Los estrenos para la vuelta a las salas

Películas de acción, comedia, musicales y dramas que apuntan a premios. muchas son las cintas que llegarán a los cines en las próximas semanas
Sala de cine con público con mascarillas. Fuente: elespañol.com

La normalidad vuelve a las salas de cine, muchas de ellas con el aforo completo. Y esto se hace notar en la cartelera que se llena de importantes estrenos de todo tipo y para todos los públicos. Así que apunten fechas para vibrar hasta final de año con este interesante cóctel de títulos.

8 de octubre: Almodóvar como plato fuerte

Escena de Madres Paralelas. Fuente: elperiodico.com

Ya ha llegado a las salas Madres Paralelas, el último título del reconocido director manchego que cautivó a la crítica en el pasado Festival de Venecia. Una historia sobre dos madres que dan a luz en una misma habitación y cuyas vidas quedaran entrecruzadas para siempre. Penélope Cruz (Copa Volpi a la mejor actriz) y Milena Smit (No Matarás) protagonizan este drama sobre la maternidad y con el tema de la memoría histórica de fondo. Sin duda, una de las películas españolas del año.

La Familia Addams 2. Fuente: noescinetodoloquereluce.com

La animación vuelve y con tintes de Halloween. La Familia Adams vuelve tras el éxito de la primera entrega que traía a las nuevas generaciones los personajes que cautivaron al público en los 60 y 90. Una cinta para disfrutar en familia o con amigos. 

Fotograma de Titane. Fuente: elespañol.com

Polémica, visualmente deslumbrante y extrema. Estas son algunas de las palabras usadas para describir a la reciente Palma de Oro de Cannes. Titane es una historia sobre el dolor y la relación entre padre e hijo, donde el espectador no sabrá que encontrarse en cada minuto del metraje. Si buscas una cinta diferente, Titane es el estreno que buscas.

Las leyes de la frontera. Fuente: festivaldemalaga.com

Más cine español se ha estrenado el pasado viernes. Daniel Mozón (Celda 211) dirige Las leyes de la frontera, que cuenta la historia de un grupo de delincuentes juveniles en la España de la Transición. Una película que mezcla acción, romance juvenil e historia sirviendo de homenaje al género quinqui que triunfo en nuestro país tras la dictadura.

15 de octubre: Vuelve Venom

Cartel de Venom 2. Fuente: eloutput.com

Tom Hardy vuelve a la acción con la secuela del antihéroe del universo de Spiderman. Llena de trepidantes escenas y acompañado con un reparto con Michelle Williams y Woody Harrelson (True Detective), la cinta ya está siendo un éxito en EEUU. Sin duda una película para disfrutar en la sala por sus efectos visuales acompañado de un buen tarro de palomitas.

Javier Bardem en El buen patrón. Fuente: caimanediciones.es

Javier Bardem realiza una interpretación excepcional en El buen patrón. La película de León de Aranoa (Los lunes al sol) es una comedia acerca de un empresario cuyas dudas acciones desencadenarán una serie de acontecimientos cada vez más hilarantes. Una cinta que a través del humor refleja a personas que todos podemos conocer y analizar las prácticas y comportamientos empresariales que vertebran nuestro día a día. Como dato adicional, es la película elegida por la Academia para competir en los Oscars por España.

22 de octubre: Se acerca Halloween

Fotograma de Halloween Kills. Fuente: revistagq.com

Halloween se acerca y la cartelera lo sabe. Se estrena Halloween Kills, secuela de La noche de Halloween, que a su vez recupera la saga de los años 80. Jamie Lee Curtis (Puñales por la espalda) se volverá a enfrentar al aterrador Michael Myers, uno de los villanos más reconocidos del cine de terror.

La crónica francesa. Fuente: mobirank.pl

Si no te apetece pasar miedo, Wes Anderson regresa a la gran pantalla. En La crónica francesa el director entremezcla pequeñas historias de una revista francesa del siglo XX junto con un nutrido reparto con Frances McDormand (Nomadland), Timothee Chalamet (Call me by your name), Bill Murray (Atrapado en el tiempo), Benicio del Toro (Che) entre otros. Una comedia con un estilo visual muy particular que puede sorprender la temporada cinematográfica.

29 de octubre: Del medievo hasta el terror pasando por el musical

Cartel de El último duelo. Fuente: lagvl.com

Ridley Scott es uno de los directores más reconocidos en el terreno de la acción con títulos como Gladiator. En El último duelo, dos caballeros medievales se enfrentan en una lucha a vida o muerte tras la acusación de la mujer de uno de ellos por violación. Matt Damon (El caso Bourne) y Adam Driver (Historia de un matrimonio) son los caballeros protagonistas junto con una gran Jodie Comer (Killing Eve) y Ben Affleck (Argo). Una historia de acción y aventuras con un discurso más actual del que pueda parecer en principio. 

Fotograma de La Abuela. Fuente: 20minutos.es

Seguimos con directores reconocidos. El español Paco Plaza (Rec y Verónica) vuelve con una nueva historia de terror. En La Abuela se entremezcla el drama familiar con el miedo y los sustos cuando una modelo regresa a Madrid para cuidar de su abuela enferma. Una película que se presenta ideal para la semana de Halloween.

Fotograma de Dear Evan Hansen. Fuente: seriesonday.com

En un año donde los musicales están copando muchos títulos, se estrena la adaptación de Dear Even Hansen. El afamado musical de Broadway protagonizado por Ben Platt sobre un estudiante de instituto con ansiedad social. Aunque las críticas han sido algo duras con la cinta, promete hacernos reír y llorar al ritmo de unas potentes canciones.

5 de noviembre: Marvel vuelve a la carga

Fotograma de Eternals. Fuente: filmaffinity.com

La saga de Marvel continúa tras los éxitos de Viuda Negra y Shang-Chi con Eternals. En esta ocasión se presenta un nuevo grupo de superhéroes que tienen como misión preservar la tierra y su historia. Un imponente reparto con Angelina Jolie (Maléfica), Richard Madden (Bodyguard), Kit Harington (Juego de Trono), Salma Hayek (Frida) y Barry Keoghan (El sacrificio de un cuervo sagrado) entre otros dan vida a este nuevo equipo. Una espectacular película de acción dirigida por la oscarizada Chloé Zhao (Nomadland) que promete dar un interesante giro visual y narrativo a Marvel.

12 de noviembre: Trepidante robo

Fotograma de Way Down. Fuente: noescinetodoloquereluce.com

Un asalto al Banco de España el día de la final del Mundial de 2010. Esta no es la premisa de la nueva temporada de La casa de papel aunque lo parezca, pues Way Down es la nueva cinta de acción dirigida por Jaume Balaqueró (Mientras Duermes) acerca de un robo imposible. Freddie Highmore (The Good doctor) es el protagonista y estará acompañado por José Coronado (No habrá paz para los malvados). Una nueva cinta de acción para la cartelera.

19 de noviembre: Con vista a los Oscars

Fotograma de Última noche en el Soho. Fuente: indiehoy.com

Se acerca la temporada de premios y los dramas de autor comienzan a llegar a la cartelera española.

El reconocido director Edgar Wright (Baby Driver) busca volver a sorprender a los espectadores en Última noche en el Soho. Un thriller psicológico con tintes de terror protagonizado por una joven obsesionada por los años 60, y que misteriosamente puede viajar en el tiempo a esa época. Cuenta con un gran trío protagonista: la joven Thomasin McKenzie (Jojo Rabbit), la estrella del momento Anya Taylor-Joy (Gambito de dama) y el reconocido actor Matt Smith (The Crown). Una cinta destinada a sorprender al espectador.

Fotograma de Spencer. Fuente: imdb.com

Por otro lado, la fiebre por la Casa Real británica y Lady Di a partir de The Crown llega al cine. Spencer retrata tres días en la vida de la princesa de Gales en plena desintegración de su matrimonio. Un retrato de una de las celebridades más conocidas de los últimos años con una estética extremadamente cuidada dirigida por Pablo Larraín (Jackie). Las primeras críticas han alabado la interpretación de Kristen Stewart (Crepúsculo), que apunta a una clara nominación a los Premios de la Academia. Una película que pondrá los sentimientos a flor de piel para tratar de conocer un poco más a este mediático personaje.

26 de noviembre: Para todos los gustos

Póster de La Casa Gucci. Fuente: datosjam.pe

Lady Gaga (Ha nacido una estrella), Adam Driver, Al Pacino (El padrino), Jared Leto (Dallas Buyers Club) y Jeremy Irons (La misión) conforman el mediático reparto de La casa Gucci. Dirigida por Ridley Scott, que también estrena El último duelo, cuenta la historia del asesinato de Maurizio Gucci, nieto del famoso diseñador y heredero del gran imperio de la moda. Una historia donde la ambición y el poder se entremezclan con importantes cotas dramáticas llamadas a tener al espectador pegado a la butaca. Es sin duda una de las películas que debemos anotar en nuestra agenda. 

Cartel de Encanto. Fuente: elcomercio.pe

Disney regresa a las salas. Encanto, es la nueva cinta de la compañía de animación, donde se acerca a una familia colombiana con poderes mágicos. Un musical propio de la casa con canciones del reconocido Lin Manuel Miranda (Hamilton) para disfrutar en los cines con toda la familia y amigos.

Fotograma de Veneciafrenia. Fuente: elcorreo.com

Si lo que buscáis es una película algo más canalla y atrevida, el reconocido director Álex de la Iglesia regresa a la gran pantalla. Veneciafrenia es una cinta de terror con un nutrido reparto encabezado por Ingrid García Johnsson (Explota explota), que cuenta la historia de un grupo de turistas en Venecia que deberán sobrevivir a una ola de crímenes perpetrados por los vecinos de la ciudad hartos de la masificación turística.

3 de diciembre: Comienzan los estrenos navideños

Fotograma de Cazafantasmas: Más allá. Fuente: fotogramas.es

Una de las películas más reconocidas de los 80 fueron Los cazafantasmas. Varios años después, y tras el remake protagonizado por Melissa McCarthy, vuelven a la acción siendo la tercera parte de la saga. En Cazafantasmas: Más allá, la acción está asegurada para atrapar a estos seres. Para acercar esta serie de películas a las nuevas generaciones, la cinta está protagonizada por Finn Wolfhard, conocido por Stranger Things e It

Fotograma de La familia perfecta. Fuente: fotograma.es

Por otra parte, Belén Rueda (El orfanato) y José Coronado (Vivir sin permiso) protagonizan la nueva película de Arantxa Echavarría (ganadora del goya por Carmen y Lola). La familia perfecta trata de una comedia de contrastes entre dos familias muy diferentes que tendrán que aprender a convivir por el compromiso entre sus hijos.

17 de diciembre: El regreso de Spiderman

Fotograma de la nueva entrega de Marvel. Fuente: xataca.com

Marvel está siendo uno de los grandes revulsivos de la taquilla de este año. Spider-Man No way home, es unas de la cintas más esperadas y ha estado rodeada de cientos de misterios en torno a ella, desde la aparición de Andrew Garfield y Toby Maguire hasta como puede abrir un nuevo universo narrativo en la saga. Tom Holland y Zendaya protagonizan esta nueva entrega cargada de acción y sorpresas que puede romper varios récords en la taquilla.

22 de diciembre: Toda la carne en el asador para las navidades.

Con el inicio de las vacaciones navideñas, un período de gran actividad en taquilla, las grandes compañías ultiman sus estrenos más potentes.

Fotograma de West Side Story. Fuente: fotogramas.es

Steven Spielberg, uno de los directores más reconocidos de todos los tiempos, se atreve a realizar una nueva adaptación de West Side Story, el musical que consiguió 10 oscars en los años 60. Un “Romeo y Julieta” en los barrios de Nueva York entre latinos y europeos protagonizado por Ansel Ergot (Bajo la misma estrella) y Rachel Zegler (que es su primera película) junto con otras jóvenes promesas como Ariana DeBose (The Prom). Una película para disfrutar y dejarse llevar y que está llamada a ser la gran cinta musical del año.

Fotograma de la nueva entrega de Matrix. Fuente: bbc.com

Casi 20 años después de finalizar la trilogía, Matrix vuelve. Lana Wachowski se pone a los mandos de esta nueva entrega de la reconocida saga de ciencia ficción que se actualiza y recupera a sus personajes protagonistas, Neo y Trinity, interpretados por Keanu Reeves (John Wick) y Carrie-Anne Moss (Memento). Un regreso que congregará al gran número de fans de la saga.

Fotograma Canta 2. Fuente: bebesymas.com

El cine de animación no podía faltar. ¡Canta 2! es la segunda entrega de la película estrenada hace unos años, donde un grupo de animales realizaba un concurso musical de altos vuelos. Con nuevos personajes pero manteniendo al grupo original y con la misma esencia, la cinta busca hacer disfrutar a los más pequeños, y no tan pequeños, de la sala.

Ya has tomado nota, ¿qué estreno no te vas a perder?

Cry Macho: los cowboys (no) lloran

Clint Eastwood desempolva el sombrero de vaquero y la silla de montar. Como en Mula (2018), se coloca delante y detrás de las cámaras para contarnos una historia que (quizás) ya nos había contado con anterioridad. Sin embargo, ¿resulta interesante esta deconstrucción de su carrera, o es solo un dramón que roza el telefilme?
Mike Milo (Clint Eastwood), un jinete en el ocaso de su carrera. Fuente: Fotogramas.

Ciertamente, multitud de críticas lo han señalado, pero el hecho de recordarlo no le quita valor: Clint Eastwood tiene actualmente 91 años a sus espaldas y más de 60 de trayectoria profesional. El director, productor y actor es una de las pocas leyendas vivas del cine; una reliquia del Hollywood de antaño. Por ello, toparse con una película suya en cartelera (prácticamente, cada año) no deja de ser una alegría para los espectadores de hueso colorado; especialmente, cuando decide desengrasar sus dotes interpretativas.

La crítica especializada (sobre todo, la angloparlante) ha vapuleado Cry Macho. Se la ha tachado de “lenta”, “aburrida”, “excesivamente sencilla”… Uno de los argumentos más comunes ha sido el cuestionamiento del señor Eastwood como protagonista: “Está muy mayor“. Con respecto a este detalle, creo que es precisamente lo que él buscaba: mostrar a una estrella cuyo brillo se apaga lentamente pero a la que le quedan suficientes fuerzas, coraje e incluso locura, como para embarcarse en otra epopeya cinematográfica.

Y sí, el concepto de “héroe crepuscular” no es algo que Eastwood haya inventado; lo preceden películas como Valor de Ley (Hathaway, 1969) con John Wayne. No obstante, si uno analiza su filmografía, notará que esta, junto con otras cuestiones como la culpa, la soledad o la vejez, son prácticamente los temas centrales del director. Es más, se podría decir que él es quien ha perfeccionado y madurado esas inquietudes narrativas. Solo hay que observar unas cuantas muescas en su revólver: Sin perdón (1992), Million Dollar Baby (2005), Gran Torino (2008), su reciente Mula (2018) o, incluso, Los puentes de Madison (1995). Todas ellas, en mayor o menor medida, tratan alguno (o todos) los leitmotive anteriormente citados.

Clint junto al gallo “Macho”, el otro protagonista de la cinta. Fuente: HobbyConsolas

Por tanto, ¿volver a esas mismas inquietudes en Cry Macho no resulta reiterativo? En lo absoluto, y esto es porque, precisamente, la cuestión de la edad aquí funciona de forma más efectiva que nunca. Clint está visiblemente mayor, se mueve lentamente, su voz se siente cascada y apagada (todo esto en VO, aunque la versión doblada parece respetar esto con bastante fidelidad)… Y ese es justamente su punto.

El personaje de Mike Milo es un hombre que ha desperdiciado su vida siendo un tipo duro, “un macho” que se ha jugado el pellejo en incontables ocasiones y que, cuando ha tratado de recuperar el tiempo perdido, las cartas de la vida han jugado completamente en su contra. He ahí su caída en desgracia, he ahí su búsqueda de algún tipo de redención y he ahí su encuentro con este joven llamado Rafo (Eduardo Minett, en su primer papel angloparlante) quien le ayuda a salir del atolladero y encontrar las ganas de vivir.

La química entre un cascarrabias y resabiado Eastwood y el muchacho chulesco y temperamental es, de forma indiscutible, el corazón de la película. Y si a eso le sumamos la incorporación de un gallo peleón (que se roba cada plano en el que aparece), tenemos una road movie que funciona, divierte y emociona pese a adentrarse en territorio conocido. Para más inri, estén atentos a ciertas escenas, como en la que el chico y el cowboy conversan frente a una fogata o el monólogo de este último en la iglesia.

El trío protagonista: Mike, Rafo (Eduardo Minett) y el gallo Macho. Fuente: El Confidencial.

En cuanto a detalles técnico-artísticos, la dirección de fotografía de Ben Davis (Tres anuncios en las afueras y Doctor Strange, entre otras) saca especial provecho de las puestas de sol, lo que sintoniza en gran medida con “el ocaso de una leyenda”. Además, la música de Mark Mancina (Tarzán de Disney, Vaiana, Con Air) aprovecha los ecos del western para deleitarnos con unas cuantas melodías country que sonrojarían a Gustavo Santaolalla (21 gramos, Babel, el videojuego The Last of Us).

Sin embargo, pese a sus mentados aciertos, se pueden plantear ciertas pegas respecto al libreto firmado por Nick Schenk (Mula, Gran Torino, la serie Narcos). Mientras que se exploran ciertas subtramas con sumo detalle, como el tierno romance con Marta (Natalia Traven) o la devoción por los animales y la vida rural, otras semillas plantadas no terminan de germinar. Por ejemplo, el maltrato físico y psicológico que sufre Rafo se muestra momentánea y efectivamente, pero la historia nunca vuelve a mencionarlo ni se aborda con la crudeza a la que nos tiene acostumbrados Eastwood. Sin ir más lejos de su filmografía, ahí están El francotirador (2014) o Mystic River (2003) como ejemplos de hasta dónde puede llegar el director cuando quiere tratar temas turbios o difíciles de soportar.

Así mismo, algunos matices y decisiones de los personajes no terminan de entenderse y ocurren de forma súbita; sin tiempo para que el espectador los procese. El cambio de parecer que sufre la madre de Rafo (Fernanda Urrejola) es tan repentino como desconcertante. De la misma manera, ciertos personajes que se plantean como antagonistas no terminan de sentirse como una verdadera amenaza y, en consecuencia, se recuperan para un clímax que transcurre de forma apresurada y sin grandes sobresaltos.

Milo enseña a Rafo a montar a caballo. Fuente: Espinof.

Quizás se trate de la sencillez formal y narrativa con la que Eastwood decide abordar toda la película (tiene mucho más de drama que de western). Aún así, no deja de ser chocante que el artífice de algunos de los desenlaces más memorables de la historia del cine (Million Dollar Baby o Sin perdón, por citar dos) nos brinde una resolución tan mundana y carente de épica. Porque Gran Torino sería muy dramática, urbanita y cotidiana, pero su tercer acto permanece en la memoria de cualquiera que la haya visto. Ese es probablemente su mayor problema: el conflicto final llega y se va en un suspiro; le falta fuerza dramática.

En síntesis, pese a que ciertos detalles del guion no están del todo pulidos, Clint vuelve a entregar otra película madura que sabe cómo y cuándo tocar la fibra sensible y que no teme cuestionar el pasado y legado de su estrella principal. Si esta fuese su última película, sería una humilde pero bonita despedida. Pero, como ya se sabe que el hombre vive por y para el cine, los amantes de este gran director seguiremos esperando cada una de sus propuestas con sumo entusiasmo. Porque el señor Eastwood podrá tener una ideología política que algunos abominen, pero que sus películas rezuman artesanía, reflexión y (sobre todo) humanismo, es algo incuestionable.

Concluyo con una cita de la propia cinta: “Eso de ser macho está sobrevalorado”, a la que añado: “y lo de ser joven, tres cuartos de lo mismo”.

Tráiler de la película.

Valoración de la película

Puntuación: 4 de 5.

Una película muy personal, sencilla en su realización y premisa, pero no por ello menos emotiva. Reflexiona sobre varias inquietudes muy familiares para los fans de Eastwood (la vejez, la soledad, el crepúsculo del héroe, el choque generacional) pero solo por el monólogo final de Clint merece un visionado. Muy en la línea de Lucky (2017), con Harry Dean Stanton. No apta para quienes esperen a Clint repartiendo balazos y tacos. Es una cinta crepuscular, pero también una celebración de la vida, del amor a la vejez y del reencuentro con la naturaleza.

Operación Camarón: Mucho ruido, pocas gambas

Otra comedia de la mano de Mediaset que se ha promocionado a bombo y platillo y que, en la tónica habitual de la compañía, se trata de un remake del filme italiano Song’ e Napule (Manetti & Manetti, 2013). Pero, ¿es Operación Camarón (Therón, 2021) una comedia desternillante o solo un montón de humo fruto de una hiperbólica promoción?

Ya lo explicaban Mike Stoklasa y Jay Bauman (los creadores del canal de YouTube RedLetterMedia) en su análisis del remake de Cazafantasmas (Feig, 2016): la comedia es probablemente el género más difícil de analizar porque hay muchas formas de decir “es que simplemente no me hizo reír“. Esta crítica no busca realizar un análisis objetivo ni sentar cátedra, ya que cualquier reseña está parcialmente sesgada por la opinión de quien la escribe. Aclarado esto, comencemos por la sinopsis.

Sebas “El Cojonera” (Julián López) entregado a su teclado durante una boda. Fuente: espinof.com

La premisa, partiendo y relocalizando la del film italiano anteriormente citado, es la siguiente: Sebas (Julián López) es un pianista frustrado que trabaja como policía (previo enchufe familiar) para la unidad antidroga en Cádiz. Un día, la inspectora Josefa Garrido (Miren Ibarguren) y sus compañeros (Canco Rodríguez y Julián Villagrán) lo escuchan tocar el piano y se les ocurre una “brillante” idea. En consecuencia, Sebas se hará pasar por teclista para infiltrarse en la banda de flamenco-trap “Los Lolos” capitaneada por el susodicho Lolo (Carlos “Nene” Librado), con la intención de colarse en la boda de la hija de Abeledo (Antonio Dechent), el lugarteniente del misterioso narcotraficante apodado “El Fantasma”. Por el camino, se labrará una fuerte amistad con los integrantes del grupo, especialmente con Luci (Natalia de Molina), la hermana y mánager de Lolo. Así, las mentiras y los malentendidos irán tejiendo una red en torno a la vida de Sebas, hasta el punto de que su lealtad por ambos bandos será puesta a prueba.

Mi principal problema con la película es, insisto, totalmente subjetivo: no disfruto con el humor basado en estereotipos y localismos y la película se construye en torno a eso.

Lolo (Carlos “Nene” Librado) discute con su hermana Luci (Natalia de Molina). Fuente: telecinco.es

Una muestra clara de los tópicos en Operación Camarón (rodada entre Cádiz y Sevilla) es la presentación del personaje de Lolo en un bar. En dicha escena, aparece un niño que empieza a tocar la guitarra “con mucho arte”. El punto del guion es mostrar que el talento es, en parte, innato. Para cuando el chiquillo acaba con su pequeño concierto, Lolo, mientras mira a Sebas, le pregunta al pequeño: “¿Tú has ido a solfeo?” a lo que el muchacho responde: “Tú si que eres feo, cabrón”. Acto seguido, el cantante invita al menor a tomar lo que quiera y este pide a gritos un gin tonic.

Otra píldora de la dinámica cómica de la cinta se evidencia en la presentación del personaje de “Fotosho” (Xisco González), un chico de Granada que forma parte de los Lolos. ¿Cuál es el mayor estereotipo que se suele decir sobre la gente de allí? Efectivamente, la “mala follá“. Pues ahí está la premisa con la que se juega todo el rato en torno a su personaje…

Los dos “destripes” anteriormente mentados no son spoilers por gusto, sino que evidencian las claves narrativas que construyen el humor de la película. Al conocerlas, cualquiera que lea esta crítica puede esbozar si el filme casa con su sentido del humor y decantarse por verla o no. Cierto es que el trailer y spots con los que se ha bombardeado al espectador español medio ya apuntan a este tipo de gracietas, pero toda advertencia es poca.

“Los Lolos” al completo. De izquierda a derecha: Sebas, Ortiguilla (Juanlu González), Luci, Lolo y “Fotosho”. Fuente: KISS FM.

Pero incluso teniendo un buen guion, cualquier comedia puede desmoronarse si no cuenta con los actores adecuados. En el caso de Operación Camarón, hay una de cal y otra de arena, ya que cuenta con actores de gran talento como Paco Tous, Antonio Dechent, Alberto López o Adelfa Calvo. Dechent, que interpreta a uno de los dos antagonistas principales, llena la pantalla con su presencia y se convierte en un personaje verdaderamente amenazante. Para muestra de ello, bastaría con fijarse en una escena cercana al tercer acto, en la que, mientras sostiene a un gallo de peleas, advierte a los Lolos con un pequeño monólogo.

Sin embargo, otros intérpretes como Tous son desechados de una manera tan absurda (en su caso, dos chistes de chirigotas y un par de gritos) que uno no puede evitar sentirse frustrado ante semejante desperdicio.

Así mismo, la película no solo juega con clichés narrativos, sino que convierte a algunos de sus actores en tópicos con patas. ¿Cuántas veces vamos a ver a Julián López encarnar a un protagonista inocentón, friki, torpe y algo neurótico? ¿Miren Ibarguren solo sabe interpretar a mujeres gritonas con mucho carácter? La cinta cuenta indudablemente con un buen reparto, pero al querer jugar “a lo seguro” vuelve a colocar a muchas de sus piezas en el mismo tablero cuadriculado y aburrido de siempre. Solo hay una sorpresa grata y destacable: Carlos Librado como el susodicho Lolo. Conocido por la serie Gigantes o El guardián invisible, en esta película interpreta al personaje de forma creíble, rozando la fina línea del cliché de “artista chulo y egocéntrico” y logrando generar una legítima simpatía de cara al espectador a través de su arco de personaje. Pero lo más sorprendente del papel: de todo el reparto de “no andaluces” es el único que logra un acento andaluz que no suena impostado.

La inspectora Garrido (Miren Ibarguren) y sus ayudantes (Canco Rodríguez y Julián Villagrán) intimidan a Sebas. Fuente: Gatrópolis.

En cuanto al director, Carlos Therón, me parece uno de los más hábiles del género actualmente. Sus comedias no pecan de una realización televisiva (en términos de “plano-contraplano” con escasa profundidad de campo y predominancia del plano medio) ni de falta de personalidad. Sin ir más lejos, una secuela pasable como Fuga de Cerebros 2 (Therón, 2011) contaba con un plano secuencia (a lo Scorsese) dentro de una fraternidad universitaria que dejaría boquiabierto a cualquier espectador observador. Lo dejo cuando quiera (Therón, 2018) tenía un ritmo trepidante, fruto de un cuidado montaje, y un humor que a menudo traspasaba la barrera de lo políticamente correcto; el gag de los testículos de los mafiosos rusos o el del poni chocaban diametralmente con las convenciones de la comedia española promedia.

En esta película vuelve a mostrar verdadera pasión y creatividad desde la silla del director, apostando por ciertas referencias visuales tan disparatadas y extravagantes como un “duelo western” (con primerísimos primeros planos de los ojos, al puro estilo Sergio Leone) en mitad del clímax o persecuciones de coches con ritmo, tensión y acción bien rodada, huyendo de clichés actuales del cine de acción como la shaky cam (cámara agitada) o los cortes rápidos en montaje.

Es una lástima que el guion esté construido sobre tantos lugares comunes, porque la dirección de Therón ya suponía un 50% del trabajo hecho. Incluso siendo una película de una empresa como Mediaset, hay lugar para la autoría, puesto que volvemos a ver un plano general de los protagonistas caminando a cámara lenta (como en sus anteriores cintas Es por tu bien y Lo dejo cuando quiera), al más puro estilo Reservoir Dogs (Tarantino, 1992).

“Los Lolos” dan un concierto frente al Puente de Triana. Fuente: Cadena SER.

El problema objetivo de Operación Camarón radica en su tono, que pasa de ser una comedia de enredos con elementos románticos y excusa de trama criminal a un thriller con ciertos golpes de humor. Concretamente, hay un punto de inflexión en la trama: la secuencia del hotel. Es en ese instante cuando culmina cierta subtrama que involucra al miembro más joven de Lolos y cuando estalla la verdadera motivación del protagonista para querer detener a El Fantasma. Es decir, estamos hablando de una escena crucial, el puente del segundo al tercer acto.

Siendo justos, es bastante común que una comedia se adscriba a un tono eminentemente dramático para que su clímax se sienta como un verdadero obstáculo que pone en peligro el final feliz. Ahí están, por ejemplo, Funny People (Apatow, 2009) o la persecución desesperada de Jim Carrey al final de Mentiroso compulsivo (Shadyac,1997).

Sin embargo, la explosión de violencia que adopta, aunque ni por asomo llega a las cotas de películas como las de Enrique Urbizu o Rodrigo Sorogoyen, no deja de sentirse como un choque brutal y notable con respecto al tono anteriormente planteado. Hace dos escenas contemplábamos una cómica escena sobre “la cobra” que sufre el personaje de Natalia de Molina y en ese momento vemos a un menor de edad siendo apaleado con una palanca. Claramente, las piezas del puzle no terminan de encajar…

Luci y Sebas, ¿una pareja imposible? Fuente: filmAnd.

En definitiva, ¿es Operación Camarón “la comedia del verano”? Depende de a quien le preguntes. Si eres fan del flamenco-fusión o te generan simpatía los arquetipos y lugares comunes sobre Andalucía y la cultura cani, esta cinta te funcionará a las mil maravillas. Si buscas una comedia sutil, subversiva con tus expectativas, con diálogos-metralleta a lo Billy Wilder o un humor con muy mala baba, como muchos de los chistes de los Monty Python o de las pelis de Berlanga, esta película no es para ti.

En cualquier caso, gracias a este tipo de propuestas, la gente está regresando a los cines. Y eso, sin importar la película que sea, se agradece dados los duros tiempos por los que está pasando la industria.

Videoclip de una de las canciones de la película, con escenas de la misma.

Valoración de la película

Puntuación: 3 de 5.

Una película que no engaña a nadie. No inventa la rueda en cuanto a comedias: la mayoría de sus actores interpretan papeles en los que ya están “encasillados” y su guion se construye en torno a estereotipos sobre los canis y los andaluces. Pero, aún con todo, la inventiva dirección de Therón y algunas interpretaciones como las de Antonio Dechent y Carlos Librado la hacen más llevadera. Si te gustan las claves propias de las comedias producidas por Mediaset, la disfrutarás enormemente. Si no, difícilmente te resultará “la comedia del verano”.

Scarlett Johansson, Disney y la disputa por el streaming

La estrella de Marvel demandó a Disney por no renegociar las condiciones de su contrato tras el estreno en plataformas de Viuda Negra. Una disputa que pone sobre la mesa el papel de los actores, y sus salarios, en un mercado dominado por el streaming.

Scarlett Johansson. Fuente: vanityfair.es

El coronavirus ha supuesto un antes y un después en la industria cinematográfica. Ya en artículos anteriores comentábamos los retrasos en los grandes estrenos y su repercusión en el estado de la salas de exhibición.

Es un hecho que las grandes compañías han abrazado las plataformas de streaming, acelerando el nuevo modelo en el mundo del cine que parece haberse asentado con la pandemia. La productora que más ha copado la atención en este proceso es Disney. La compañía del ratón ha aprovechado la pandemia para convertir su plataforma Disney+ en un importante competidor para Netflix y Amazon.

En salas y en casa al mismo tiempo

La productora tomó la decisión de suspender estrenos en salas de algunos títulos destacados como Soul y Luca, ambos de Pixar, y que habrían destacado mucho en las carteleras. Por otra parte, para las grandes superproducciones que dependen en mayor medida del resultado de la taquilla, se planificó un estreno simultáneo en las salas de cine y en Disney+, con un pago aparte de la tarifa de la plataforma (premier access).

Mulán fue la primera cinta en estrenarse con este sistema, y le han seguido Cruella, Jungle Cruise y Viuda Negra. Esta última es la que más ha recaudado en salas llegando a los 370 millones de dólares (180 millones en EEUU). Pese a estos datos que la sitúan como la quinta película más taquillera a nivel mundial este año, sufrió una significativa caída de recaudación de la primera a la segunda semana, siendo una de las caídas más altas de una cinta de Marvel.

Disney+ Premier Access. Fuente: urbantecno.com

Hay que tener en cuenta que con un presupuesto de 200 millones, sin contar con toda la promoción que tiene detrás, provoca que el margen de beneficios para Marvel sea más ajustado que en otras cintas. Algunos medios han señalado que al tener la película en Disney+, la taquilla ha sido inferior a la esperada pese a tener que pagar aparte por ella, además entra en juego una mayor facilidad para “piratear” la cinta.

Johansson levanta la voz

El 29 de julio, la protagonista de Viuda Negra y una de las estrellas más reconocidas del cine actual, Scarlett Johansson presentó una demanda contra Disney. En un comunicado publicado en diferentes medios indicaba que la compañía había incumplido su palabra al no estrenar exclusivamente en salas, y que tras permitir el estreno en la plataforma de streaming, no renegoció las condiciones de su contrato, incluyendo la comisión que se llevaría la actriz por la taquilla. Además, apunta que la compañía ha utilizado a la actriz como reclamo para Disney+, que está en pleno proceso de crecimiento. Un reclamo que no ha tenido compensación económica, cifrando en 50 millones de dólares las pérdidas de Johansson.

Sala de cine con Black Widow. Fuente: panorama audiovisual

Disney respondió asegurando que la actriz recibió una compensación aparte de los 20 millones de dólares que ha cobrado por actuar en la película. La revelación del salario de la actriz causó un gran revuelo y fue criticado por el agente de Johansson. Varios actores han apoyado a la estrella de Marvel en este litigio, entre ellos Gerald Butler, incluso se rumoreó que Emma Stone y Emily Blunt se sumarían en otras querellas a Disney. Aunque este supuesto no ha resultado así, Stone ha firmado recientemente un acuerdo con la productora para una secuela de Cruella.

A falta de una resolución, el caso de Johansson ha puesto sobre la mesa la nueva situación de las estrellas con el streaming. Disney no es la única compañía que ha abrazado a las plataformas. Warner anunció que todas sus películas tendrían estreno simultáneo en salas y en HBO Max, plataforma que llegará en breve a nuestro país.

Películas como Escuadrón Suicida, In the Heights o muy pronto Dune, seguirán este método, en el caso de las dos primeras el resultado en taquilla ha sido inferior de lo esperado. Pero a diferencia de Disney, si se han hecho públicas las diferentes compensaciones a actores, directores y otros miembros del equipo de las cintas afectadas entre ellos Denzel Washington y Will Smith. Sin embargo, algunos autores han levantado la voz frente a esta decisión como Denis Villeneuve, director de Dune, quien ha criticado abiertamente a su productora.

Algunas estrellas si se llevan bien con el streaming

Pero pese a estas tensiones provocadas por un inevitable cambio en el modelo de negocio, muchos actores están empezando a beneficiarse del enorme gasto realizado por las plataformas para competir con las grandes distribuidoras. Hace poco Variety publicaba un listado con las cantidades que han recibido algunas estrellas por sus últimos trabajos, la mayoría orientados para Netflix, Disney o Amazon.

Daniel Craig en Knives Out. Fuente: The Express Tribune

Daniel Craig se convierte en el actor mejor pagado gracias a Netflix, recibiendo 100 millones de dólares por las dos futuras secuelas de Puñales por la Espalda, que están en proceso de grabación . La plataforma también ha pagado una buena suma para una de las cintas más esperadas del año Don’t look up con Leonardo Di Caprio y Jennifer Lawrence, 30 y 25 millones respectivamente.

Y es que pese a las diferencias, las estrellas pueden empezar a aprovechar el creciente mercado del streaming para romper récords y poder ganar más aún. Estos actores y actrices son el principal reclamo para cualquier película, en un panorama donde cualquier ingrediente puede hacer destacar ante tanta competencia.

Segunda temporada de Lupin: el caballero-ladrón continúa robando éxitos para Netflix

Ha pasado un mes aproximadamente desde que Netflix lanzase la segunda entrega de Lupin como continuación de esta serie tan vista a principios de año. De nuevo, la serie ha causado sensación y ha vuelto a ser muy consumida, por lo que la plataforma consigue un nuevo éxito con otra miniserie.

Esta segunda temporada arranca justo en el momento que se cortó la primera, una continuación pura y fiel de la última entrega, de modo que el principal objetivo de Assane Diop (Omar Sy), sigue siendo “desenmascarar” y vengarse de Pellegrini (Hervé Pierre). Sin embargo, esto se vuelve cada vez más complicado y, además, la presencia de la policía que estará cada vez más cerca tampoco le va a facilitar el asunto a nuestro carismático personaje.

Tráiler de la temporada

Esta temporada funciona con una estructura basada en el mismo estándar que la anterior, el uso de flashbacks que no sólo nos lleva a 1995, sino que también a pocas horas, días o semanas antes de la acción que estamos viendo. Por lo tanto, el resultado final presenta una estructura con saltos temporales que a priori tal y como están planteados pueden desviarte un poco de la acción principal pero, sorprendentemente, funcionan muy bien y no sólo eso, sino que “soluciona” uno de los principales problemas que presentaba la serie en la pasada primera temporada, la falta de credibilidad.

En esta nueva entrega vemos como cada paso que da Assane Diop está justificado con su adolescencia “lupinesca” o con un plan cocinado a fuego lento horas antes de la acción entre él y su fiel compañero de aventura Ben (Antoine Gouy), quien cobra más protagonismo en esta segunda temporada como ese acompañante medio cómico necesario en este tipo de historias (aunque tenga realmente muchos más matices).

Por otro lado, también comentar la variación del tono, dándole esta vez mucho más peso a la acción que quizá al misterio o suspense como tal. De hecho, en más de un capítulo da la sensación de estar viendo alguna escena de Misión Imposible, James Bond o alguna otra película parecida de espías; no obstante, también decir a favor de la producción de George Kay que se agradece tanto ritmo y frenetismo en los episodios.

Por lo tanto, Lupin se ha consagrado como un producto de puro entretenimiento para desconectar y dejarte llevar y sorprender por los giros de la trama y las propias escenas de acción, incluso se ha llegado a comparar con un producto similar a La casa de papel pero en su versión francesa.

Por lo tanto, la rica relación que podría haber formado con el propio libro (recordar el episodio piloto en el que incluso se leían las primeras líneas de uno de los libros de Marcel Leblanc) ha quedado un poco caída en el olvido recurriendo a la figura de Arsène Lupin como única justificación de los actos de Assane. Aunque destaca en esta segunda temporada como esto mismo se utiliza como forma de comunicación con la policía, contando con la figura del entrañable Youssef Guedira (Soufiane Guerrab); quien, al igual que Ben, cobra mucho más protagonismo.

El hecho de que ganen cierto protagonismo personajes secundarios funciona muy bien en esta nueva entrega. De esta forma se termina enriqueciendo la serie aportando más perspectivas al conflicto y más tramas emocionales. Es importante señalar la relación sentimental con Juliette Pellegrini (Clotilde Hesme), que seguro que dará mucho que hablar en la tercera temporada.

Fotograma de la serie, Assane (Omar Sy) y Juliette (Clotilde Hesme). Fuente: Elle

Valoración

Puntuación: 3.5 de 5.

Lupin sigue siendo ese producto de disfrute y desconexión tan necesario al que no le puedes pedir más que dejarte llevar por su trama, dejarte impresionar y emocionar.

Si que es verdad que técnicamente esta temporada ha subido un escalón en calidad, aunque el foco principal era ese, el entretenimiento sin más del espectador, sin dobles lecturas ni nada por el estilo.

A la espera de la tercera temporada.

¡Acción! Comienza el rodaje de Destino: La saga Winx 2

Ya se ha empezado a grabar la segunda entrega del live-action basado en Winx Club. Esta nueva temporada estará cargada de novedades y te las contamos todas aquí, en Voz Nueva.

Destino: La Saga Winx, basada en la serie de dibujos animados Winx Club, nos dio a conocer en la primera temporada el mundo de Bloom: una joven que descubre que tiene el poder de crear fuego. Para controlarlo, ingresa en la academia de magia Alfea, donde descubre más sobre su pasado y conoce a las que se convierten en sus mejores amigas. Mientras tanto, se enfrenta a enemigos como “los quemados” y libera a la que se convertirá en la villana de esta segunda parte, Rosalind.

Traíler primera temporada Destino: La saga Winx

La sinopsis de la nueva temporada se centrará en la dirección de Alfea a manos de Rosalind, quien estará apoyada por el padre de Sky, Andreas. Ante esto, los estudiantes se relevaran, provocando que las Winx unan sus fuerzas y descubran hasta donde pueden llegar sus poderes. Además, Bloom seguirá descubriendo partes de su pasado aún más misteriosas.

Los escenarios elegidos seguirán siendo los mismos que los de la temporada pasada como Bray, Irlanda; una ciudad situada al sur de Dublín, donde se graban algunos de los planos del exterior de Alfea, concretamente en la Casa y Jardines Killruddery. El rodaje de los interiores se realizará entre los estudios Ardmore en Bray y los estudios Ashford en Ballyhenry. Con lo cual se grabará íntegramente en Irlanda.

Imagen de Killruddery House uno de los escenarios donde se graba la serie. Fuente: Newlink Spain

En cuanto al elenco, seguirán contando con las protagonistas: Abigail Cowen (Bloom), Hannah Van der Westhuysen (Stella), Elisha Applebaum (Musa), Precious Mustapha (Aisha) y Eliot Salt (Terra). También seguirán en el elenco Danny Griffin (Sky), Sadie Soverall (Beatrix), Freddie Thorp (Riven), Jacob Dudman (Sam), Theo Graham (Dane), Rob James-Collier (Silva), Lesley Sharp (Rosalind), Alex MacQueen (Harvey) y Ken Duken (Andreas).

Post de Danny Griffin

Encontramos una de las novedades más importantes de esta temporada con el fichaje de Paulina Chávez como Flora. Uno de los personajes más pedidos por los fans de la serie, quienes mostraban su descontento ante la decisión de sustituir a Flora por Terra. Sin duda, será uno de los personajes más esperados. A su vez se suman nuevos actores al reparto como Éanna Hardwicke interpretando a Sebastian y Brandon Grace como Grey, que debido a que no aparecían en la serie original, no se conoce aún que papel tendrán sus personajes. A la que seguiremos sin ver en la serie será a Tecna, otro de los personajes que sí que aparecían en la serie de dibujos animados, además de que aún es incierta la continuidad de Eve Best como Farrah Dowling, debido a su muerte en la primera temporada.

Video subido por la cuenta oficial de la serie donde se presenta Flora.

Pero aquí no acaban las novedades esta nueva temporada para que no se te haga tan corta como la primera tendrá dos capítulos más, es decir, un total de ocho episodios de una hora de duración. El estreno de Destino: La Saga Winx 2 se espera para principios o mediados de 2022, posiblemente coincida con la fecha de estreno de su primera temporada.

Estas son todas las novedades. Desde luego que en Voz Nueva tenemos muchísimas ganas de ver esta nueva temporada ¿Y tú?

5 veces en las que el doblaje de “famosos” funcionó

A raíz del reciente estreno de Space Jam: Nuevas Leyendas y la polémica del doblaje de Lola Índigo/Lola Bunny, así como el reflote en Twitter de ejemplos tan (des)afortunados como el Nobita de Mario Vaquerizo, Fernando Tejero como el protagonista de El Espantatiburones o el Grimmel de Melendi, desde Voz Nueva hemos considerado oportuno repasar algunos casos en los que el doblaje realizado por celebrities tuvo una calidad reconocible y digna de aplaudir.

Los actores Michelle Jenner y Tito Valverde formaron parte del doblaje del videojuego Heavy Rain. Fuente: 20Minutos

Antes de empezar, conviene aclarar que quien escribe no está precisamente a favor del “famoseo” en el doblaje. Es algo incoherente la inclusión de deportistas, cantantes, modelos, cocineros, estrellas televisivas y, en general, de cualquiera que no ha pasado nunca por el atril antes de firmar su cheque. El doblaje es una labor artística que no está lo suficientemente valorada en España, pese a la enorme calidad de sus profesionales.

Por un lado, se entiende que tiene que resultar especialmente hiriente que el famoso de turno llegue a eclipsar el show, a “robar” la oportunidad a otros que llevan años formándose y, por supuesto, a recibir una remuneración que no se rige por convenio sino por el caché de la estrella en cuestión. Sin embargo, al César lo que es del César: ciertos intérpretes y humoristas (los únicos con cierta formación dramática previa) han sabido dar la talla a la hora actuar con su voz como único instrumento. Por ello, considero que el reconocimiento es merecido, sin olvidar en ningún momento que los profesionales en la materia deberían ser la primera opción.

Remarcado esto, y antes de comenzar con el conteo, decir también que se han descartado todos aquellos actores y actrices que comenzaron en doblaje y que, posteriormente, alcanzaron la fama a través de algún trabajo televisivo, teatral o cinematográfico. Así, no contabilizarán grandísimos actores y actrices como Michelle Jenner, Ana Wagener, José Luis Gil, Luis Varela, Eduard Farelo, Constantino Romero, Fernando Guillén, Pedro Casablanc o Joan Pera (por mencionar solo a unos cuantos).

Josema Yuste-El Genio en Aladdín

Josema Yuste junto al Genio de Aladdín. Fuente: as.com

Sin duda, conviene empezar por quien puso de moda el star-talent dentro del mundo del doblaje. El fichaje de Robin Williams para una de las cintas más emblemáticas de Disney fue, en su momento, más que comentado y notorio. De hecho, se usó como reclamo publicitario por parte de la “Casa del Ratón”, lo que enfureció enormemente al cómico (al respecto de esta cuestión, Lindsay Ellis tiene un vídeo muy interesante…).

El Genio fue animado a raíz de las múltiples improvisaciones e imitaciones por las que Williams era tan conocido; con lo cual, para su versión española, Yuste tuvo que enfrentarse a una tarea harto complicada: estar a la altura de un personaje creado por y para otra persona. Con todo, logró hacer “suyo” al personaje y, a pesar de casi 30 años desde aquello, una considerable parte del público recuerda todavía con cariño su particular interpretación.

El integrante de Martes y Trece nos brindó un genio de la lámpara histriónico, bobalicón, lleno de energía; capaz de cantar (dos momentos que tiene para lucirse en la cinta), imitar a Groucho Marx, a una azafata de vuelo (con cierto deje argentino) y, acto seguido, balar como una oveja. El Genio implicaba registros muy variopintos y alocados pero, por encima de todo, mucho corazón. Precisamente, la escena final en la que Aladdín lo libera y se despiden todavía puede sacar alguna que otra lagrimilla al espectador y, en gran medida, se debe al matiz tierno que Yuste le aporta con su voz (“Tú siempre serás un príncipe para mí “).

Posteriormente y, a diferencia de Robin Williams (quien regresó tras el desengaño con Disney en la tercera película), Yuste retornaría para la primera secuela “directa a vídeo” de Disney: El retorno de Jafar (Stones, 1994). Sin embargo, luego no doblaría al Genio ni en la serie animada ni en la última película, siendo sustituido por el versátil y “genial” (chascarrillo fácil) Pep Antón Muñoz.

En cualquier caso, Yuste fue de los primeros “famosos” en doblar y realizar un trabajo destacable. Se ganó el cariño y respeto de muchos espectadores, a pesar de tener que hacer frente a un titán de la comedia como el añorado intérprete de Hook (Spielberg, 1991). Además, ha doblado a otros personajes animados como al simpático robot B.E.N. (Martin Short) en El Planeta del Tesoro (Clements & Musker, 2002) o a la inmensa mayoría de secundarios en la gamberra y ácida Team America: La policía del mundo (Parker, 2004).

Anabel Alonso-Dory en Buscando a Nemo

Anabel Alonso durante el doblaje de Buscando a Dory. Fuente: Fotogramas

Esta pez cirujano azul despistada, parlanchina y olvidadiza contaba con la voz de la presentadora Ellen DeGeneres en versión original. Aquí, la elegida para encarnar al encantador personaje fue Anabel Alonso, quien por aquel entonces interpretaba a Diana Freire en la popular sitcom 7 vidas (1999-2006).

¿Qué decir de su labor en esta película? La mímesis con el original es, prácticamente, imperceptible. Y, precisamente, muchos actores de doblaje a menudo apuntan a que su trabajo se puede calificar como “bueno” cuando no se percibe el “engaño”; o sea, la sustitución de la voz original. Efectivamente, Anabel Alonso sonaba tan natural como Dory que casi parecía que lo hubiesen escrito para ella. Desde su forma de hablar acelerada hasta sus constantes desvaríos, pasando por sus apartes o paréntesis en mitad de una frase para aclarar su revuelta mente… ¿Y cómo olvidar los cantos del personaje cuando habla “balleno“? Fue un doblaje, sencillamente, icónico y que, a ojos (más bien, oídos) de este humilde espectador, superaba con creces a la versión original.

No debía ser el único que lo pensaba pues, cuando se anunció la secuela de Buscando a Nemo (Buscando a Dory) y se especuló que la intérprete no regresaría para doblar al pescadito, se armó tal revuelo en redes que Disney tuvo que salir a calmar a las masas. Esto demuestra que, pese a lo olvidadizo del personaje, supo labrarse un hueco en la memoria colectiva (y en el corazoncito) del público. Y es que hay demasiadas frases de Dory que, enunciadas en la boca de Anabel Alonso, hacen sonreír a niños y adultos por igual: “Sigue nadando, sigue nadando, nadando…” o “Voy a P.Sherman, Calle 42, Wallaby, Sidney“, por citar un par.

Por otra parte, aunque Dory fue el rol con el que la actriz ganó una muesca en su revólver, otra simpática incursión de su carrera en el mundillo del doblaje llegó en forma de una ardilla hiperactiva, Balita, personaje de La increíble ¡pero cierta! historia de Caperucita Roja (Edwards, 2005). No obstante, en este papel costaba reconocerla, puesto que alteraron el pitch de su voz y se lo aceleraron, a excepción de un momento del film que me resisto a destripar…

José Mota-Mushu en Mulán

José Mota doblando en la película animada Ozzy. Fuente: Atresmedia Cine

Un claro ejemplo de que la similitud con la voz original no es lo que se debe priorizar en doblaje, sino la habilidad para “pegarse” a los labios y aura del personaje en cuestión. Ciertamente, la voz de José Mota no podía diferir más de la de Eddie Murphy, pero el comediante fue capaz de captar “el núcleo” de Mushu, es decir, la esencia del personaje. El dragoncito es un charlatán astuto, con mucho carácter (debido a las constantes vejaciones por su tamaño) y algo cínico; un espíritu animal que busca recuperar su estatus entre los ancestros de la protagonista y que, a pesar de sus meteduras de pata, improvisa y los corrige sobre la marcha (a la escena en la que decapita al Gran Dragón de piedra me remito).

A pesar de que Mushu fue creado a partir de la personalidad de Eddie Murphy, el integrante de Cruz y Raya consiguió llevárselo a su terreno sin necesidad de apropiarse del personaje y actuar como le viniera en gana. Aún teniendo timbres tan distintos es fácil apreciar, tras diferentes visionados y comparativas, que Mota sabe encontrarle el punto exacto a Murphy como para entonar y replicar sus emociones sin copiar su timbre. Tan resultona tuvo que ser la simbiosis como para que el experimento se repitiese en Shrek (Adamson & Jenson, 2001), en un rol igual de cómico pero algo más cargante (adrede) como era el memorable y (también) bocazas Asno.

Sin embargo, lo que verdaderamente es digno de aplaudir de Mota, además de su talento delante del micrófono, es su enorme respeto hacia la industria del doblaje. En multitud de entrevistas, el cómico ha profesado su amor por esta profesión, aplaudiendo la labor (a menudo, ninguneada) de los actores y actrices de doblaje profesionales. Por ejemplo, durante la promoción de Shrek: Felices para siempre (2011).

Otros trabajos destacados del manchego frente al micrófono son el neurótico y entrañable Mike Wazowski de Monstruos S.A. (Docter, 2001), el estafador y codicioso Freddy de Las aventuras de Tadeo Jones (Gato, 2012) o el inquieto pájaro Chuck de Angry Birds: la película (Kaytis & Reilly, 2016). Mota incluso realizó una incursión en imagen real, puesto que dobló a Abe “Azul” Sapien (Doug Jones), el hombre anfibio de Hellboy: El ejército dorado (Del Toro, 2008) con un más que digno resultado.

Como curiosidad final a apuntar, pese a no regresar para la olvidable secuela de Mulán 2 (donde fue sustituido por David Robles; voz habitual de Jamie Dornan o Leonardo DiCaprio), Mota sí que retomó el papel de Mushu en una serie animada que muchos recordarán con cariño: House of Mouse (Disney Channel, 2001-2004).

Alexandra Jiménez-Scarlet Overkill en Los Minions

Alexandra Jiménez durante la promoción de Los Minions. Fuente: elmundo.es

Decir que esta actriz y comediante zaragozana es una de las grandes humoristas de nuestro país es quedarse corto. No solo ha demostrado tener una enorme variedad de registros, actuando en dramas como Las distancias (Trapé, 2018), thrillers como la miniserie El inocente (Netflix, 2021) y comedias como Embarazados (Macías, 2016) o Superlópez (Ruiz Caldera, 2018), también tiene un carisma natural más que evidenciable en sus múltiples monólogos.

En Los Minions (Balda & Coffin, 2015) interpretó a Scarlet Overkill, una supervillana sesentera digna de la galería de villanos de los tebeos clásicos de Marvel o del Bond de Sean Connery. Con su risa maníaca, personalidad volátil y sadismo enmascarado bajo dulzura maternal, la cómica reconoció que interpretarla fue tanto un reto como un regalo. En una entrevista para la revista Acción Cine, Jiménez describió su experiencia doblando como algo “diferente” y “divertido”, comentando que le encantaba la dualidad del personaje.

Desde luego, aunque la monologuista está prácticamente irreconocible en el rol, durante el visionado se percibe que quien estuvo detrás del micrófono se lo pasó en grande. Susurra, grita, ríe, encandila, amenaza, traiciona, enfurece… En resumen, todos los estados en los que nos gusta ver a una buena villana.

Sin duda, tanto el personaje (Sandra Bullock en VO) como la particular interpretación de Jiménez son lo mejor de este pasable spin-off de Gru: mi villano favorito (Renaud & Coffin, 2010). Para el recuerdo queda aquella escena en la que narra a los tres torpes Minions su “particular” versión del cuento de Los tres cerditos

Emma Penella-Edna Moda en Los Increíbles

Emma Penella recogiendo el Goya de Honor (póstumo) de su marido, Emiliano Piedra. Fuente: IMDB

Emma Penella fue, es y será una leyenda de la interpretación para nuestro país. Compaginó el teatro (empezando como meritoria en el Teatro María Guerrero) con el cine, apareciendo en películas tan sonadas como Cómicos (Bardem, 1954), El Verdugo (García Berlanga, 1960) o La estanquera de Vallecas (de la Iglesia, 1987).

Sin embargo, quienes se criaron durante la década del 2000 la recordarán con cariño por su inmensa Doña Concha en Aquí no hay quien viva (Antena 3, 2003-2006). Aquella vecina cotilla, malhumorada y sin pelos en la lengua (cómo olvidar su “Váyase, señor Cuesta. ¡Váyase! “) la convirtió en un icono para toda una generación desconocedora de su impresionante bagaje interpretativo. De hecho, parte del histrionismo (sobre todo, los gritos) y mala leche de su Concha permean hasta este peculiar personaje de Pixar. Podemos recordar, por ejemplo, la escena en la que golpea cómicamente a una llorona Elastigirl (Beatriz Berciano) y le grita para que esta recupere el espíritu aventurero y decidido de su juventud (“Adoro tus visitas…”).

Con su reconocible voz rasgada y grave consiguió dotar a la diseñadora de la fuerza y personalidad propias de una diva, conservando el acento italiano de la versión original pero con un timbre distinto, claramente femenino, al fingido por Brad Bird (director de la película de Los Increíbles y quien pone voz a Edna en VO). Pese a saber en todo momento que Edna era Penella, en ningún momento “sacaba” de la película porque su voz era acorde a la personalidad de la modista (como Mota, supo captar “el núcleo” de Edna).

Tristemente, Penella nos dejó en 2007, imposibilitando su regreso para la secuela de 2018. No obstante, su legado como actriz es tan inmenso (incluido su breve paso por el mundo del doblaje) que jamás será olvidada.

Mr. Increíble: “Eres la mejor de las mejores, Edna.”

Edna Moda: “Sí, lo sé, ‘mio caro’. Lo sé…”

Como reflexión final, este artículo no pretende ser una defensa a ultranza de la inclusión de “famosetes” dentro del sector del doblaje, sino un reconocimiento a aquellos casos contados que, no solo han alabado el trabajo de sus “hermanos de gremio”, sino que han demostrado sobradamente su esfuerzo e ilusión frente al atril.

Quizá hablar de “intrusismo” en un mundo tan subjetivo y artístico como la interpretación pueda resultar arriesgado, sobre todo teniendo en cuenta que actores más que consagrados como Christian Bale o Ben Kingsley jamás pisaron una escuela de interpretación y labraron su carrera a base de practicar (y de cierto “don” natural).

No obstante, negar que en España (al igual que en Estados Unidos) estas “elecciones artísticas” se destilan frecuentemente y que suelen ir en detrimento del público, de los profesionales, de las nuevas promesas del sector y, por supuesto, del producto original, sería mentir descaradamente. Desde luego, la última decisión no deja de estar en manos de las distribuidoras, por lo que expresar nuestro descontento y nuestro respeto hacia los actores de doblaje y el trabajo “bien hecho” nunca está de más. Es vital recalcar la palabra “respeto” porque tampoco es de recibo la cantidad de improperios y amenazas que ha recibido, por ejemplo, Lola Índigo desde redes sociales durante estas últimas semanas…

Desde luego, este último ejemplo de Space Jam 2 pone sobre la mesa una cuestión para los ejecutivos y productoras: si vais a llamar a un famoso como reclamo publicitario, por lo menos que sea alguien que haya tenido contacto previo con el mundo de la interpretación (los actores de doblaje son, valga la redundancia, actores).

En conclusión, el doblaje es y debería estar considerado como lo que es: una rama más dentro de las artes interpretativas. Por tanto, merece tanto respeto y dedicación como una actuación frente a un auditorio o la gran pantalla. Cierro con un simpático vídeo en el que el actor Gary Oldman explica su opinión respecto al intrusismo en el mundo de la actuación:

Los estrenos para volver a disfrutar en el cine

Superhéroes, cine de autor, musicales… En definitiva, cintas que darán que hablar. Muchos son los estrenos programados para los próximos meses y llamar al público de vuelta a las salas. Toma nota.

La pandemia ha supuesto un importante golpe para las salas de cine, las grandes producciones decidieron retrasar su fecha de estreno o pasar directamente a las plataformas. Sin embargo, con la vuelta a la normalidad, aunque manteniendo las medidas de seguridad en las salas, los grandes estrenos comienzan a llegar.

A continuación vamos a repasar esas películas que están llamadas a captar nuestra atención en las próximas semanas y meses. Unos títulos que seguro que comentaremos desde Voz Nueva.

23 de julio: Space Jam 2 y El Cover

El Cover y Space Jam 2. Fuente: Imdb.com/fotogramas.es

25 años después de la primera entrega, los Looney Tunes vuelven al cine, esta vez con la estrella de baloncesto Lebron James. Una cinta familiar y que promete acción y efectos especiales en esta mezcla del mundo real con la animación.

Secun de la Rosa se estrena como director en El Cover, un homenaje a los cantantes de bolos en Benidorm con un joven reparto y que quiere poner ritmo al verano con versiones de diferentes clásico.

Ambas películas están ya en los cines… ¿a qué esperas?

30 de julio: Jungle Cruise, Tiempo y Donde caben dos

Fotogramas de las cintas de estreno. Fuente: fotogramas.es

El final de julio viene cargado de importantes estrenos. Por un lado, Dwayne Johnson y Emily Blunt protagonizan la nueva cinta de Disney. Una historia de aventuras a bordo de un barco que deberá superar peligrosos obstáculos durante su viaje. Una película para todos los públicos que también se verá con acceso Premium en Disney+.

Por otra parte, el reconocido director Shyamalan (Múltiple, El Sexto Sentido) vuelve con una historia de suspense y terror en Tiempo. En una paradisiaca playa, una familia deberá luchar contra una fuerza sobrenatural a contrarreloj, debido a que con el paso de las horas van envejeciendo de forma acelerada. Una cinta de misterio que nos sorprenderá y nos mantendrá pegados a la butaca.

Por último, Ernesto Alterio, Ricardo Gómez, Anna Castillo, Carlos Cuevas y María León son algunos de los nombres de un reconocido y nutrido reparto que protagonizan una comedia sobre las relaciones de todo tipo. Donde caben dos dará que hablar en la cartelera.

6 de agosto: El Escuadrón Suicida

El Escuadrón Suicida. Fuente: imdb.com

Una de las superproducciones más esperadas del años. Cinco años después de la primera entrega, el escuadrón suicida vuelve a la carga y con ellos algunos personajes de gran calado popular como Harley Quinn (interpretada por Margot Robbie), que protagonizó una cinta el pasado año.

13 de agosto: Live is Life

Live is Life. Fuente: fotogramas.es

El director Daniel de la Torre se pone al frente para llevar a la gran pantalla una historia de amistad, aventuras y buenos sentimientos escrita por Albert Espinosa (creador de Pulseras Rojas). Con un joven reparto, la cinta despertó buenas críticas en su pase en el Festival de Málaga. Una película llamada a emocionarnos en las salas este verano.

18 de agosto: Free Guy

Free Guy. Fuente: noescinetodoloquereluce.com

Ryan Reynolds es la estrella absoluta de esta comedia con acción y muchos efectos especiales. En la película un trabajador de un banco descubre que en realidad es un jugador dentro de un videojuego. Con esta premisa, que nos recuerda a títulos como El Show de Truman, el director Shawn Levy (saga Noche en el Museo) nos promete hacer reír y pasar un buen rato en el cine.

20 de agosto: Annette

Annette. Fuente: imdb.com

Recién estrenada en el Festival de Cannes, donde se ha alzado con el premio a mejor dirección para Leos Carax, Annette es una de las cintas del verano. Adam Driver (Historia de un Matrimonio) y Marion Cotillard (ganadora de un Óscar) protagonizan un musical excesivo visualmente con una historia sobre la paternidad de un comediante en horas bajas y una cantante de ópera. Un película llamada a dividir: la amas o la odias.

27 de agosto: Reminiscencia y Candyman

Reminiscencia y Candyman. Fuente: imdb.com

Dos estrenos muy interesantes para dejar el mes de agosto.

Por un lado, Hugh Jackman protagoniza un thriller con toques de ciencia ficción. En la cinta, un detective privado atormentado por su pasado ayuda a sus clientes a recuperar sus recuerdos perdidos. Tras esto, descubrirá una conspiración detrás de la desaparición de una cliente suya. Es el debut tras las cámaras de la dirección de Lisa Joy.

Candyman es la secuela de la película del mismo nombre de 1992, aunque funciona como remake de la historia. Un barrio de Chicago se verá amenazado por un misterioso hombre con un gancho en la mano que aparece cuando se repite su nombre cinco veces en un espejo. Con esta premisa, la cinta promete terror y sangre, siguiendo la estela de su predecesora. Tras el proyecto está el guionista Jordan Peele (Déjame Salir).

3 de septiembre: Shang-Chi, Maligno y After: Almas pérdidas.

Fuente: sensacine.com

Comienza septiembre a lo grande con tres estrenos de renombre.

Tras Viuda Negra, Marvel vuelve a las salas con un nuevo superhéroe: Shang-Chi. Este héroe de origen chino y afincado en los Estados Unidos, luchará con un estilo de combate que mezcla kung-fu, nunchaku y armas de fuego. Un nuevo paso en la fase 4 del universo Marvel. Será el debut de Simu Liu como protagonista y estará acompañado por la actriz Awkwafina (The Farewell).

James Wan director de la saga Expediente Warren, vuelve a traer una historia de terror. Dos mujeres deben huir de un monstruo que las persigue. Promete pasar un rato aterrador pegado a la butaca.

Por último, la saga After da a su fin con su tercera entrega, que podría ser todo un éxito de taquilla como los dos títulos anteriores.

10 de septiembre: Madres paralelas

Fotograma de la película. Fuente: elespañol.com

Tras el éxito de Dolor y Gloria, Pedro Almodóvar vuelve con su nueva película. Penélope Cruz, Aitana Sánchez Gijón y Milena Smit son las protagonistas de este drama sobre dos mujeres que dan a luz el mismo día. Con estreno mundial unas semanas antes en el Festival de Venecia, la nueva cinta del manchego está llamada a ser uno de los eventos cinematográficos del año.

17 de septiembre: Dune

Dune. Fuente: espinof.com

Timothee Chalamet, Zendaya, Oscar Isaac, Javier Bardem, Rebeca Ferguson, Dave Bautista y Jason Momoa entre otros conforman el reparto estelar de Dune, todos ellos a las ordenes del reconocido director Denis Villeneuve. La gran superproducción del año que trata de llevar a la gran pantalla una novela de Frank Herbert, que en los años 80 adapto David Lynch. Ambientada en la ficticia Arrakis, una disputa entre familias por el poder desencadenara una trama de traiciones e intrigas.

Las fechas de algunos de estos estrenos pueden cambiar por decisión de las distribuidoras. Esperamos que hayas tomado nota, porque seguro que tu vuelta al cine será con algunas de estas películas.

La Fortuna de Movistar + ya tiene fecha de estreno

La Fortuna, una serie original de la plataforma de streaming Movistar +, se estrenará en septiembre de este 2021. La serie estará protagonizada por Álvaro Mel y Ana Polvorosa.

El director español Alejandro Amenábar, tras el éxito del largometraje realizado para Movistar + Mientras dure la Guerra, se atreve ahora con una serie para la plataforma, La Fortuna. La plataforma de streaming anunciaba a través de sus redes sociales que el estreno de la serie será en septiembre de 2021, acompañando el anuncio con el teaser oficial.

Teaser oficial de La Fortuna

La serie está inspirada en el cómic de El Tesoro del Cisne Negro de Paco Roca y Guillermo Corral. La trama reconstruye la historia del navío español Nuestra Señora de las Mercedes, y como este sufrió el acoso de fragatas británicas que pretendían robarle un tesoro que constaba de una gran cantidad de monedas de oro y plata.

Tal y como podemos ver en el avance, Álex Ventura, un joven será el encargado de recuperar ese tesoro submarino robado por Frank Wild, un aventurero que saquea el patrimonio de las profundidades del mar por todo el mundo. Ventura realizará esta misión con la ayuda de Lucía y Jonas Pierce, un abogado norteamericano. La serie constará de seis episodios de 45 minutos que desarrollaran la historia de nuestro protagonista, caracterizada por la acción y la aventura, que promete cautivar a su público.

Primeras imágenes de los protagonistas de la serie. Fuente: Movistar +

La Fortuna cuenta con un gran reparto. En el papel de Álex Ventura se encuentra Álvaro Mel, interpretando a Lucía cuentan con Ana Polvorosa. También formarán parte del elenco Stanley Tucci, Clarke Peters, T Nia Miller, Karra Elejalde, Manolo Solo, Blanca Portillo y Pedro Casablanca.

Primeras imágenes de la serie. Fuente: Movistar +

Tras su estreno en septiembre en España, la serie llegará a países como Estados Unidos o a Latinoamérica aproximadamente en 2022. Este estreno al otro lado del charco lo dará de la mano de la plataforma AMC+, en su apartado de contenidos exclusivos, AMC Networks. Esta plataforma actualmente se encuentra disponible para los clientes de Amazon Prime Video Channels, Apple TV, Roku Channels o Youtube TV, entre otros.

La Fortuna es una producción original de Movistar + junto con AMC Studios y MOB Pictures. Está dirigida, por Alejandro Amenábar, tal y como comentábamos anteriormente, que también se ha encargado junto a Alejandro Hernández del guion. En la dirección de fotografía la serie cuenta con Álex Catalán, encargados de la producción ejecutiva encontramos a Domingo Corral, Fran Araújo, Fernando Bovaira, Helen Martí, como director de arte a Juan Pedro de Gaspar. A cargo del sonido está, Aitor Berenguer, de los efectos especiales, Raúl Romanillos y del montaje Carolina Martínez Urbida.

Foto del Rodaje de la serie. Fuente: Movistar +

Todos los episodios de la serie han sido rodados personalmente por Amenábar. El rodaje de La Fortuna terminó el pasado mes de abril, fecha en la que también Movistar + publicó las primeras imágenes. El rodaje ha tenido lugar en la Comunidad de Madrid, Zaragoza, Cádiz, Euskadi, Galicia y algunos escenarios norteamericanos.

Sin duda alguna, la serie tiene muy buena pinta y un gran elenco que atraerá bastante al público. Nosotros no nos la vamos a perder, ¿y tú?.

Los orígenes de la Viuda negra (Black Widow) como despedida de Scarlett Johansson

Llega a los cines la última entrega de Marvel donde nos despedimos de la Viuda Negra, interpretada por Scarlett Johansson. A pesar de ello, se integran nuevos personajes en el UCM.
Fuente: Hipertextual

La nueva entrega de Marvel ha decidido contarnos esta vez la historia de una heroína de la que se tenían muy pocos detalles. Hasta ahora, la conocida como Viuda Negra aparecía en numerosas películas, siendo incluso protagonista de muchas de ellas, pero en ninguna se desvelaba nada sobre su origen.

Fuente: Los Interrogantes

ALERTA SPOILER! Si no has visto Vengadores: Infinity War no leas el siguiente párrafo.

Tras ver los Vengadores: Infinity War sabemos cómo va a ser su trágico final. No obstante, no por ello podemos perdernos esta película que nos enlaza y antecede en el tiempo ficticio de Marvel con muchas películas de los Vengadores.

Como ya se ha mencionado, en esta película se contará los orígenes de Natasha Romanoff, alias Viuda Negra o Black Widow. La acción trascurre tras los acontecimientos de Capitán América: Civil War y antes de los Vengadores: Infinity War. Sin embargo, lo que más se desvela en esta película es el pasado del personaje, mostrando al espectador sus oscuros orígenes.

En cuento al reparto, se encuentran nuevos personajes que probablemente volveremos a ver en nuevas entregas como Yelena (Florence Pugh) quien realizará un papel muy cercano a la protagonista que se desvelará poco a poco en la película. Se debe reconocer que Pugh es una actriz que cada vez se está haciendo más un hueco en el mundo del cine. La podemos recordar en películas como Mujercitas, Midsommar

Fuente: Marvel.com

Otros nuevos integrantes que se mencionan son Melina, interpretada por Rachel Weisz, y Alexei cuyo personaje interpreta David Harbour. Ambos formarán parte del equipo de Natasha para afrontar los problemas que se irán aconteciendo. Ambos actores han salido en series muy conocidas como la Momia de 1999 donde encontramos a Weisz o Stranger Things y el mítico personaje de Harbour que todos conocemos.

Fuente: IGN España
Fuente: Twitter

Respecto a la aparición de otros personajes de este mundo, encontraremos al Capitán américa y Ojo de halcón, aunque lamentablemente no aparecerán físicamente pero estarán muy presentes en muchos argumentos.

Desgraciadamente, tras esta entrega, se confirma que Scarlett Johansson abandona el mundo Marvel, calificando su adiós como “una despedida agridulce”.

“Ha sido una década increíble trabajando en la familia de Marvel. Voy a echar de menos no verles cada 18 meses”

“Pero me siento orgullosa de esta película, y creo que está bien salir por todo lo alto. Esta película es muy diferente de las otras que hemos hecho en Marvel hasta ahora, como he dicho, es una salida agridulce”

Scarlett en Good Morning America

A pesar de esta despedida, el UCM (Universo cinematográfico de Marvel) continúa y en 2022 y 2023 prevé muchos proyectos como vemos al final del siguiente vídeo.

Valoración de la película

Puntuación: 3 de 5.

Es una película que recomiendo para todo quel que disfrute del mundo Marvel. Nos ofrece cohesión temporal para entender qué sucede con el pasado de la Viuda Negra que tan oculto se tenia. Además, enlaza con una posible secuela donde podríamos encontrar como protagonista a Yelena. O como de costumbre que enlace con otra película de Marvel como sucedió con los Vengadores.

Es un film donde encontramos todo lo que esperamos de una película de Marvel, una buena acción y puesta en escena, acompañado por supuesto de efectos especiales y sin abandonar su particular humor.

Además, como todas las demás películas, son continuamente mencionados otros superhéroes de marvel, de forma que continuamente vamos a ver referencias a los vengadores.

No es una de las mejores películas de este gran mundo ficticio y por ahora, a no ser que saquen una secuela que enlace con otras películas, no es esencial.

Sin embargo, entretiene, explica el tan esperado origen de la Viuda Negra y nos hace disfrutar una vez más el papel que desempeña Scarlett Johansson. Por tanto, la aconsejo totalmente a sabiendas que no es la mejor película de MarvelStudios.