El Athletic se convierte en el rival del Barcelona para la final de la Supercopa de España

El Athletic de Bilbao y Real Madrid disputaron la semifinal de la Supercopa de España en La Rosaleda de Málaga. Dos goles del navarro meten al Athletic en la final. El único del Madrid que realizó buen partido y estuvo a la altura fue Asensio. El Athletic de Bilbao fue superior al Real Madrid y consiguió dejarlo fuera de la competencia. El conjunto blanco regaló el partido sin apenas ocasionar peligro en el área contraria, y el Athletic aprovechó para luchar por la plaza en la final de la Supercopa de España.
El Athletic celebrando su primer tanto. Fuente: Jorge Zapata/EFE

No habrá clásico, tras la derrota del Real Madrid, en la final de la Supercopa de España. Los de Zidane comenzaron el partido sin ocasiones de gol y sufriendo por sacar el balón de atrás.  El Athletic supo aprovechar la ocasión y tumbar así al conjunto blanco gracias a la presión que lo ha caracterizado durante todo el partido. El equipo vasco salió al terreno de juego con más intensidad, presionando la salida del juego del Madrid. Eden Hazard intentó adelantar a su equipo con un disparo lejano que paró, sin dificultad Unai Simón. Un buen pase de Casemiro, pero el belga no pudo chutar por la buena actuación de la zaga vasca. En el minuto 18, tras un error de Lucas Vázquez el delantero Raúl García marcó el primero, con un disparo cruzado. El equipo de Marcelino reaccionó tras un error en la salida de balón del Madrid, que robó Dani García y así se originó el primer gol. 

En el primer tiempo, el conjunto rojiblanco sentenciaba el partido. Tras un agarrón en el área del Madrid, Lucas provocó un penalti. Raúl García transformaba el marcador en un dos a cero, tan solo diez minutos después. La oportunidad del mallorquín, Asensio tras una espectacular pared con Hazard no sirvieron de nada. Con ese resultado se marchaban ambos al descanso. 

Raúl García celebrando su gol frente a un Madrid derrotado. Fuente: Jorge Zapata/EFE

En la segunda parte, el Madrid salió con más intensidad y más seguros de sí mismos. Debido a las molestias que sentía Varane, el técnico francés tuvo que realizar un cambio y entró Nacho. Comenzaron a crear peligro, que ya era mucho para lo que habían venido haciendo durante toda la primera parte.  Aún así, el Athletic no se rendía y tuvo la oportunidad de dar el golpe definitivo para los de Zidane, con el remate de Muniain. El conjunto blanco no se rendía y volvía Asensio a la batalla con un disparo potente que se fue a la madera. El gol se acercaba aún más al Madrid y llegó Benzema. Remató un pase de Casemiro dando una esperanza a los madridistas. El gol que finalmente validó el VAR hizo pensar en la probabilidad de ir a la prórroga. En el último cuarto de hora del partido, los merengues consiguieron enfrentarse al Athletic, pero este se defendió impidiéndoles arrebatarle su puesto en la final. El francés volvió a intentarlo pero esta vez el árbitro anuló el gol. Fue el tercer tanto anulado a Benzema por fuera de juego en dos partidos. 

Un Madrid que buscó el empate en los últimos minutos con Ramos y Mariano de delanteros. No obstante no consiguió el gol para forzar la prórroga. El final fue una embestida fallida del conjunto blanco, con Mariano y Ramos metiendo su cabeza en aquel bombardeo. Copió una táctica que caracteriza a los de Marcelino, pero al Madrid no le resultó. Tampoco encontró el auxilio del VAR en un despeje brazo-hombro de Unai Núñez casi a ras de suelo. Así se le fue la pelea por el puesto en la final.

Raúl García, con los dos goles cumplía su sueño, y trajo así el tormento a Lucas Vázquez durante todo el partido. El Madrid se despide del que pudiera haber sido su primer título. La final de la Supercopa se jugará el próximo domingo 17 de enero a las 21:00 horas, enfrentándose el FC Barcelona y el Athletic Club de Bilbao. Mientras tanto, el Madrid, que viene de empatar 0-0 contra el Osasuna, debe centrarse y entrenar duro para el próximo partido en liga frente al Alavés. 

El Valencia empata en Mestalla frente a un Cádiz fiel a su estilo

El Valencia y el Cádiz se reparten los puntos tras obtener un empate en Mestalla. El conjunto gaditano tuvo oportunidades hasta en los últimos minutos, pero no fueron suficientes ante un Valencia que se mostró fuerte, después de estar varias jornadas entre los puestos de descenso. El Choco Lozano adelantó de chilena al Cádiz tras una gran jugada de Espino y Maxi Gómez empató en el minuto 79. 
Un Valencia derrotado frente al conjunto gaditano. Fuente: Goal

El partido que daba por finalizada la décimo séptima jornada de la Liga Santander se disputaba en Mestalla, estadio del Valencia. El Cádiz visitaba la ciudad valenciana marcado por la reciente destitución de Óscar Arias, director deportivo. Además, se le suma los resultados negativos obtenidos en las últimas jornadas, debido a la falta de gol. El equipo de Cervera intentó por todos los medios sumar los tres puntos que no conseguían desde el partido contra el Barcelona, pero el Valencia se lo puso muy difícil. 

El conjunto ché ha conseguido sumar, únicamente, tres victorias en dieciséis partidos de liga. Unos datos que hizo al Valencia llegar con inseguridades al partido frente a los andaluces. Hacía 38 años que el equipo valenciano no se veía tan hundido en la clasificación a estas alturas de la competición. Ha conseguido un punto, pero que poco le vale para sacarlo de las posiciones de descenso. Asimismo, el Cádiz no puede descuidarse y deberá ponerse las pilas en los próximos enfrentamientos. 

Comenzaba el primer tiempo en Mestalla. El Valencia ha conseguido dominar la mayor parte de esta, pero el Cádiz continuaba fiel a su estilo, teniendo el planteamiento claro: dejar jugar al equipo contrario y aprovechar las contras que se le pusieran por delante. Jaume comenzó el partido con doble susto pero nada que pusiera en peligro al conjunto valenciano. Además, ganaban en la salida del balón con la presencia de Guillamón y su fuerte estaba en las idas y venidas de Gayá. Pero, sin duda alguna, la mejor ocasión hasta el descanso fue un cabezazo de Maxi, que obligó a lucirse a Ledesma.  Ambos equipos finalizaban la primera parte sin anotar ningún gol. La lesión de Gameiro antes del descanso fue lo más destacable. 

https://twitter.com/ElForastero1982/status/1346205438715572225

Los gaditanos volvían del vestuario buscando puerta con Lozano. Así comenzaba avisando a los locales. Sin embargo, en el minuto 58, Choco Lozano interceptaba un centro de Espino marcando un golazo de chilena que no dejó indiferente a Jaume. El partido comenzaba a ponerse difícil para el Valencia y los nervios, las prisas y las imprecisiones aparecieron en el conjunto de Javi Gracia. Tras eso, el Cádiz volvía al ataque creando una ocasión que se fue directa al palo. Pero el equipo local no se rindió y el en minuto 79 conseguía empatar el partido. El capitán Gayá le puso una bola perfecta al delantero uruguayo, Maxi Gómez, que hacía resurgir a su equipo del descenso. Quedaban, tan solo diez minutos para el final y el punto no servía a los de Mestalla. No supieron romper el muro amarillo de la defensa, pero pudo ser mucho peor el desenlace del partido. 

https://twitter.com/ElForastero1982/status/1346209945092579332

Acaba con un empate que sólo le vale al Valencia para pasar la semana fuera de los puestos de descenso. Se adelantó el Cádiz por mediación del Choco en una vibrante segunda mitad y Maxi con un gran testarazo firmó las tablas. Respira el Cádiz y acaba con un mejor sabor de boca, cada punto logrado es oro. Y más ante un rival directo como el conjunto ‘che’, que sigue sufriendo y deberán cambiar el chip para verse las cara con el próximo rival, el Valladolid, que viene de ganar contra el Getafe. Mientras que el conjunto gaditano se enfrentará a un equipo que se encuentra bajo él en la tabla de posiciones, el Deportivo Alavés. 

Empate en el Martínez Valero

El Cádiz consiguió empatar en el segundo tiempo contra el Elche en el Martínez Valero. Dos equipos que han subido este año en primera y que están luchando por posicionarse entre los primeros de la clasificación. El Elche se encuentra en décima posición mientras que el conjunto gaditano ocupa el quinto puesto. Ambos conjuntos vienen sumidos en un cuadro negativo después de perder varios partidos. 
El Elche luchando por el esférico. Fuente: AS

El Cádiz llegaba al partido contra el Elche con varias bajas y Álvaro Cervera mencionaba su preocupación por el equipo. Reconocía ante los medios en la previa que el cuadro gaditano no podía entrar en una mala dinámica, pero también estaba contento por el trabajo que estaban realizando los jugadores. El once inicial era distinto al que tantas alegrías le dio a Cervera en las primera jornadas de liga pero confiaba en su equipo. Comenzaba el partido con un minuto de silencio por Diego Armando Maradona, una leyenda del fútbol recientemente fallecido. 

El equipo andaluz tuvo varias oportunidades en los primeros minutos. Consiguieron mantener la presión en el campo contrario. El Elche, sumido en el miedo a la llegada de un gol del conjunto gaditano realizó varias faltas por las que el árbitro señaló tarjeta amarilla. Los de Cervera tuvieron muchas oportunidades pero no consiguieron ni un solo disparo a puerta. Pero a partir del minuto 35 todo cambió en el partido. Esta vez era el Elche el que obtuvo varias ocasiones de gol, hasta que dos minutos más tarde, Lucas Boyé marcó el primer tanto. Un latigazo cruzado desde la frontal del área que dejó a Ledesma sin posibilidades de pararlo. 

A falta de cinco minutos para finalizar la primera parte, del Cerro Grande señaló penalti a favor del Cádiz por un empujón sobre Jønsson. Sin embargo, el árbitro junto con el VAR rectificó y anuló el penalti. Boyé, el delantero del equipo alicantino vio la segunda tarjeta amarilla y fue expulsado justo antes del descanso. Esto supuso un cambio para el Elche, que tendría que luchar más por mantener el resultado. 

En los primeros diez minutos del segundo tiempo tuvo la oportunidad el Cádiz. Perea puso un centro a la altura del segundo palo y Álvaro Giménez remató de cabeza. El ilicitano no quiso celebrar el gol porque él es de Elche y jugó en ese equipo en las temporadas de 2013 hasta 2016. El equipo andaluz acorraló a su rival, pero los alicantinos lucharon y tuvieron algunas oportunidades más a pesar de tener nueve jugadores sobre el terreno de juego. El Cádiz CF estaba muy centrado en el manejo de la pelota y se relajó en las obligaciones defensivas.

Por culpa de ello llegó una ocasión desperdiciada por Fidel, que se equivocaba al cabecear hacia atrás cuando se encontraba solo ante Ledesma tras un centro mal defendido por Espino. En el minuto 80 les anularon un gol a los gaditanos por una mano previa de Giménez. A partir de esta ocasión, el conjunto de Cervera se dedicó a tocar sin buscar las ocasiones. 

Lo del Cádiz fue un querer y no poder en la segunda mitad del encuentro ante un Elche que no concedió apenas opciones a su rival y supo sufrir para amarrar un punto. El pitido final dejaba a Cervera impotente después de ver como los suyos no fueron capaces, no solo de ganar, sino de presionar un poco más. El Elche celebró más el punto que el Cádiz. Ahora, a los andaluces les toca prepararse de cara al partido en casa del próximo sábado contra el Barcelona. El equipo catalán se enfrentará mañana al Osasuna. Los de Koeman vienen de perder contra el Atlético en su último partido de liga. 

Gerard Moreno rescata un punto insuficiente para España en Basilea (1-1)

Sergio Ramos puso fin a una racha de 25 penaltis seguidos anotados fallando los dos de los que dispuso

Quinta jornada de la Nations League disputada en el Saint Jakob Park de Basilea. España lideraba el grupo con 7 puntos tras la derrota ante Ucrania por 1-0 mientras que Suiza ocupaba el último puesto tras un frenético partido ante Alemania en el que empataron 3-3. Luis Enrique  planteaba una revolución en el once introduciendo un total de diez cambios respecto al partido amistoso ante Países Bajos, manteniendo solo al guardameta Unai Simón que parece haberse asentado como titular en la selección, siendo elogiado por el seleccionador gracias a su gran juego de pies como pudimos ver el pasado miércoles sacando varias veces el balón jugado desde atrás a pesar de la presión holandesa. Por su parte Vladimir Petkovic sacaba su once de gala en vistas a sumar la primera victoria y no despedirse oficialmente de cualquier opción de llegar a la final four.

El encuentro arrancaba sin un claro dominador. España intentaba llegar a la meta defendida por Sommer pero el cuadro suizo muy bien ordenado y saliendo a la contra con Shaqiri y Embolo apenas concedía espacios atrás. No fue hasta el minuto 18 cuando se produjo el primer acercamiento del partido. Unai Simón sacó abajo una buena mano a Shaqiri tras recibir de Embolo, mientras que la primera llegada visitante no se produciría hasta el minuto 21 gracias a un centro de Oyarzabal que a punto está de introducirse en la portería tras escurrirse de las manos de Sommer. Sin embargo, apenas tres minutos más tarde, sería Suiza la que golpearía primero. Pase en profundidad hacia Embolo y este cede atrás para Freuler  que coloca el balón en la escuadra con el interior del pie izquierdo imposible para Unai Simón.

Mikel Merino pugna el balón ante Freuler. Fuente: Twitter @SeFutbol

España seguía sin encontrarse tras el gol y sería Suiza de nuevo la que pondría en aprietos a la Selección tras un lanzamiento de falta directa de Ricardo Rodríguez que acaba metiendo la mano a córner el portero español. No fue hasta el minuto 40 cuando se produjo una tímida reacción de España con sendos disparos de Fabián y Oyarzabal que tuvo que despejar a córner Sommer. Sin embargo la más clara llegó en la última jugada de la primera parte tras un lanzamiento de esquina que peina Mikel Merino y Ferrán Torres la echa arriba con todo a favor.

La segunda parte arrancó tal y como finalizó la primera, con una Selección española falta de ideas  y algo nerviosa en defensa puesto que Suiza daba la sensación de que creaba peligro con cada internada de Embolo o Shaqiri. De hecho, estuvo a punto de hacer el segundo tras una mala salida de Unai Simón que dejó solo al ex de la Real Sociedad Seferovic . Tan solo la pierna de Ramos bajo palos evitó el que hubiera sido un mazazo muy difícil de superar. A pesar de las malas sensaciones que estaba dejando el combinado español, un penalti señalado por manos de Ricardo Rodríguez en el minuto 56 pudo haberle cambiado la cara totalmente al partido. Sergio Ramos, que apenas dos minutos antes había salvado el 2-0, se disponía a lanzar el penalti. Paradinha y lanzamiento a la derecha de Sommer que adivina la intención y detiene el que sería la primera de las dos penas máximas del partido.

Ramos se eleva para rematar ante dos rivales. Fuente: Twitter @SeFutbol

Lejos de venirse abajo, Luis Enrique introdujo un triple cambio dando entrada a Koke, Canales y Adama Traoré en busca de un mayor control del partido. Cuando restaban menos de 15 minutos para el final del partido, Koke recibe en mediocampo y envía a Morata que cae derribado por Elvedi dentro del área. Segundo penalti y segunda amarilla para el central helvético que era expulsado. Ramos de nuevo al lanzamiento, panenka al mismo lado que el anterior y Sommer vuelve a adivinar el lanzamiento convirtiéndose en el héroe del partido. Finalmente, España puso la igualada en el minuto 88 gracias a un balón en profundidad para Sergio Reguilón que Gerard Moreno empujaba a la red estableciendo el definitivo 1-1.

Un punto insuficiente que deja a España segunda de grupo con 8 puntos por detrás de Alemania con 9. Precisamente este martes se jugarán ambos conjuntos la primera plaza del grupo en el Estadio de la Cartuja de Sevilla, un partido en el que a España solo le vale ganar si quiere acceder a la final four de la Nations League, una competición que no podrá revalidar Portugal tras caer eliminada en la noche de hoy ante Francia.

Vuelve el clásico europeo tras 22 años de espera

El Alfredo di Stéfano acogerá este martes, 3 de noviembre de 2020, a las 21:00 el partido del Real Madrid contra el Inter de Milán. En la tercera jornada de la Champions League, estos dos equipos se enfrentarán después de 22 años en esta competición. Ambos equipos ven este partido como una final y no piensan perder. 

Este clásico europeo marcará un punto de inflexión a estos equipos que conforman el grupo B, junto a Shakhtar Donetsk y al B. Mönchengladbach. El Inter ocupa la tercera posición mientras que el Real Madrid se encuentra como último clasificado del grupo, con un punto que obtuvo tras lograr el empate contra el equipo alemán. 

Ambos clubes se han enfrentado en un total de 15 ocasiones, pero su último encuentro, en esta competición tuvo lugar en 1998. El Madrid obtuvo la victoria con los goles de Fernando Hierro y Clarence Seedorf en la capital española, mientras que en Milán perdieron 3-1. Sin embargo, no consiguieron ninguno de los dos equipos pasar de cuartos de final ese año. 

Seedorf luchando el esférico contra Simeone en 1998. Fuente: News Bwin

Real Madrid

El conjunto blanco ha hecho público el nuevo positivo por coronavirus del defensa, Éder Militao tras las pruebas a las que han sido sometidos todos los jugadores. Con esta baja se unirá a las de Carvajal, Odriozola y Nacho. Los merengues encaran con fuerza este partido después de las dos victorias consecutivas obtenidas en liga. Es posible que Zinedine Zidane vuelva a poner a Eden Hazard y Marco Asensio como acompañantes de Karim Benzema, tras las buenas expectativas que el tridente ha creado.

Inter 

Tras perderse el último entrenamiento antes del partido, Romero Lukaku es la baja más probable para el club italiano. Aún así, tiene una plantilla muy completa y es un equipo que crea bastante peligro arriba. El delantero chileno, Alexis Sánchez fue baja tras el patrón de selecciones pero ha vuelto con ganas y posiblemente jugará en la delantera junto a Lautaro Martínez. Skriniar, tras la nueva PCR a la que ha sido sometido y su resultado negativo, volverá a incorporarse en el entrenamiento. 

Partidos precedentes

El último encuentro de ambos equipos en la Champions League fue el 25 de noviembre de 1998. El Inter se impuso ante el Madrid ganando por tres goles a uno. Después de que el conjunto blanco ganara en casa con dos goles de Hierro y Seedorf. Sin embargo, en la competición de International Champions Cup se han enfrentado hace menos años, en concreto en 2015 fue el último encuentro de estos equipos. La victoria de tres goles a cero en Milán se la llevó el equipo español, con goles de Jesé, Varane y James. 

Árbitro del partido

El árbitro que llevará a cabo el encuentro será el colegiado Clément Turpin. El francés ha sido el árbitro más joven en conseguir la categoría FIFA. Los encuentros más recientes, con equipos españoles en los que ha arbitrado fueron en la temporada pasada cuando dirigió al Barcelona-Dortmund y al Ajax-Valencia. Sin embargo, la última vez que ha coincidido con el Real Madrid ha sido en la fase de grupos de la Champions del año 2018-2019 en Roma. 

Los asistentes de Turpin serán Nicolás Danos y Cyril Gringore, acompañados en el VAR por François Letexier. 

Alineación probable. 

El conjunto local se ve con una defensa obligada debido a las bajas de Carvajal, Nacho y Militao. Sin embargo, la delantera está bastante clara tras el buen partido que hicieron Hazard, Asensio y Benzema. Por otro lado, el Inter tiene su debilidad en el ataque tras la baja de Lukaku. Por lo que el equipo podría verse afectado. 

Plantilla realizada en Lapizarradelmister.es