Ciudadano Ros

Enric Ros, profesor de Historia del Cine en la Escola de Cinema de Barcelona, combina dos áreas muy discontinuas: lo académico y lo profesional. Sin embargo, el cine para Ros va más allá de un oficio y una clase, es un mundo infinito

Explica que en su adolescencia le interesaban muchas cosas “y una de ellas era el cine, pero también me interesaba pues, como muchos adolescentes, la música y también la literatura. Tardé en encontrar la vida del cine.” El cine estaba ahí, como un fantasma, inmóvil pero rebosante de ganas de volverse visible. Comenzó como un huracán con las películas, viéndolas desordenadamente, caóticamente, perdido. Un náufrago a lo Tom Hanks.

El mundo del cine se le ha ido poco a poco descubriendo, le apasiona, le inspira tanto un temor incierto como un amor más allá de la razón. Sus manos se mueven ansiosas, quieren explicar todo su mundo. Un mundo para reflexionar sobre cine. Pero, para reflexionar, hay que saber. Ros, consumado cinéfilo, comenzó de pequeño con una lista. Las 10 mejores películas del cine y pensó: “me miro estas diez películas y ya me lo he visto todo”. Ingenuo amante. Había más. Treinta, cincuenta, cien mejores películas. “Al final, me di cuenta de que tenía que ver una película cada día, por lo menos para poder conocer todo lo que me interesaba. Todo el cine polaco de Polanski o las cinematografías de Lester, es un mundo muy amplio y grande. Se convierte en un camino donde te vas metiendo y nunca termina.”

Pero no todo es amor y gloria, Ros habla con quietud. El corazón le tiembla. Confiesa que hubo un tiempo el que podía decidir convertir lo que le gustaba en una actividad profesional para hacer cosas que le gustaran de verdad. Sin embargo, en muchas ocasiones, su trabajo se basaba en encargos sin “el resplandor” de una buena idea. El trabajo asediado por el dinero. Parecido es, pues, al periodismo “que haces cosas fantásticas que tú has podido elegir y otras que son un poco, pues, para ganarse la vida.”

PARA LEER LA ENTREVISTA COMPLETA, MAQUETADA Y SIN CORTES

DESCARGUE EL ARCHIVO

En la maqueta aparece El País Semanal porque es un trabajo de la universidad

Mensajes inapropiados durante una clase de Derecho

22 de enero

Según ABCdesevilla, se ha descubierto que ha sido un hacker quien entró en la plataforma Blackboard y escribió los comentarios obscenos adjuntó links a páginas de contenido pornográfico.

20 de enero

Este miércoles 20 de enero ocurrió un incidente la clase virtual de un profesor de Formación Histórica del Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla. Varios anónimos enviaron por la plataforma de Blackboard varios mensajes con contenido sexual y malsonante. Además, adjuntaron varios links de plataformas que ofrecen contenido pornográfico.

Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla. Fuente: ABC

El profesor, justamente ese día de clase, había preparado una sesión especial sorpresa para sus alumnos: había contactado con Jesús María Mediavilla Rodríguez, alcalde de Brañosera (Palencia). Durante la clase, el alcalde estuvo en silencio esperando su intervención y, antes de que pudiera ser introducido por el profesor, aparecieron mensajes como «que se ponga condón el covid» y otros de mayor agravio. El alcalde los pudo leer todos. El profesor declaró la mucha vergüenza que sintió ante tal situación.

El profesor anunció que iba a comunicar el suceso «tanto a la Comisión de Disciplina Docente del Departamento de Ciencias Jurídicas Básicas como al Decanato de la Facultad. Y, si es necesario, voy a remitirle todas estas conversaciones al Rectorado». Todo ello ha sido grabado y, actualmente, el vídeo es viral.