La Juventus hunde al Barça por tres goles a cero

El FC Barcelona saltó al campo con ventaja tras llegar como líderes de grupo, con una racha más que impecable en Champions. Hoy tocaba enfrentarse a la Juventus de Cristiano tras el 0-2 de ida, en un encuentro dónde las miradas estaban puestas en el reencuentro de Leo Messi y Cristiano Ronaldo desde su marcha del Real Madrid. Sin embargo, los blaugranas partieron de un nuevo once con Umtiti recuperado y sin Dembélé, baja por lesión.

El Barcelona empezó el partido marcado por las rotaciones con un once similar al elegido ante el Ferencvárosi, los de Koeman controlaron el partido durante los primeros minutos pero no pudieron detener la continua presión ejercida por parte de los italianos.

Los azulgrana entraron algo despistados en el partido, con un juego poco cómodo y superados por la Juventus, el equipo visitante llevaba el peligro en todo momento. Cristiano fue avisando con un tiro flojo que pudo parar Ter Stegen pero en el minuto 13′ el colegiado pitó penalti tras un choque entre el portugués y Araújo dentro del área, que no fue revisado en el VAR. Ronaldo no perdonó haciendo el 0-1 para la Juventus. Sin embargo el Barcelona no conseguía ordenar su juego y minutos después, en el 20′ llegaba el 0-2 con un tiro frontal que remató Mckennie gracias a un centro de Cuadrado. Los blaugranas se encontraron con muchas dificultades a la hora de salir de su campo, perdiendo el balón en tres cuartos de campo y sin poder superar la muralla italiana.

Fuente: Instagram/fcbarcelona

La delantera del Barça no conseguía llegar al área rival e incluso Pjanic intentó un tiro de lejos que se fue fuera. Buffon no tuvo problemas durante la primera parte, los de Koeman tuvieron escasas ocasiones y con la defensa bien colocada por parte de los italianos, al Barça le costaba mucho llegar a puerta superados por los continuos errores a la hora enlazar y centrar un pase. El colegiado añadió dos minutos al primer tiempo, en el que se produjo la llegada más clara por parte de Messi, donde los jugadores reclamaron penalti sobre el argentino.

La segunda mitad empezó con un cambio en el once del FC Barcelona, entrando en el terreno de juego Braithwaite en lugar de Trincao. Sin embargo, los azulgrana no levantaron cabeza tras el descanso, y con la Juventus arriba, en el 52′ se produjo el 0-3 de penalti por mano de Lenglet, que esta vez si fue revisado por el VAR. De nuevo Cristiano aumentó el marcador. La respuesta de Koeman fue mover el banquillo y reforzar la zona defensiva con la entrada de Umtiti y Junior.

Fuente: fcbarcelona

El FC Barcelona seguía sin control y con pérdidas continuas en el esférico salvo un remate de Griezmann de cabeza en el área que acabó fuera. Minutos después, los de Koeman tuvieron la oportunidad de marcar el primero de penalti pero el árbitro anuló la pena máxima por fuera de juego de Griezmann. Pero la Juventus no bajaba esa severa presión, en el minuto 75′ marcó Bonucci el cuarto gol después de que el balón pegara en su capitán pero de nuevo entró el VAR y tras ser revisado el colegiado invalidó el tanto por fuera de juego. El Barcelona siguió intentando encerrar a los italianos pero no fueron capaces de derribar su defensa. La delantera blaugrana lo intentaba desde todos los puntos pero Messi y Griezmann no encontraban la portería. En los últimos cuatro minutos añadidos se marchó Cristiano, autor de los dos goles de penalti. El encuentro terminó con un Barcelona con el mismo ritmo del primer tiempo y sin poder estrenar el marcador.

Messi derrotado en el terreno de juego. Fuente: Instagram/diariosport

Finaliza la última jornada de esta fase de grupos con la derrota del FC Barcelona frente a la Juventus de Turín que los clasifica como segundos de grupo. Con la Champions resuelta pero con sabor agridulce toca mirar a la Liga, dónde acumulan preocupantes derrotas, la última en Cádiz. El club azulgrana buscará el domingo una deseada victoria ante el Levante quiénes lucharán por llevarse el partido para alejarse del descenso.

Gerard Moreno rescata un punto insuficiente para España en Basilea (1-1)

Sergio Ramos puso fin a una racha de 25 penaltis seguidos anotados fallando los dos de los que dispuso

Quinta jornada de la Nations League disputada en el Saint Jakob Park de Basilea. España lideraba el grupo con 7 puntos tras la derrota ante Ucrania por 1-0 mientras que Suiza ocupaba el último puesto tras un frenético partido ante Alemania en el que empataron 3-3. Luis Enrique  planteaba una revolución en el once introduciendo un total de diez cambios respecto al partido amistoso ante Países Bajos, manteniendo solo al guardameta Unai Simón que parece haberse asentado como titular en la selección, siendo elogiado por el seleccionador gracias a su gran juego de pies como pudimos ver el pasado miércoles sacando varias veces el balón jugado desde atrás a pesar de la presión holandesa. Por su parte Vladimir Petkovic sacaba su once de gala en vistas a sumar la primera victoria y no despedirse oficialmente de cualquier opción de llegar a la final four.

El encuentro arrancaba sin un claro dominador. España intentaba llegar a la meta defendida por Sommer pero el cuadro suizo muy bien ordenado y saliendo a la contra con Shaqiri y Embolo apenas concedía espacios atrás. No fue hasta el minuto 18 cuando se produjo el primer acercamiento del partido. Unai Simón sacó abajo una buena mano a Shaqiri tras recibir de Embolo, mientras que la primera llegada visitante no se produciría hasta el minuto 21 gracias a un centro de Oyarzabal que a punto está de introducirse en la portería tras escurrirse de las manos de Sommer. Sin embargo, apenas tres minutos más tarde, sería Suiza la que golpearía primero. Pase en profundidad hacia Embolo y este cede atrás para Freuler  que coloca el balón en la escuadra con el interior del pie izquierdo imposible para Unai Simón.

Mikel Merino pugna el balón ante Freuler. Fuente: Twitter @SeFutbol

España seguía sin encontrarse tras el gol y sería Suiza de nuevo la que pondría en aprietos a la Selección tras un lanzamiento de falta directa de Ricardo Rodríguez que acaba metiendo la mano a córner el portero español. No fue hasta el minuto 40 cuando se produjo una tímida reacción de España con sendos disparos de Fabián y Oyarzabal que tuvo que despejar a córner Sommer. Sin embargo la más clara llegó en la última jugada de la primera parte tras un lanzamiento de esquina que peina Mikel Merino y Ferrán Torres la echa arriba con todo a favor.

La segunda parte arrancó tal y como finalizó la primera, con una Selección española falta de ideas  y algo nerviosa en defensa puesto que Suiza daba la sensación de que creaba peligro con cada internada de Embolo o Shaqiri. De hecho, estuvo a punto de hacer el segundo tras una mala salida de Unai Simón que dejó solo al ex de la Real Sociedad Seferovic . Tan solo la pierna de Ramos bajo palos evitó el que hubiera sido un mazazo muy difícil de superar. A pesar de las malas sensaciones que estaba dejando el combinado español, un penalti señalado por manos de Ricardo Rodríguez en el minuto 56 pudo haberle cambiado la cara totalmente al partido. Sergio Ramos, que apenas dos minutos antes había salvado el 2-0, se disponía a lanzar el penalti. Paradinha y lanzamiento a la derecha de Sommer que adivina la intención y detiene el que sería la primera de las dos penas máximas del partido.

Ramos se eleva para rematar ante dos rivales. Fuente: Twitter @SeFutbol

Lejos de venirse abajo, Luis Enrique introdujo un triple cambio dando entrada a Koke, Canales y Adama Traoré en busca de un mayor control del partido. Cuando restaban menos de 15 minutos para el final del partido, Koke recibe en mediocampo y envía a Morata que cae derribado por Elvedi dentro del área. Segundo penalti y segunda amarilla para el central helvético que era expulsado. Ramos de nuevo al lanzamiento, panenka al mismo lado que el anterior y Sommer vuelve a adivinar el lanzamiento convirtiéndose en el héroe del partido. Finalmente, España puso la igualada en el minuto 88 gracias a un balón en profundidad para Sergio Reguilón que Gerard Moreno empujaba a la red estableciendo el definitivo 1-1.

Un punto insuficiente que deja a España segunda de grupo con 8 puntos por detrás de Alemania con 9. Precisamente este martes se jugarán ambos conjuntos la primera plaza del grupo en el Estadio de la Cartuja de Sevilla, un partido en el que a España solo le vale ganar si quiere acceder a la final four de la Nations League, una competición que no podrá revalidar Portugal tras caer eliminada en la noche de hoy ante Francia.