Adiós a una leyenda del fútbol

Muere Maradona tras sufrir un paro cardíaco
Diego Maradona tras ganar el Mundial de Fútbol. Fuente: Twitter @clubaunion

Este 25 de noviembre de 2020 será recordado por muchos amantes del fútbol de ahora en adelante. Diego Armando Maradona ha fallecido tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, según anuncia el periódico argentino Clarín.

El ex-futbolista, fue internado a principios de este mes en una clínica de Buenos Aires, debido una fuerte deshidratación, anemia y lo que calificaron como “bajón anímico”, según algunos medios. Tras una serie de revisiones y chequeos, los médicos encontraron un hematoma subdural, por lo que tuvo que ser intervenido rápidamente en quirófano. Una vez terminada la operación, se instaló en su casa de Tigre, localidad situada al norte del país, donde finalmente ha fallecido.

Maradona, junto a otros futbolistas como Pelé, es considerado por muchos, como uno de los mejores futbolistas de la historia del fútbol a nivel mundial. Nadie olvidará su figura como capitán en el Mundial de Fútbol de México de 1986. Con dos goles históricos que marcó contra la selección de Inglaterra, uno de ellos permanecerá en la memoria tras meterlo con la mano.

Mas de 30 años después de aquello, el mundo entero le dice adiós a una leyenda a imitar en Argentina y un icono en el fútbol italiano, en concreto, Nápoles. En España, se recordará su paso por el F.C. Barcelona y el Sevilla Fútbol Club.

El apodado “Pelusa” aparecería por última vez públicamente el pasado 30 de octubre, fecha de su 60 cumpleaños, en agradecimiento por las felicitaciones provenientes de diversas figuras del deporte. “Arranco mis 60 años con estos maravillosos mensajes que me dan la vida. Gracias por tanto cariño, gracias por su amistad. Este es el mejor regalo de cumpleaños que ustedes me podrían haber hecho”, publicó en su cuenta de instagram, junto al respectivo vídeo.

El Atlético de Madrid da un golpe sobre la mesa

El Atlético de Madrid suma tres puntos históricos ante un F.C. Barcelona, rompiendo una mala racha.
Jugadores del Atlético de Madrid abrazándose tras el gol de Carrasco. Fuente: Twitter @tgcope

Décima jornada de la LaLiga Santander disputada en el Wanda Metropolitano, estadio del equipo colchonero. Tras el parón de selecciones, el F.C. Barcelona se enfrentaba a un Atlético de Madrid que aún no conocía derrota en lo que llevaba de liga, sumando 5 victorias y 2 empates, y ocupando el tercer puesto de la tabla. Simeone recuperaba a tres jugadores de la primera plantilla: Carrasco, Diego Costa y Vitolo, pero con la ausencia de Luis Suarez, baja por positivo en coronavirus.

En la línea azulgrana, por su parte, no sumaba tan pocos puntos desde la temporada 2002-2003, aunque se ha podido apreciar una cierta mejoría tras la goleada del pasado 7 de noviembre al Real Betis. Kouman sacaba su once de gala, con la ausencia de su estrella emergente, Ansu Fati, baja por lesión. Leo Messi se enfrentaba a uno de los partidos más importantes de la temporada, aún envuelto en la polémica sobre su salida del Camp Nou, aún más cerca que nunca.

Se pita el comienzo de la primera parte. Ambos equipos mostraron un nivel muy igualado, pocas llegadas a portería, pero con ocasiones muy claras. Los porteros han tenido cierto protagonismo. Por un lado, Oblack pararía el que fue el tiro más claro de Messi en todos los primeros 45 minutos. Mientras que Ter Stegen sacaría la palma de su mano por la escuadra, para evitar el primer gol del Atlético. Sin embargo, lo que este último no vería venir sería el gol de Carrasco, tras un caño en medio campo. El jugador azulgrana, Dembelé, quien fue uno de los más dinámicos, se marcharía al descanso con ciertas molestias tras la caída con el mismo autor del gol.

Caño de Carrasco a ter Stegen que después se transformaría en gol. Fuente: Twitter @InvictosSomos

Con el comienzo de la segunda parte, las cosas no cambiarían demasiado. El F.C. Barcelona lo intentaría sin mucho éxito, encontrándose con Oblack en el camino. Las cosas empeorarían con la lesión de Piqué en la rodilla, quien sería sustituido por Dest, y posteriormente, con la lesión muscular de Sergi Roberto. Leo Messi se mostró gris durante todo el partido, sin generar mucho peligro. El Atlético de Madrid, por su parte, tendría ciertas ocasiones claras, pero sin encontrar el segundo gol que sentenciaría el partido. La sustitución de Llorente por Diego Costa, quien salía de una lesión, no supondría un gran cambio para el sistema establecido de Simeone. Aun así, esto no le impidió la victoria.

Piqué tendido en el suelo tras el golpe en la rodilla. Fuente: Twitter @TelemundoSports

El Atlético de Madrid rompe la mala racha que le llevaba persiguiendo durante 14 años al vencer al F.C. Barcelona, consiguiendo el segundo puesto en la tabla y convirtiéndose así, en unos de los mejores candidatos a optar por la liga esta temporada.