«Rakata ¿cómo es?» Ahora, el remix

Este 3 de septiembre, a las 00:00, hora española, los seguidores de la música urbana tenían una cita ineludible: el estreno de Rakatá remix en todas las plataformas digitales.

Original Elías, Moncho Chavea, Yotuel y C de Cama son los artistas responsables de un tema que se ha convertido sin lugar a dudas en uno de los hits del verano.

En junio de este mismo año salía a la luz la versión original de esta canción que ya ha conseguido premios como el disco de platino, y que cuenta con su propia coreografía en Tik Tok. Precisamente, el baile al ritmo de su “rakatakatakatakatá”,  al que no han podido resistirse un buen puñado de celebrities como la deportista olímpica Ana Peleteiro, o el presentador de El Hormiguero, Pablo Motos, ha conseguido hacer la canción mucho más viral de lo que ya era por sí misma, convirtiéndola en un éxito internacional.

Enlace al Tik Tok de Ana Peleteiro

Al remix se suman 5 nuevos nombres: Omar Montes, RVFV, Mala Rodríguez, Nyno Vargas y Beatriz Luengo, que se pasan el testigo a grito de “venga Yotuel, pégatela, ¿cómo es?”, “venga Mala, pégatela, ¿cómo es?”. Un conjunto de artistas que podría ser una buena muestra del panorama de la música urbana actual en España, y que os presentamos por orden de aparición:

Omar Montes es uno de los cantantes más mediáticos y populares de este remix. Ha participado en numerosos reality shows además de ser el responsable de buena parte de los hits que se viralizan cada año.

Moncho Chavea, conocido como “el rey del trap gitano” es el que aporta este sonido inconfundible que aparece en todos sus temas.

Original Elías es un excomponente del grupo Los Yakis, con los que también se encargaba de la percusión. Ha participado en el programa Los Gipsy Kings, que lo ha terminado de catapultar a la fama.

RVFV, con apenas 20 años, es también un auténtico ídolo de masas para los fans del reguetón y del trap.

Mala Rodríguez ha encaminado su carrera musical más hacia el rap, pero ha demostrado en numerosas ocasiones que ella puede con lo que le echen y es un símbolo de empoderamiento femenino.

Yotuel, cantante cubano y ex miembro del grupo Orishas, es el que pone el punto más internacional. Beatriz Luengo es una cantante española polifacética que también ha participado en series de televisión. Ambos están casados desde el año 2008.

C de Cama es quizás de los menos conocidos y se define en su biografía de Instagram como “cantante flamenco urbano”.

Nyno Vargas es el último en hacer su aparición en este remix con su inconfundible estilo flamenco – reguetón y avisando: “oye, oye, espera, que falto yo”.

Rakatá remix. Fuente: Instagram de Beatriz Luengo

En una entrevista para La 1, Original Elías confirma: “Rakatá es La Macarena del 2021”. También le cuenta al equipo de Los 40 como surgió la canción original: “estábamos en el concierto, acabamos el show y la gente nos pidió otra canción… Me decido a decirles: “venga, hacedme un compás”. Entonces la gente empezó a tocar las palmas por rumba y yo empecé “rakatakatakatá”. Cuando me quedé sin aire le grité a mi amigo Moncho: “venga Moncho, pégatela, ¿cómo es?”. Continuó y se creó la magia”.

Añade que cuando empezaron a ser conscientes del éxito que podían llegar a tener entre las manos, Moncho Chavea lo llamó por teléfono y de ahí nació el famoso “ja ja no, qué ha pasao´”, un simpático guiño a un monólogo de Dani Rovira.

Versión original de Rakatá

Rakatá remix combina lo urbano con el flamenco y el trap, añadiendo también ritmos latinos. Su videoclip es totalmente callejero, de barrio, como ellos, y derrocha duende y desparpajo, haciendo gala de la letra de la canción “cómo lo bailan las gitanas guapas”, que se adueñan por completo de la pantalla.

Y tú, ¿ya te la sabes? “Rakatakatakatakatá, ¿cómo es?”

Rakatá remix

El diccionario de bolsillo para hablar en reguetón

El reguetón, ese género musical amado por muchos y odiado por otros tantos, casi a partes iguales. Cantado a pleno pulmón y bailado hasta el suelo o siendo saltado con desgana entre las listas de reproducción. Seas de los primeros o de los segundos, es altamente probable que en más de una ocasión te hayas topado de frente con alguna de sus curiosas expresiones. Llegados a este punto puedes optar por dos vías: seguir cantándolas sin tener del todo claro qué estás diciendo o convertirte en todo un experto leyendo este práctico diccionario de bolsillo

En cuestión de léxico, Karol G se coronó como una de las reinas del reguetón llegando a crear casi un idioma propio con su famoso tema Bichota. En apenas un minuto de canción irrumpen en escena los términos roncar, al garete, piquete, fulletiao y jeepeta.

Descifrar este acertijo de dos estrofas y un estribillo es sencillo teniendo en cuenta que con roncar, lejos de referirse a la hora de la siesta, quiere decir alardear, presumir de algo.

Al garete, también se transforma radicalmente cuando suena reguetón y pasa a significar actuar sin pensar, de manera libre y descontrolada. Fulletiao y jeepeta son en esencia evoluciones del inglés full, lleno; y Jeep, la popular marca de vehículos todoterreno. El piquete, también conocido internacionalmente como flow es una actitud que denota estilo, autenticidad o rollo, en la jerga juvenil.

El abanico es tan amplio que hay cabida, incluso, para una gran variedad de sinónimos. Roncar es equiparable a frontear para denotar una actitud de superioridad o, coloquialmente, vacilar. Además, para referirse a pasar el rato con amigos, conocidos como panas, parceros al más puro estilo Maluma, o el combo, los reguetoneros no escatiman en absoluto. Janguear o parisear derivados del inglés hang out, salir, y party o pari, fiesta; rumbear, gozadera o al garete, que es un término polisémico, para cuando no existe hora de llegada, son solo cuatro ejemplos de todos los que ofrece el género.

Andar arrebatao admite también más de un significado, entre ellos, arriesgarse o encontrarse bajo el efecto de las drogas.

Un tema recurrente en las canciones de reguetón es la demostración de poderío económico. En el sector no se habla de dinero, sino de lana, y a las joyas o al brillo se les conoce con la expresión blin blin. Además, la jeepeta no es el único automóvil que aparece en escena, es habitual escuchar hablar de la marca de coches Lamborghini como lambo. Anuel AA, Jhay Cortez y J. Balvin cantaban incluso: “no hay excusa, gasté 30 mil en la medusa” en alusión al símbolo con el que se reconoce a la marca Versace.

En otra categoría se agrupan todas las expresiones para designar emociones y actitudes. Mientras que ser picky o quisquilloso, o un feca, evolución de fake, mentira, no es precisamente un halago, en el lado opuesto, artistas como Rosalía acuñan de cora, acortamiento de de corazón. Otros, como Bad Gyal presumen de ser los más pegaos -famosos- en la industria o de pichear o ignorar a alguien descaradamente, como Bad Bunny en Yo perreo sola.

Karol G y Nicky Minaj también dejaban aflorar sus sentimientos titulando una de sus canciones más famosas como tusa, palabra que se ha convertido en todo un misterio y que ellas mismas se han visto obligadas a explicar ante la incertidumbre de sus seguidores. Realmente la tusa es la sensación de despecho hacia un antiguo amor difícil de olvidar. En esta línea, aparece el verbo celar, tener celos.

Derivando hacia un lenguaje más callejero es frecuente escuchar términos como motora, extendida principalmente por Morad para referirse a una motocicleta; perreo, la manera de bailar reguetón o yales, sinónimo de mujeres y que ha llegado a ese punto tras haber pasado por girl y gyal. Chambear y jalar pueden incluirse en este grupo y describen las acciones de cargar y disparar una pistola.

Son también curiosas palabras como bellaquear, para designar deseo sexual o mamarre, acuñado por Guaynaa como clímax de una fiesta e imposible de leer sin cantarlo mentalmente para los verdaderos amantes del reguetón. Safaera, que apareció para quedarse, puede interpretarse como reacción ante algo asombroso, o vaina que significa, simplemente, cosa.

A partir de ahora, ya estás totalmente preparado para identificar de lejos a los fecas que no aman de cora el reguetón y frontear de piquete y de ser el más pegao con tu combo cuando salgas a janguear. Como diría Don Omar: “Perreo pa’ los nenes, perreo pa’ las nenas”.

El nuevo single de Omar Montes y RVFV: No quiero amor

No quiero amor es el título del nuevo single que han estrenado Omar Montes y RVFV este 11 de junio. Los dos artistas han decidido unirse para ir poniendo banda sonora a la temporada de verano con un tema que apunta a sonar por todo lo alto

Omar Montes, madrileño, 32 años. Es uno de los cantantes de trap y reguetón más exitosos del momento, que cuenta con un álbum y gran cantidad de singles en el mercado, y que acumula en sus vitrinas numerosos discos de oro y de platino.

Rafael Ruiz, artista almeriense, más conocido como RVFV. Con apenas 20 años ha conseguido convertirse en un auténtico fenómeno de masas y se ha colado en varias ocasiones entre los puestos más altos en los rankings de las listas de reproducción.

Este 11 de junio, ambos han sumado fuerzas para que vea la luz No quiero amor. Sin embargo, no es la primera vez que deciden sacar un tema en común. Los dos artistas se conocen desde hace tiempo y han colaborado en más de una ocasión consiguiendo resultados exitosos, con la seguridad de que el dúo que forman se convierte siempre en una apuesta segura.

Como muestra de ello, en 2020 publicaron la colaboración No puedo amar, con un título que se asemeja bastante al del single que presentan este año. Además, formaron parte del remix de Prendío junto a Daviles de Novelda y del de Fake Capo con Karetta el Gucci y Chimbala.

No quiero amor ha conseguido mantenerse como un gran misterio hasta el día de su estreno. Aunque la canción ha sido anunciada a través de las redes sociales, ninguno de los dos cantantes aportaba información demasiado reveladora al respecto. RVFV tan solo adelantaba en Instagram algunas fotografías tomadas durante el rodaje del videoclip, y Omar Montes comentaba en el post “si te gustó No puedo amar espera a ver esto…” consiguiendo mantener así grandes niveles de expectación entre el público.

Con un ritmo que no da tregua en ningún momento como protagonista, cada uno ha sabido dejar ver su estilo propio en la canción: RVFV más orientado hacia el trap y Omar Montes sin dejar de lado el aire aflamencado que lo caracteriza. Además, incluyen un guiño a Dile de Don Omar que encaja a la perfección en su base. Hacia el final del tema, un cambio en el beat lo hace girar por completo hacia un estilo más latino.

La combinación de la parte musical con el videoclip, que en unas horas ocupa uno de los primeros puestos en tendencias de YouTube, orientado hacia tonos blancos en contraste con su ropa para hacerlos destacar, y con una ambientación completamente veraniega, convierte No quiero amor en uno de los posibles hits de la temporada.

Momentos del videoclip de No quiero amor. Fuente: YouTube

El verano de 2021 parece venir cargado de trabajo y de reconocimientos para los dos artistas: RVFV, que también estrenó hace apenas dos meses Todo lo cambié, un sencillo que continúa sumando reproducciones en las plataformas digitales, ha anunciado ya su gira RVFV 2021. Comienza en junio en El Puerto de Santa María y culmina el mes de agosto en Mallorca, tras haber pasado por Valencia, Barcelona o Gijón con su participación en distintos festivales.

Omar Montes también publicó en el mes de mayo Pa ti junto con Baby K, atreviéndose a cantar en italiano y recibió el sexto disco de platino por Alocao, un éxito que comparte con Bad Gyal. Además, también el día 11 de junio, estará en directo en Sanxenxo para dar un concierto como parte del conjunto de espectáculos Os Sons Do Mar.

Una vez más, queda demostrado que Omar Montes y RVFV custodian bajo llave la fórmula secreta que convierte a todas sus canciones en verdaderos éxitos.