente produciendo películas en Hollywood”.

Su muerte ha conmovido a actores, directores y personajes públicos de todo el mundo que han volcado en sus redes sociales sus condolencias por el fallecimiento del actor. Algunos de ellos han sido el actor español Antonio Banderas, el escritor Stephen King, el actor australiano Arnold Schwarzenegger, el conductor de televisión Piers Morgan, el actor escocés Robert Carlyle y la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon.

La primera ministra de Escocia se despide de Sean Connery en su Twitter personal. Fuente: Twitter

Hijo de un camionero y una limpiadora, dejó los estudios a los 13 años para comenzar a trabajar como repartidor de leche y, posteriormente, trabajó lijando cajas de ataúdes. Tras alistarse en la Marina Británica y trabajar como modelo de desnudos de la Escuela de Arte de Edimburgo, en 1950 comenzó a trabajar entre bastidores del King’s Theatre, trabajo tras el cual empezó su carrera como actor.

Sean Connery en La Liga de los Hombres Extraordinarios junto a Sane West. Fuente: Filmaffinity.

Apareció en varias películas como, por ejemplo, No Road Back, Hell Drivers, Time Lock, o Darby O’Gill and the Little People, dirigida por Robert Stevenson. Sin embargo, su salto a la fama no le llegó hasta 1962, con su papel en Agente 007 contra el Doctor No, en la que Sean Connery dio vida a James Bond. Debido al éxito de su interpretación en la película, encarnó al mítico agente del servicio británico otras seis veces más: Desde Rusia con Amor (1963), Goldfinger (1964), Operación Trueno (1965), Solo se vive dos veces (1967), Diamantes para la eternidad (1971), Nunca digas nunca jamás (1983).

Para muchos fanáticos de la saga, Sean Connery ha sido el mejor agente 007: dotando al espía de elegantes modales, un humor irónico y convirtiéndole en un personaje muy carismático que seducía con facilidad a todas las mujeres. Tras la película de 1983 afirmó que dejaba el personaje para no encasillarse y se lo cedía a George Lazenby, en alguna ocasión llego a reconocer que “odiaba al maldito James Bond”. Pese a esta afirmación prestó su voz en el 2005 para el videojuego 007: Desde Rusia con Amor.

Sean Connery en el rodaje de Goldfinger en la que Shirley Eaton está pintada de dorado en la cama. Fuente: La Vanguardia.

Otros de sus éxitos en taquilla le vinieron con el papel de Henry Jones Sr., el padre del emblemático personaje Indiana Jones en Indiana Jones y la última cruzada (1989); La caza del octubre rojo (1990) donde interpretó a Marko Ramius, comandante del submarino nuclear; y La Roca (1996), película en la que trabajó con el actor estadounidense Nicolas Cage.

Connery también participó en otros grandes títulos como Marnie (1964), Asesinato en el Orient Express (1974), El nombre de la rosa (1986), adaptación de la novela del italiano Umberto Eco, o Los Vengadores (1998).

Sean Connery de joven. Fuente: La Vanguardia.

Sean Connery cosechó a lo largo de su carrera un Óscar a mejor actor por su interpretación en Los Intocables de Eliot Ness (1987), papel por el que también le otorgaron un Globo de Oro a mejor actor de reparto; y dos premios BAFTA, uno a mejor actor por su papel de Guillermo Baskerville en El Nombre de la Rosa, y otro honorífico.

En 1989, fue elegido a sus 59 años como El hombre vivo más sexy por la revista People, diez años más tarde lo coronaron como El hombre más sexy del siglo. Además, fue elegido para el título El escocés más grande y en julio de 2000 la reina Isabel II lo nombró Knight Bachelor, obteniendo así su título de honor antepuesto al nombre: sir.