Messi: ¿héroe o villano?

Todos o la mayoría de aficionados y entregados al deporte conocemos lo que significa para el mundo del fútbol la figura de Lionel Messi y su importancia dentro del mismo pero, teniendo en cuenta esta postura como probablemente mejor futbolista del mundo, ¿ es lo suficientemente rentable y valioso como para cobrar 555 millones de euros en una situación tan grave como la que pasa en estos momentos el FC Barcelona?

En efecto, lo han leído bien, 555.237.619 euros es lo que, según fuentes documentales sacadas a la luz por El Mundo, tiene y ha tenido previsto cobrar Leo Messi por su estancia en el club azulgrana desde la temporada 2017/2018 hasta la actual en la que acaba contrato. A simple vista podemos pensar y hacer juicio crítico de este hecho como un posible escándalo que un deportista llegue a recibir tales cantidades de dinero por jugar al balompié; sin embargo, expongamos la situación general que envuelve todo aquello relacionado con el jugador argentino en los últimos meses.

Contrato de Messi en el que supuestamente quedan pactados los 555 millones de euros. Fuente: LaPrensa

Desde la salida de Neymar del Barça en el año 2017, todo ha sido un revuelo constante en los aledaños del Camp Nou. Con este traspaso, el club ingresó la cláusula al completo del brasileño (222 millones de euros), por lo que en lugar de beneficiar económicamente perjudicó, y de manera notable, ya que los clubes europeos sabían que el Barcelona poseía dinero para comprar a grandes figuras en ese mismo mercado de traspasos. Estas fueron Dembélé (Borussia Dortmund) y Coutinho (Liverpool), costando cada uno 150 y 120 millones de euros respectivamente, cifras que, a juicio de algunos, no corresponden en absoluto con la calidad de estos jugadores en sí. Pero claro, tras la sonrojante salida de Neymar los aficionados culés exigían un recambio digno, por lo que Bartomeu y el resto de la Junta Directiva actuó de inmediato y sin escatimar en gastos.

Estas y otras circunstancias, como el deseo de Messi de salir del equipo, han conducido a la dimisión de Bartomeu como presidente del Barcelona y a una nefasta situación en las arcas del club, una deuda que se estima en torno a los 800 millones de euros. Ante el reciente conocimiento del abultado sueldo de Leo Messi, no es difícil comenzar a cuestionarse si realmente un futbolista (o un deportista en general) es merecedor de tal cantidad de dinero por su trabajo en los terrenos de juego.

Messi, cabizbajo en el campo. Fuente: La Sexta

Se ha especulado que la mala situación de Messi con el club y su gestión se vea agravada por el intento de desprestigio tras la publicación de esta noticia, lo que puede terminar con la salida definitiva del icono azulgrana este mismo verano. Además de ello, un amplio sector ha defendido al argentino justificando su sueldo con la cantidad de años que lleva dando espectáculo en el campo. Así como los numerosos títulos ganados por el Barça en los que Leo ha sido protagonista indiscutible de estos éxitos. Su salida podría provocar ansiedad en el aficionado azulgrana y una dificultad añadida a la consecución de títulos.

A juicio de cada uno está el pensar si en efecto es justo el trato que está recibiendo Messi con este tipo de publicaciones. O si merece o no, teniendo en cuenta la muy mala situación del club catalán, tales cantidades de dinero pese a la deuda del Barcelona. Eso sí, hay muchos defensores del argentino, pero quien quiera hacer daño a Leo puede ser que lo esté consiguiendo…Por lo tanto, Messi qué es: ¿héroe o villano?

Fallece Alejandro Sabella, subcampeón en el Mundial de Brasil 2014

Cuando todavía el fútbol, y en especial el fútbol argentino, no se había recuperado del fallecimiento de Diego Armando Maradona, vuelve a estar de luto. En esta ocasión, ha fallecido Alejandro Sabella, subcampeón del mundo como entrenador con la Selección Argentina en Brasil 2014, con 66 años de edad. El ex director técnico venía una luchando de una cardiopatía dilatada secundaria desde finales de noviembre.

En cuanto al fútbol, Sabella será recordado por haber llevado a la selección albiceleste hasta la final de la Copa del Mundo de 2014 disputada en Brasil. En dicho partido, llegó hasta la prórroga contra Alemania, pero a falta de unos minutos los de Joachim Löw marcaron el gol de la victoria a manos de Mario Götze. Antes de ser entrenador, fue futbolista, donde jugó la mayor parte de su carrera en el River Plate. Después de pasar unos años en Inglaterra, volvió a su país natal donde estuvo en el Estudiantes de La Plata, allí jugó seis años. Durante esta etapa fue convocado con su selección, acompañado de jugadores como Carlos Tapia, Jorge Burruchaga, y uno de los mejores de aquella generación, Diego Armando Maradona. Los últimos años como futbolista, Sabella los pasó en el Club Ferro Carril Oeste y en CD Irapuato. 

Como entrenador, Alejandro Sabella estuvo desde 1990 hasta la actualidad. Los primeros años de técnico, estuvo de ayudante de Daniel Passarella, donde estuvieron juntos entrenando a la Selección Argentina y a la de Uruguay, y clubes como Parma AC o CF Monterrey, de México. 

Más tarde, comenzó como director técnico en uno de los equipos que se había formado como futbolista, el Estudiantes de La Plata. En el 2009, el mismo año que entró, ganó la Copa Libertadores de América, lo cual hizo que pudiera jugar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. Tras llegar a la final de ese torneo, perdió contra el FC Barcelona de Guardiola, el año del sextete. 

En 2011, comenzó a ser entrenador de la Selección absoluta argentina sucediendo a Sergio Batista. En aquel equipo nacional estaba Lionel Messi, el cual era el capitán. Sabella llevó a la albiceleste hasta la final del Mundial de Brasil 2014, eliminando a las selecciones de Suiza, Bélgica y a Holanda, que lo hizo en los penaltis. Argentina perdió la gran final contra la Alemania que anteriormente había ganado 1-7 a la selección anfitriona, Brasil. A pesar de la derrota, su figura ganó un gran reconocimiento internacional. 

Además, en Sabella no solo será recordado por su carrera deportiva, también por la solidaridad que mostró en 2013. En ese año, Argentina sufrió grandes inundaciones, y el entonces técnico de la selección albiceleste no dudó en prestar ayuda a todo el que la necesitara, incluso acogió en su casa a vecinos perjudicados por las inundaciones.