De Play-in a Playoffs y tiro porque me toca

El novedoso formato de la NBA llegó a su fin el pasado viernes 22 de mayo, dejando como resultado unos buenos números de espectadores, lo que refleja el acierto que Adam Silver y los dirigentes de la liga han conseguido con el implante del Play-in. A continuación, un breve resumen de todos los partidos disputados en esta antesala de los ansiados playoffs.

Indiana Pacers – Charlotte Hornets

Oshae Brissett celebrando la victoria ante Charlotte / @Pacers (Twitter)

El partido se lo llevaron los de Indianápolis con una más que notable facilidad, 144-117, una diferencia de más de 20 puntos que mandan a los Hornets directamente a vacaciones. Los Pacers llevaron a cabo un gran trabajo coral, un total de 8 jugadores anotaron al menos 12 puntos, de los cuales destacaron Brissett y McDermott con 23 y 21 puntos respectivamente. Se podría decir que el conjunto de Charlotte pecó de inexperiencia, ya que se trata de un equipo muy joven, pero que sin duda alguna ha sido una de las varias sorpresas de la temporada, en parte gracias a la actuación del candidato a rookie del año, Lamelo Ball.

Boston Celtics – Washington Wizards

Jayson Tatum lanzando un tiro libre / @celtics (Twitter)

Este encuentro tuvo nombre y apellidos, Jayson Christopher Tatum. El alero de los Celtics sumó la increíble cantidad de 50 puntos, ayudando a dejar el resultado final en un 118 – 100 que clasifica a Boston para playoffs. Los de Brad Stevens no acusaron la falta de Jaylen Brown por lesión, ya que además de la faraónica actuación de Tatum, Kemba Walker también aporto 29 puntos. Por otro lado, los Wizards firmaron un partido muy pobre, encestando solamente 3 de los 21 triples que lanzaron, cosa que en los tiempos que corren son sinónimo de derrota. Los Brooklyn Nets, favoritos para ganar el anillo, será el rival de los Celtics en primera ronda.

Memphis Grizzlies – San Antonio Spurs

Dillon Brooks a punto de hacer un mate / @memgrizz (Twitter)

Memphis se llevó el gato al agua en la madrugada del pasado miércoles 19 de mayo, con un resultado de 100 – 96. En un partido parecido a una montaña rusa, ambos equipos tuvieron la oportunidad de ganar, sin embargo, Jonas Valanciunas se negó a acabar la temporada esa noche. El pívot lituano firmó un destacable doble doble, formado por 23 puntos y 23 rebotes. Además, la defensa de los Grizzlies fue clave, sobre todo la de Dillon Brooks sobre la estrella de San Antonio, DeRozan, quien solo anotó 5 de 21 tiros de campo. El conjunto texano se vuelve a quedar sin playoffs al igual que el año pasado, cortando de esta manera una racha histórica de 45 años sin faltar a la cita con los partidos de postemporada dos años consecutivos.

Los Angeles Lakers – Golden State Warriors

LeBron James lanzando el triple de la victoria ante Stephen Curry / @NBAspain (Twitter)

Quizá el enfrentamiento más esperado de todo el Play-in, no dejó insatisfecho a nadie desde luego. Aunque ganasen los Lakers (103-100), el equipo angelino tuvo que remontar una diferencia de 13 puntos al descanso. De ello se encargarían “La Ceja” Davis con 25 puntos y “El Rey” LeBron con 22 puntos, 10 asistencias y 11 rebotes. Es más, el cuatro veces MVP sentenciaría el encuentro con un triple kilométrico en los últimos instantes del partido. Sufriendo un golpe en los ojos minutos antes del tiro ganador, LeBron declaró después del partido: “Veía tres aros, así que apunte al del medio”. Dándole así de su propia medicina a Stephen Curry, quien fue el máximo anotador del partido con 37 puntos que serían insuficientes. Los de Frank Vogel se enfrentarán a los Phoenix Suns en la primera serie del camino hacia las finales.

Washington Wizards – Indiana Pacers

Russell Westbrook celebrando una asistencia / @WashWizards (Twitter)

Los capitalinos no desaprovecharon su segunda oportunidad de entrar en playoffs, pues se impusieron a los Pacers con un autoritario 142-115. El punto de inflexión se dio en el segundo cuarto debido a un parcial de 16-0, desde el cual los Wizards seguirían ampliando su ventaja más y más. Como por ejemplo en el tercer cuarto, donde se pudo disfrutar de un 15 de 20 en tiros de campo. Gran parte de culpa, la tuvo Bradley Beal con sus 25 puntos anotados gracias a su elegantísima mecánica de tiro. Tras esta victoria, Westbrook y compañía se verá las caras con el primer equipo de la conferencia este, los Philadelphia 76ers.

Golden State Warriors – Memphis Grizzlies

Ja Morant preparándose para el partido contra los Warriors / @NBAspain (Twitter)

Por último, la sorpresa de este torneo la daría Memphis, arrebatándole la última oportunidad de entrar en playoffs a los Warriors. Con un resultado de 112-117, Ja Morant lideró a los suyos con 35 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes y 4 robos, unos números dignos de estrella con tan solo 21 añitos. En el otro lado de la cancha, Curry llegó nuevamente a los 39 puntos, que tras una intensa prórroga no le valdrían para nada. Por su parte, el conjunto del estado de Tennessee tendrá que pelear contra Utah Jazz, el equipo con mejor récord de toda la liga.

Los Lakers ganan el 6º partido de la final

Los Angeles Lakers ganaron la madrugada del domingo 11 de octubre al lunes 12 el sexto partido de la final de la NBA ante los Miami Heat, lo cual les permitió hacerse con el anillo en un año raro. Además, este anillo que han conseguido tiene una especial dedicación a una de las leyendas del baloncesto y de los Lakers, Kobe Bryant.

Tras disputar los seis partidos, finalmente, son los Lakers los que alzan el título en una temporada diferente debido al Covid-19, que provocó que la liga se alargara más de lo debido. De los seis partidos disputados, los Lakers se han hecho con 4 victorias, mientras que los Heat ganaron 2 de los partidos

Cronología de los partidos

Los Lakers de LeBron James se hicieron con una gran ventaja los dos primeros partidos. El ‘Game’ 1 concluyó con 98-116 a favor del equipo de la costa oeste, en el segundo partido ganaron 114-124. Con todo a favor, los Lakers bajaron la intensidad en el tercer partido a modo de descanso, por ello, los Heat recortaron a 2-1, con un partido en el que ganaron 104-115, un encuentro en el que destacó la figura de Jimmy Butler que logró hacer con un triple doble, es decir, 40 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias. 

 En el cuarto partido, los Lakers retomaron las victorias y se hicieron con el 3-1 ganando 102-96. Sólo necesitaban un partido más para lograr el título de la NBA. A pesar de ello, los Miami Heat forzaron un partido más, ya que, en el quinto partido los Heat realizaron un gran esfuerzo, y todo esfuerzo tiene su recompensa, algo que se pudo ver, pues el equipo de Florida ganó 111-108, donde otra vez destacó la figura de Jimmy Butler, la estrella de los Heat volvió a realizar un triple doble (35 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias), además, el alero tan solo descansó 49 segundos de todo el partido, lo que demostró su valía y esfuerzo. 

Game 6

Después de esos cinco partidos, el encuentro de la madrugada del día 12 de agosto los Lakers rozaban el anillo, solo necesitaban una victoria y lo tenía todo a favor. El partido que dio comienzo a la 1:30 de la madrugada, comenzó rápidamente a favor del equipo de California. El primer cuarto concluyó con una ventaja de 8 puntos a favor de los Lakers, la cual se amplió a casi 30 puntos llegada la mitad del partido(64-36). El partido estaba a favor de los Lakers, y eso se veía con el partido que estaban realizando los jugadores, que dejaban muestras de calidad. En el tercer cuarto, los Heat recortaron distancias 87-58, pero seguían con el partido en contra y cuesta arriba. Ya en el último cuarto, los Lakers ya prácticamente celebraban el título, lo que hizo fácil a los Heat la posibilidad de maquillar el resultado y que no fuera tan abultado, por ello, el marcador concluyó con 106-93

Premio MVP

El MVP de las finales se dio concluido el partido, mientras el equipo de Los Ángeles celebraba el título. LeBron James logró su cuarto MVP de los cuatro anillos que ha logrado a lo largo de su carrera. El alero de los Lakers ha logrado realizar una gran campaña, y eso se ha podido ver hasta el último partido. En el partido del día 12, LeBron logró hacer el 11º triple doble (28 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias) en las finales de la NBA, consiguiendo así un récord histórico.