El 28-F, una historia de tragedia y orgullo

Andalucía conmemora cada año su reconocimiento como autonomía dentro del mapa de España. El camino hasta el 28 de febrero de 1980 es una historia de tragedia y orgullo que jamás caerá en el olvido

El mes de febrero cuela en las aulas de toda Andalucía el pan con aceite, las pajitas con la verde y blanca, el himno de Blas Infante y, sobre todo, orgullo. Orgullo porque hoy en día, se saca la bandera gracias a la lucha de los más mayores hace más de 40 años. Los andaluces marcan en rojo el día 28 de febrero como el día grande de su tierra. Tal día de celebración perdura a través de las generaciones, pero es importante saber la raíz de lo conmemorado. ¿Por qué el 28-F? ¿Qué ocurrió aquel dia para que en la actualidad sigamos recordándolo? Responder a estas cuestiones nos lleva hasta el 1977. Damos un repaso al antes y al después del 28 de febrero de 1980.

La Andalucía preautonómica

Toda historia tiene un comienzo. La de la autonomía andaluza lo tuvo el 4 de diciembre de 1977, un día que permanece en la memoría de muchos andaluces. Tras una larga dictadura, Andalucía quería «volver a ser lo que fue». En plena Transición, miles de personas se echaron a las calles con la bandera verde y blanca para reclamar su reconocimiento como autonomía. Se estima que alrededor de un millón y medio de personas acudieron a la llamada de la Asamblea de Parlamentarios en las capitales de las provincias. La manifestación era pacífica hasta que en Málaga, un disparo de la policía acabó con la vida de un joven de 16 años. Su nombre, Manuel José García Caparrós. Hoy, es símbolo de aquella lucha. El 28-F no se entendería sin aquel fatídico, pero fundamental día para el devenir de Andalucía.

Manifestación del 4 de diciembre de 1977. Fuente: IES El Arenal
Ataúd de García Caparrós. Fuente. Público

Apenas un mes después, el 7 de enero de 1978, la Asamblea de Parlamentarios andaluces aprueba un proyecto de Decreto para regular el régimen preautonómico. El 27 de abril, el Real Decreto Ley 11/1978 concede la preautonomía a Andalucía. Un mes más tarde, Plácido Fernández Viagas es investido presidente de la Junta preautonómica. Ya en 1979, los resultados de las elecciones generales hacen posible la constitución de la Junta de Andalucía, con Rafael Escuredo elegido presidente. La nueva Junta decide acogerse a la vía del artículo 151 de la Constitución Española para lograr la autonomía. Más del 95% de los ayuntamientos y las diputaciones provinciales respaldaron la iniciativa. Una comisión de nueve representantes de los partidos parlamentarios aprobaron un anteproyecto de Estatuto en Carmona.

El 28-F y el Estatuto de Autonomía

El día clave, ese que celebramos cada año, fue el 28 de febrero de 1980. El pueblo se pronunció sobre el proyecto de autonomía y un futuro Estatuto. El gran apoyo obtenido generó un extenso debate en las Cortes Generales pese a que en Almería no se alcanzó el techo legal. Se modificó la Ley de Referéndum para que la provincia almeriense también formase parte del proceso. Otra modificación, la de la Ley Orgánica de modalidades de referéndum, desbloqueó el paso de Andalucía a autonomía, incluyendo a Almería, cuya no ratificación fuese sustituida por las Cortes previa petición de los diputados y senadores de la provincia.

Celebraciones tras el referéndum del 28-F. Fuente: El Correo Web

Un año después del referéndum, la Asamblea de parlamentarios aprueba el proyecto del «Estatuto de Carmona», tomando como referencia el borrador de 1979. En octubre, se sometió a referéndum y encontró el apoyo de la ciudadanía. Solo quedaba su ratificación por parte del Congreso, el Senado y, por último, del rey Juan Carlos I.

Las primeras elecciones parlamentarias

El 23 de mayo de 1982 se celebraron, al fin, los primeros comicios al Parlamento andaluz. Con un 60,42% de participación, el PSOE logró la mayoría absoluta, quedando proclamado presidente electo Rafael Escuredo. El 21 de junio, se constituye por primera vez el Parlamento en el Real Alcázar de Sevilla. Aquellos 109 diputados fueron los encargados durante los siguientes dos años de la transferencia de competencias que en la actualidad posee la Junta. Quedó así culminado el largo camino para ser una autonomía reconocida. Debates, referéndum, gritos en las calles e incluso una vida inocente fue el coste de hacerse un hueco en el mapa de España. Así se forjó la autonomía que conocemos hoy, y por todas esas personas, cada 28 de febrero se saca la bandera blanca y verde.

Diferencia de opiniones de los presidentes autonómicos frente al estado de alarma

Durante la semana pasada, distintas comunidades autónomas pidieron a Pedro Sánchez que decretara el estado de alarma. Sin embargo, parece ser una cuestión política pues, entre las diez comunidades, ninguna liderada por el Partido Popular lo solicitó.

El Gobierno de España, la semana anterior, estableció el estado de alarma en todo el territorio nacional. En un principio, durará hasta el 9 de noviembre. Sin embargo, el Ejecutivo de Sánchez está buscando su prórroga hasta el próximo 9 de mayo de 2021.

Este nuevo estado de alarma restringe la movilidad en todo el país desde las 23:00 horas hasta las 06:00 horas. Sin embargo, las comunidades autónomas pueden decidir si adelantar o retrasar el toque de queda una hora.

Fuente: noticiasfuerteventura.com / Pedro Sánchez en reunión con los presidentes autonómicos.

Esta decisión ha generado cierta controversia de opiniones entre los presidentes autonómicos: algunos de ellos aplauden esta iniciativa mientras otros se muestran reticentes.

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, cree que “está medida es absolutamente necesaria” ya que, según afirma, las comunidades ahora tienen un “paragüas jurídico” que les ampara en la toma de decisiones en función de la evolución de la pandemia.

Fuente: ALERTA / Miguel Ángel Revilla

En el caso de la comunidad cántabra, el toque de queda será de 00:00 horas a 06:00 horas. Revilla hace un llamamiento a la responsabilidad ciudadana porque “el virus sigue presente”.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, publicaba ayer en su cuenta personal en Twitter que su comunidad “ejercerá siempre sus competencias y responsabilidades, sin rehusar la toma de decisiones”.

Fuente: El Español / Juanma Moreno

De manera más directa en un programa de televisión, Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, decía que le parece una “medida oportuna y necesaria”. No obstante, ha tachado de “excesiva” la prórroga hasta el 9 de mayo que el gobierno nacional quiere llevar a cabo.

En Andalucía, el toque de queda se mantiene según lo estipulado por el gobierno nacional.

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, fue unos de los primeros dirigentes que solicitó al ejecutivo de Sánchez la implantación del estado de alarma. “No podemos adoptar las decisiones que necesitamos sin la cobertura constitucional del estado de alarma” declaraba Vara.

Fuente: RTVE / Guillermo Fernández Vara

En el caso de Extremadura, el toque de queda será de 00:00 horas a 06:00 horas.

Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia, en una comparecencia institucional, mostraba al gobierno nacional su “lealtad” y entiende que no es el momento de mostrar diferencias. Así mismo, celebraba el fin de “ofrecer 17 respuestas diferentes a la pandemia que está asolando España.”

Fuente: CAM / Fernando López Miras

Según López Miras, la Región de Murcia solicitaba un “marco jurídico, una garantía, para tomar medidas desde el ámbito autonómico y el gobierno del presidente Sánchez ha considerado que es la mejor figura”.

En la región murciana, el toque de queda se mantiene según el estado de alarma. De 23:00 horas a 06:00 horas.

Javier Lamban, presidente de Aragón, aplaudía la medida de Sánchez. Desde el gobierno regional creen que ayudará a contener las cifras de contagios por COVID-19 que está sufriendo Aragón, la segunda comunidad más azotada en esta segunda ola después de Navarra. La implantación del estado de alarma les facilita “la creación de medidas que de otro modo hubiera sido imposible”.

Fuente: El Periódico / Javier Lamban

La comunidad aragonesa ya había establecido ciertas medidas que, finalmente, fueron tumbadas por los tribunales por afectar a los derechos fundamentales o por no tener ningún soporte legal. Por este motivo, para el gobierno de Aragón es “un alivio jurídico”.

Con casi 700 contagiados por 100.000 habitantes, duplica un 89% la media nacional. Por lo que, el ejecutivo aragonés, ha decretado el toque de queda de 23:00 horas a 06:00 horas, ha confinado perimetralmente la comunidad y se encuentra en nivel 3 de alerta.  

El presidente de Castilla-La Mancha, García-Page, se mostraba de acuerdo con el estado de alarma. Aunque, dice, es una decisión que a nadie le hubiera gustado tener que tomar, pero “se ha hecho lo que se tenía que hacer”.

Fuente: Gobierno de Castilla-La Mancha / Emiliano García-Page

Para el toledano, ahora se crea un escenario sobre el que trabajar y pide a los partidos políticos que “se comprometan a prorrogar el estado de alarma si la situación no mejora” para que no se “regatee cada quince días, como sucedió en la primera ola”.

El toque de queda en Castilla-La Mancha se mantiene de 23:00 horas a 06:00 horas, al menos hasta el 9 de noviembre.

Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, solicitó hace escasos días el estado de alarma. Le parece una medida “necesaria”. Defiende que es el “instrumento jurídico más útil desde la unidad de acción y con espíritu de cogobernanza desde la unidad de acción y con espíritu de cogobernanza” en esta lucha contra el virus.

Fuente: El Mundo / Ximo Puig

El toque de queda en la Comunidad Valenciana es de 00:00 horas a 06:00 horas de la mañana.

Isabel Díaz-Ayuso, presidenta de la comunidad de Madrid, ha modificado su opinión en los últimos días. Lo que en un principio veía como “un fracaso” porque “se podría haber evitado” ahora lo define como “algo positivo porque algunas comunidades van a tener mayor seguridad jurídica”.

Fuente: Comunidad de Madrid / Isabel Díaz-Ayuso

Hasta el momento, los populares abogaban por una reforma legal que diera ciertas coberturas a las autonomías sin ser necesario un estado de alarma.

Uno de los barones del Partido Popular y presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijoo, ha tachado el estado de alarma como “demoledor”. Al líder gallego le parece un “palo sin precedentes”, ya que el gobierno nacional “está generando alarma y desconfianza quizás sin pretenderlo”.

Fuente: 65ymas / Alberto Núñez-Feijoo

Feijóo ha mostrado rápidamente su negativa. “Es un error político, económico y social” decía en una comparecencia institucional.

El presidente gallego opta por una opción B: “a través de una ley y con mucho menos alarmismo”. Desde verano, reclamaba al gobierno de Sánchez la modificación de la Ley de Salud Pública para “ordenar, decidir y no alarmar más a la población y, además, para no seguir ahondando en seguir acabando con el prestigio tan demostrado de nuestra nación en este momento.”

Fuente: navarra.com / Presidentes autonómicos durante la Fiesta Nacional.

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, está de acuerdo con el estado de alarma, pero la posible prórroga la considera “excesivamente larga”.

Fuente: Cadena SER / Alfonso Fernández Mañueco

Castilla y León ya cuenta con más de 500 casos de incidencia acumulada por 100.000 habitantes, por lo que, el estado de alarma “es imprescindible” según Mañueco.

Adrián Barbón, presidente del Principado de Asturias, confirmaba que el establecimiento del estado de alarma es “una declaración necesaria, fundamental para hacer frente al empeoramiento de la situación y frenar los dos elementos que explican la nueva ola de contagios: la Movilidad y el elevado número de contactos estrechos”.

Fuente: El Desmarque / Adrián Barbón

Barbón también solicitó al gobierno nacional el estado de alarma ante el empeoramiento de los datos y de la necesidad de cobertura jurídica. Asturias es una de las cuatro comunidades que se encuentra confinadas perimetralmente.

Pere Aragonés, el recién presidente de la Generalitat catalana, cree que debería gestionarse un estado de alarma para Cataluña gestionado por la Generalitat para “poder gestionarlo mejor y desde el conocimiento del sistema sanitario y de la realidad social y económica del país”. “En Cataluña, la Generalitat de Cataluña” declaraba el líder de Esquerra Republicana de Cataluña.

Fuente: La vanguardia / Pere Aragonès

Aragonès defiende que el Govern ya ha tomado medidas más estrictas y se ha anticipado siempre a las medidas del Gobierno central.

El gobierno vasco se encuentra satisfecho con el decreto de estado de alarma, ya que “ofrece a Euskadi el margen de actuación necesario para responder a la situación y evolución de la pandemia con la agilidad y premura que la emergencia actual requiere”.

Fuente: PNV / Iñigo Urkullu

Sin embargo, la restricción a la movilidad nocturna no es la única medida, ya que Euskadi ha sido confinada perimetralmente.

Concepción Andreu, presidenta de la Rioja, opina que el estado de alarma da “seguridad jurídica para adoptar las medidas que sean necesarias para reducir la preocupante tendencia de contagios y volver a lograr frenar la pandemia”. La comunidad riojana ya ha decretado el confinamiento perimetral del territorio.

Fuente: RTVE / Concepción Andreu

La Rioja fue una de las comunidades que solicitó el estado de alarma a Pedro Sánchez, desde el ejecutivo autonómico dicen que “cualquier medida limitativa de derechos y libertades debe estar absolutamente justificada y motivada y tener la cobertura jurídica adecuada”.

María Chivite, presidenta de Navarra, ha valorado el estado de alarma como “acorde” ya que la comunidad autónoma solicitó el estado de alarma nacional la pasada semana. Lo considera una herramienta “útil para la lucha contra el virus”.

Fuente: Diario de Navarra / María Chivite

Chivite ha manifestado que “distintas medidas recogidas en el decreto ley ya han sido implementadas en Navarra en los últimos días” como por ejemplo, el cierre perimetral de Navarra o los encuentros de seis personas máximo.