Placer: el mejor regalo de esta Navidad

Uno de los regalos que le puede cambiar la vida a alguien es un juguete sexual. Le permitirá experimentar nuevas sensaciones, explorar y conocer los gustos individuales. Además, brinda creatividad a las relaciones de pareja siendo un escape de la monotonía y mejora drásticamente las practicas eróticas.  

El mercado de juguetes sexuales es amplio, con diversas formas, colores y tamaños. El fin principal es dar placer a todas las personas. Por supuesto, con una gran variedad de precios, pero hoy encontraras los más asequibles en proporción con la calidad y el precio para regalar esta navidad. 

Satisfyer Pro 3 Vibration

Succionador de Clítoris

Los succionadores de clítoris marcaron un antes y un después en las sexualidad femenina. Permite que muchas conozcan los orgasmos por primera vez. Satisfyer Pro 3 Vibration, con 11 patrones de succión, 10 de vibración y dos motores independientes para personalizarlo según la preferencia. Además de ser sumergible y silencioso

Lucas 

Vibrador conejito

Su gran éxito en ventas tiene una razón. Lucas cuenta con una doble estimulación tanto interna como externa, siete modos de vibración y tres velocidades. Su material es de silicona hipoalergénica, textura suave y sedosa, 5 colores disponibles, calor corporal, sumergible y silencioso.

Satisfyer Men Vibration

Masturbador

La presentación de los masturbadores masculinos ha cambiado a lo largo del tiempo pasando a ser más discretos y elegantes. Satisfyer Men Vibration, se caracteriza por sus vibraciones y estrechez. Llega a imitar sensaciones de estimulación oral y vaginal, con 11 modos de vibración, 3 niveles de intensidad y 2 motores independientes. Está fabricado con materiales como: TPE, ABS y silicona. También es sumergible y apto para todos los tamaños.

Tenga Spinner 02 Hexa

Masturbador

Tenga es una marca especializada en placer masculino reconocida por los famosos Tenga Egg. Este producto es una versión mejorada. Ayuda a entender la masturbación y apreciar formas diversas del placer. Cuenta con una textura interior en relieve, elástica y con forma de espiral. Permite a través del movimiento manual vivir algo único. Es el favorito para muchos por su fácil limpieza y adaptación, ya que, este hecho con elastómero. Estos juguetes pueden beneficiar para mejorar el autocontrol en cuanto la eyaculación. 

Luke

Estimulador prostático

La estimulación doble del perineo y el punto P tiene relevancia entre los pocos que se atreven a vivir la experiencia, se puede usar individual o en pareja. Tiene 9 modos de vibración y por su inclinación de 30º.  Logra una impecable estimulación. Fabricado con silicona hipoalergénica, sumergible y un mando a distancia

Plug Anal de Metal

Plugs anales

Diseñado para obtener y aumentar el rango del placer sexual a través del recto. Se utiliza tanto individual como en pareja. Hecho de metal, sumergible con diferentes colores y tamaños. Es recomendable para empezar usar de menor tamaño y lubricante anal

Chorus We-Vibe

Vibrador 

La distancia no es una excusa para limitar los juegos en pareja. Chorus We-Vibe, incluye un mando a distanciauna aplicación móvil. Permite controlar desde cualquier lugar sin importar dónde se encuentran las personas, ya sea controlando la intensidad, vibración y ritmo. Perfecto para salidas didácticas o sexo en línea. Este juguete cuenta con dos motores independientes que admiten estimular la parte externa e interna del clítoris. Con 10 niveles de vibración, silicona hipoalergénica, sumergible y además por su cómodo diseño permite la penetración sin ningún inconveniente.

Como hemos visto, hay juguetes para todos los gustos. Aún así, utilizarlos acompañado o acompañada es la mejor forma de potenciar su capacidad de hacernos disfrutar. ¡Regala placer estas navidades!

Tabúes sobre la sexualidad con Platanomelón

Cabecera de Platanomelón / Fuente: LinkedIn

Lo bueno de los tabúes es que dejan de serlo en cuanto se normalizan, cuando conseguimos que pasen de un ámbito privado a un ámbito público. Hoy nos centraremos en los tabúes más comunes de la sexualidad. Al desarrollamos, tenemos una mayor conciencia de la importancia de la sexualidad, una sana, en nuestras vidas. Sin embargo, conforme nosotros crecemos, también lo hacen nuestros prejuicios.

La sexualidad es algo inherente al ser humano, nos acompaña desde nuestro nacimiento. Es mucho más que el acto sexual, es algo que involucra tu cuerpo, tu identidad, tu orientación sexual y tus sentimientos. Además, es una construcción social históricamente determinada, es decir, cambia según los contextos sociales y culturales en los que se desarrolla. Visto de este modo se llega a la conclusión de que la censura es absurda, ya que es algo que todos tenemos y que a todos nos influye.

La sexualidad cuenta con su propia jerarquía, otra forma más de estratificación social. Los individuos son clasificados en función de sus prácticas sexuales y a través de sistemas de control como la legislación, la moral etc. Así, Rubin, en 1989 crea la pirámide de la jerarquía sexual. La pirámide de Rubin pone la heterosexualidad como modelo social, en la punta de la pirámide, seguido por las parejas heterosexuales no casadas, la masturbación y parejas estables de gays y lesbianas. En la base de la pirámide nos encontraríamos con travestidos, transexuales, fetichistas, sadomasoquistas y sexo por dinero.

El cambio de la sociedad cambia a su vez la línea que divide esa pirámide, entre lo aceptado y lo censurado. La masturbación, por ejemplo, se haya en un punto medio, y dependiendo de influencias (sociales, religiosas…) podríamos incluirlo en la zona de las más aceptadas o tras la línea junto a los censurados.

Hemos contactado con Platanomelón para ver cuáles son los tabúes a los que se enfrentan con mayor frecuencia. Nos hablan de la masturbación (especialmente de las vulvas), las diversidades sexuales y afectivas, el placer y el orgasmo. También nos comentan que ven que hay mucho desconocimiento acerca las relaciones no monógamas y de las prácticas sexuales no convencionales, como el BDSM.

Masturbación, en específico de las vulvas
Ilustración de Natalia Morales

La masturbación está rodeada de tabúes; tabúes religiosos, culturales, sociales…uno de ellos es que no deberías masturbarte si estás en una relación de pareja. Platanomelón nos comenta que no hay nada más equivocado.

Las dos prácticas coexisten y se benefician mutuamente: por un lado la masturbación aumenta los niveles de deseo sexual que experimentamos y, en consecuencia, tenemos más ganas de jugar con nuestra pareja (o parejas). Sin embargo, hay una sensación de infidelidad profundamente arraigada en aquellas personas que no aceptan que su pareja explore su cuerpo de manera individual.

Sexo compartido y masturbación pueden ir de la mano y enriquecerse mutuamente.

Platanomelón

La masturbación es solo una forma de explorar nuestro cuerpo, si nos conocemos en profundidad sabemos cómo cuidarnos, qué nos gusta y qué no. Así tendremos relaciones más satisfactorias (ya sea solos o en compañía). Al saber qué nos gusta y qué no podemos comunicar más fácilmente a la otra persona cuando se mantengan relaciones sexuales compartidas qué es lo que nos funciona. La masturbación en personas con vulva siempre ha sido más censurada, pero no es la única que sufre las consecuencias de esta falta de comunicación. Las parejas sexuales pueden sentirse perdidas, ya que no pueden preguntar qué es lo que les gusta, porque si no te has explorado no puedes saberlo. Esto es algo que también afecta a la masculinidad, ya que se relaciona con el mito de “no eres hombre si no sabes lo que hay que hacer de antemano”.

En cuanto al tabú de la masturbación de la vulva, se debe a diferentes factores. Incluso cuando hay personas que lo aceptan abiertamente, algo les puede generar un sentimiento de vergüenza que le impide asumirlo completamente. Una mujer decía en Marie Claire “Parece una tontería, pero me siento un poco esclava de mi cuerpo. Y además, si alguien me viese, ¡me sentiría tremendamente ridícula!”.

Como suele pasar cuando alguien no tiene una buena educación sexual a su alcance, cuando quiere aprender, recurre a la pornografía.

Pornografía y educación sexual
Ilustración de Natalia Morales

“La pornografía es un producto de ficción, repleto de efectos especiales, guiones y actuaciones cuyo objetivo es excitar al consumidor. Nada tiene que ver con educar, ni con transmitir valores sanos sobre el sexo y relaciones.”

Platanomelón

La pornografía es algo que se encuentra en debate. La que se consume no educa ni trasmite los valores necesarios, y la que intenta transmitir y educar en valores no se encuentra al alcance de la mayoría. El no hablar abiertamente sobre el consumo de la pornografía impide una mejora de la que se consume. Son cosas que van de la mano, ya que si no tenemos la madurez emocional que da el tener una buena educación sexual, no podemos entender lo que estamos viendo.

Vivimos en una sociedad en la que la educación sexual brilla por su ausencia. Nuestra única socialización con el sexo suele ser la pornografía mainstream. Por desgracia, y uniéndolo con la problemática de la masturbación de la vulva, y el placer de la misma, este tipo de pornografía suele ser muy falocéntrica. Las prácticas que aparecen como placenteras en la pornografía (para el hombre) son las que se extienden, las personas tienden a aspirar y fantasear sobre lo que ven. La manera en la que socializamos con el sexo hace que accedamos más fácilmente a prácticas que no nos producen placer, por esa obligación de complacer que se nos impone.

Infecciones de Transmisión Sexual

Las prácticas sexuales también han sido medicalizadas. La visión que predomina sigue siendo una visión coitocéntrica, machista y heterosexista. Es decir, centrada en la penetración, con una visión de hombre activo y mujer pasiva además de defensora de la idea que sin hombre y mujer no puede haber una unión sexual plena. Todo lo que no se ajusta a este modelo se transforma en patología – véanse disfunción (desarreglo), parafilia (desviación), perversión (vicio)-. Esto en consecuencia niega la diversidad dentro de las prácticas sexuales, creando problemas donde no necesariamente los hay.

¿Qué tiene que ver todo esto con las ITS? Desgraciadamente esa visión coitocéntrica, machista y heterosexista es la que hace que las ITS se vean siempre relacionadas con parejas o relaciones que no se ajustan al modelo que predomina.

El tabú más famoso acerca las ITS tiene que ver con que si tienes una tienes que avergonzarte de ello porque algo dice de tus hábitos sexuales. Las ITS son infecciones que pueden transmitirse y contraerse de formas muy diversas en relaciones sexuales con más o menos riesgo. Pero eso no significa que tus hábitos sexuales sean discutibles, ni que te tengas que avergonzar por ello. Puedes tener una ITS y seguir disfrutando plenamente del sexo, tanto a solas como compartido, tomando medidas de precaución.

Sexualidad a partir de una cierta edad
Ilustración de Natalia Morales

Como explicábamos, la sexualidad es algo inherente al ser humano, sin fecha de caducidad. Sin embargo la sexualidad a partir de cierta edad está totalmente invisibilizada, la sociedad la rechaza. 

El mito más arraigado es que las personas en edades avanzadas no tienen relaciones sexuales, ni disfrutan a solas de la masturbación.  Si bien hay un descenso en los niveles de deseo sexual, puede seguir existiendo tanto erotismo como ganas de mantener una intimidad compartida con otras personas.

El placer no tiene edad y sin embargo nuestra sociedad tiende a censurarlo en cuanto se envejece.

¿Son estos los únicos tabúes y censuras relacionados con la sexualidad? Para nada. Esto son únicamente algunos de los ejemplos que hemos discutido con Platanomelón, a quién también le hemos preguntado cuál es su impresión del desarrollo futuro de estos temas: » Cambiar de mentalidad es un proceso de deconstrucción y construcción de algo nuevo y, desde Platanomelón, estamos convencidos que aún hay mucho recorrido por hacer, pero poco a poco vamos hacia una buena dirección, cada vez más lejos de estereotipos y falsas creencias.»

Hace tan solo 10 años era impensable hablar sin tapujos de masturbación «femenina». Gracias a los debates que se generan en comunidades como la de Platanomelón se está construyendo una visión de la sexualidad más sana y menos distorsionada, donde el autoconocimiento, autocuidado, el placer y la comunicación son la prioridad.

¡Entérate! Todo lo que nunca te han contado sobre sexo y relaciones

El libro de Platanomelón que resolverá todas tus dudas

Portada del libro ¡Entérate! de Platanomelón. Fuente: Platanomelon.com

¿Te acuerdas de las charlas sobre sexo que se daban en el instituto, que provocaban tanta vergüenza y que casi nadie se tomaba en serio? ¿O los nervios que produce la famosa “charla” con tus padres? ¿O recuerdas buscar en Google cómo poner un preservativo o cómo se practica el sexo oral?

Platanomelón ha conseguido resolver en su libro ¡Entérate! todas las dudas que nos surgen  sobre sexo y sexualidad cuando comenzamos a desarrollarnos en la adolescencia. A lo largo de siete capítulos se abordan temas como género e identidad y orientación sexual, masturbación, las primeras veces (peeting, primeros besos…), métodos anticonceptivos y de protección. También se indica cómo gestionar nuestras primeras relaciones: qué hacer cuando te gusta alguien, cómo cortar con alguien, distinguir una relación sana de una relación tóxica…

Este libro es, sin duda, un gran aliado para todos los adolescentes (y no tan adolescentes) que comienzan a descubrir su sexualidad. A través de gráficos, ilustraciones y vídeos (a los que se puede acceder fácilmente a través del libro gracias a la presencia de códigos QR) se tratan cuestiones tanto físicas como psicológicas: se dan consejos sobre cómo actuar cuando no encuentras la forma de decirle a tus padres cuál es tu orientación sexual; se promueve la normalización de todo tipo de genitales, (¡cuántas veces habremos dudado sobre si nuestros pechos, nuestra vulva o nuestro pene son normales!), y también se proporciona mucha información fundamental sobre los métodos de protección. 

El formato en el que Platanomelón ha diseñado el libro ayuda a que sus lectores resuelvan dudas cruciales en su intimidad y no se queden con ellas por vergüenza a preguntar. Por ejemplo, en un apartado se proporcionan los instrumentos necesarios para conocer la talla de preservativo que pueden tener las personas con pene. Algo que es fundamental, ya que cuando se empieza a practicar sexo, muchas de estas personas no saben qué tipo y talla de preservativos deben comprar, y esto puede ayudar a resolver muchas situaciones embarazosas y desagradables.

Algunas páginas del libro ¡Entérate!. Fuente: milled.com

Pero sin duda uno de los aspectos más positivos de este libro es que en todo momento se promueve y se incita a la comunicación: comunicación en pareja, comunicación con los especialistas y comunicación con uno mismo, también fundamental. Además, proporciona, de diferentes formas (a través de texto, cuestionarios para rellenar uno mismo, cuestionarios para rellenar en pareja…) herramientas para aprender a gestionar y delimitar temas como los celos, las infidelidades, las rupturas, el rechazo… En definitiva, se promueve que los jóvenes crezcan viendo con naturalidad la sexualidad y aprendiendo a llevar desde el respeto y la comunicación los diferentes tipos de relaciones afectivas. 

También, las autoras hacen una gran labor desmitificando mitos de la pornografía y el amor romántico, ya que es muy común que los jóvenes comiencen y busquen aprender a través de la pornografía, que al fin y al cabo no es más que ciencia ficción y en la realidad puede generar desencantos y malentendidos.

Solo podemos decir que hubiésemos agradecido muchísimo haber tenido a nuestro alcance este libro cuando comenzamos a explorar nuestra sexualidad, nos hubiese ayudado a definir cuáles eran nuestros propios límites, que la masturbación es algo completamente natural y de lo que no hay que avergonzarse y también nos hubiese ayudado a ver desde otra perspectiva las relaciones afectivas y sexuales. Y es que no tiene nada de malo que cada persona sea diferente y viva su sexualidad de la manera que más le guste.

Así que, ¿a qué esperas? ¡Entérate! ¡Y comienza a (re)descubrir tu sexualidad!

En el siguiente link puedes encontrar el libro: https://www.platanomelon.com/products/enterate-libro-platanomelon-sexo-sexualidad-bienestar-intimo