Descúbrelo todo sobre el día internacional de la memoria trans

Cada 20 de noviembre desde 1999 se celebra el Día Internacional de la Memoria Transexual, en honor a todas aquellas personas transexuales que perdieron su vida por ataques de transfobia.

Conceptos básicos

Antes de comenzar a descubrir qué se esconde tras el día internacional de la memoria trans, es necesario conocer los conceptos básicos que tienen que ver con esta festividad. En primer lugar, una persona transexual es aquella que no se siente identificada con su género de nacimiento y decide someterse a tratamientos hormonales y/u operaciones para cambiar de sexo a aquel con el que se sienten identificados. A menudo, estas personas sufren discriminación , maltrato y delitos de odio por parte de la sociedad que les rodea por el simple hecho de pertenecer a ese colectivo. A este comportamiento hacia las personas trans se le llama transfobia y, como veremos más adelante, es con lo que pretende acabar el día internacional de la memoria transexual.

¿Qué originó este día?

Hoy en día, la sociedad es más tolerante con la idea de libertad, aquella con la que toda persona puede hacer lo que quiera con su cuerpo. Sin embargo, todavía son muchos los casos sonados de discriminación ante estos colectivos, siendo, según el observatorio de personas trans asesinadas, 375 las víctimas transexuales y género-diversas (personas que no se identifican con un solo género) entre octubre del 2020 y septiembre del 2021.


En 1998 tuvo lugar un suceso que resultó crucial para la creación de este día. Se trata del caso de Rita Hester, una mujer afroamericana que pertenecía al colectivo trans. Rita residía en Boston, Massachusetts. Un día fue encontrada muerta en su domicilio tras haber sufrido varias puñaladas. A pesar de los rumores que parecían esclarecer quién cometió el crimen, el verdadero autor nunca salió a la luz. Sin embargo, la sospecha de que la causa del crimen fuese un delito de odio por ser transexual unido al poco tacto con el que los medios de comunicación publicaron la noticia hicieron que una semana después del asesinato unos activistas organizaran una conmemoración con velas en honor a Hester, a la cual asistieron 250 personas.

Un año después del crimen y con el caso de Rita como pilar que sustentaba la manifestación, se creó el día internacional de la memoria trans, conocido también como Tray Day of Remenberance, celebrado desde entonces todos los 20 de noviembre en honor a todas las víctimas que habían perdido su vida por delitos de odio con motivo de la transfobia. A su vez, Gwendolyn Ann Smith, defensora de la comunidad transgénero, creó una web que pretendía recopilar, desde 1970, todos los nombres de las víctimas trans, la llamada Remembering our dead.


La muerte de Rita, a pesar de no haber sido resuelta al completo, sirvió para movilizar y concienciar a las personas de que hay que acabar con la transfobia y los delitos de odio hacia este colectivo.

Imágenes de Rita Hester antes de ser asesinada. Fuente: Igualdades.

Iconos representativos

En este apartado, veremos algunos casos de personas que forman o han formado parte del colectivo transgénero y se posicionan como iconos representativos cada 20 de noviembre.

Lily Elbe

Lily Elbe fue la primera mujer considerada transgénero. Nació con el nombre de Einar Mogens y contrajo matrimonio con Gerda Wegener, una ilustradora que un día le pidió a lily que se vistiera de mujer y se pusiera zapatos de tacón. Una vez que esta lo hizo, nunca quiso volver a ser Einar y creó su propio personaje al que dio el nombre de Lily.


En 1912, el matrimonio se trasladó a Paris, donde ambas llevaban libremente la vida que siempre habían querido; Lily ejercía su condición fémina mientras que Gerda mantenía relaciones con varias mujeres. Más tarde, Lily dio un paso más y se sometió a una operación quirúrgica para castrarse. Tras esto, se sentó varias veces en la mesa de operaciones bajo las manos del doctor Kurt Warnekros, quien no puedo hacer nada por salvar la vida de Lily durante su última operación en la cual pretendía implantarse un útero y una vagina artificial.


Hasta el día de su muerte, Lily Elbe no fue una persona reconocida históricamente. Sin embargo, David Ebershoff decidió publicar una novela con su historia bajo el nombre de La chica Danesa, tras la cual el relato de Lily adquirió un valor histórico muy importante.

imágenes reales de Lily Elbe, más conocida como «La chica Danesa». Fuente: El diario de izquierdas

La Veneno

La conocida actriz y modelo, Cristina Ortiz, fue una de las personas más influyentes en el mundo trans y LGTB. Ejerció la prostitución hasta que el presentador, Pepe Navarro, quien se encontraba realizando un reportaje sobre la transexualidad, la descubrió y decidió ayudarla a despegar una carrera profesional.


Cristina sufrió todo tipo discriminación incluso desde la infancia, siendo sus propios padres los primeros que no aceptaban el proceso al que su hija quería someterse. Encerrada en la cárcel, tras una estafa a su seguro contra incendios, continuó su pesadilla, sufriendo incontables maltratos y vejaciones por pertenecer al colectivo trans.
10 años después de su salida de prisión, en 2016, publicó ¡Digo! Ni puta ni santa una biografía que narraba sus memorias y que sirvió de inspiración para la serie Veneno dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi.

Tan solo un mes después de que su biografía saliese a la luz, Cristina fue encontrada muerta en su propio domicilio. Los motivos del fallecimiento siguen siendo a día de hoy una incógnita, ya que, a pesar de que la versión judicial dice que debió tratarse de un accidente doméstico, la familia de la artista asegura haber encontrado en el cuerpo de Cristina varios hematomas, por lo que creen que se trató de un asesinato por motivo de transfobia.

Biografía de La veneno: «Ni puta ni santa». Fuente: paperblog

Bibiana Fernández

Actriz, modelo, cantante y presentadora son cuatro de los oficios que representan la carrera profesional de Bibi Fernández, una mujer de 67 años que nació en Tánger con el nombre de Manuel. Desde pequeña tuvo claro el género con el que se sentía identificada, sin embargo, durante su vida tuvo que pasar por un duro proceso de críticas en el que la gente le repetía una y otra vez que nunca podría dejar de ser un chico.

Un día un amigo le brindó su apoyo aconsejándole que viajase a Londres para someterse a una cirugía que le permitiría tener la vagina con la que siempre había soñado. Finalmente, en 1994 acabó cumpliendo su deseo realizándose una vaginoplastia y consiguiendo obtener el dni que indiciaba su condición femenina. 4 años más tarde, sustituyó su nombre representativo de Bibiana Anderson por el de Bibiana Fernández, con el cual se sigue identificando en la actualidad.

Con respecto a su vida amorosa, Bibi mantuvo una relación de 14 años con sus representante Javier Serrano, quién desgraciadamente falleció dejando una profunda huella en el corazón de la actriz que la marcaría para siempre. Sin embargo, años después consiguió rehacer su vida contrayendo matrimonio con el modelo Asdrúbal Ametler, pero esta relación no duró demasiado, pues 3 años después decidieron separarse y seguir sus propios caminos.

Fuente: Shangay

La historia de Cristian

Cristian Valenzuela es un chico sevillano de 19 años que con tan solo 12 tenía clara su sexualidad. Todo empezó con un corte de pelo que le hizo sentir más cómodo que nunca. El nuevo peinado hizo que se diera cuenta de que realmente se sentía identificado con el género masculino y, tras esto, comenzó su gran cambio.

Primero decidió contárselo a su hermana, quien entendió y aceptó la situación con la misma naturalidad que la sociedad debería hacerlo. Más tarde, Cristián le pidió a su hermana que fuera ella quien le contase a sus padres lo que estaba ocurriendo. En este caso, el sevillano contó con todo el apoyo familiar ya que sus padres también decidieron estar a su lado desde el primer momento. Sin embargo, no contaba con el apoyo de un miembro de la familia muy importante para él, su abuelo, pues este tardo 3 años en aceptar el camino que su nieto había escogido.


A pesar del miedo que Cristian tenía por las consecuencias que podría causar contar su historia con plena naturalidad, un día decidió aparecer en redes sociales presentándose y exponiendo su historia. En las redes encontró un mundo en el que podía expresar sus sentimientos y emociones y a su vez aconsejar a todas aquellas personas transexuales que no se atreven a dar un paso hacia delante. A través de sus videos pretendía incitar al colectivo a desafiar los estereotipos y la homofobia que, aún en la actualidad, caracteriza a la sociedad que nos rodea. La manera de realizar la tarea a priori parecía sencilla: tenian que contar quienes son realmente.


Actualmente, Cristian está en su proceso de cambio. En un principio, cuenta que tuvo que pasar por muchos momentos de bajones emocionales en los que no le quedaba otra que fingir ante los demás que no existía dolor al escuchar las críticas de la gente que intentaba dañarle. Sin embargo, asegura haber aprendido a sobrellevar la situación, a sentirse bien y a canalizar las críticas haciendo que solo le importen aquellas que vengan de sus seres queridos, los que realmente estuvieron en sus peores momentos. De la misma manera, Cristián se dispone a seguir en redes sociales el tiempo necesario para poder ayudar a todo el que necesite entender que cada uno es quien quiere ser y que el temor a la represión no puede paralizarles.

Hoy Cristian alza la voz para ayudar a que el resto de personas que sienten miedo lo hagan, invitando a todos a que apoyen el día de la memoria transexual en honor a todos los que ya no pueden gritar cómo se sienten.

Una esperanza de cambio

Historias como las que hemos visto hasta ahora hacen ver el drástico cambio que necesita la humanidad, ya que, si hay algo que en todas ellas coincide es el duro proceso al que sus protagonistas han tenido que someterse para poder ser ellos mismos, para poder mostrar sus sentimientos sin ningún temor y, simplemente, para poder ser felices sin ser juzgados primero.

En definitiva, aún hay que transformar mucho nuestra sociedad para que, algún día, la festividad de la memoria transexual solo sea el eco de las víctimas de un pasado que nunca volverá a suceder.

Fuente: Freepik

¿Sabes qué es ser pansexual?

Hoy en día existen muchos términos para poder definir o identificar qué es lo que sentimos y a dónde pertenecemos. Todos sabemos qué significa ser heterosexual, homosexual, bisexual, asexual, etc. Pero, ¿sabemos que es la pansexualidad?

Las respuestas que recibimos tras preguntar a 20 personas, entre las edades de 16 y 23 años, ¿qué es la pansexualidad? Fueron, en la gran mayoría, “Le atrae una persona independientemente del género que sea”, otras lo consideran lo mismo que la bisexualidad: “Aunque pienso que es lo mismo que ser bisexual porque al final lo importante es el interior”. Y otras personas confiesan haberlo escuchado alguna vez, pero no saber qué es.

¿Son acertadas estas definiciones?

La pansexualidad se trata de una orientación sexual en el que la persona siente una atracción sexual, romántica o sentimental tanto por hombres y mujeres heterosexuales, homosexuales, intersexuales, transexuales, intergéneros…

En palabras del médico psiquiatra y sexólogo, Walter Ghedin, “Ser pansexual es sentir atracción estética, amorosa o sexual por las diferentes formas de géneros, ya sea aquellas en las que existe acuerdo entre el sexo biológico y el género (cisgénero) o en las que hay desacuerdo (transgénero). Las personas pansexuales tienen orientaciones cambiantes, pero esto no significa que sean inestables en sus relaciones. El término solo establece que sus elecciones abarcan una amplia gama de posibilidades y se dan la libertad para dar curso a sus deseos”.

Fuente: unsplash / Sharon McCutcheon
¿Existe alguna diferencia entre la bisexualidad y la pansexualidad?

Para poder ver cuál es la diferencia entre estas dos palabras debemos saber primeramente que es la bisexualidad.

Esta se trata de una atracción sexual hacia dos géneros: hombre y mujer. Pero no simplemente hacia los géneros binarios, sino también hacia las personas transexuales.

Ni la pansexualidad ni la bisexualidad son trans-excluyentes, lo cual es algo que muchas personas creen.

Tras intensas búsquedas la única diferencia que se puede encontrar entre estas dos acepciones y que se puede ver en la definición de bisexualidad, a parte de la terminología, es que las personas pansexuales rechazan el concepto de sexo como binario.

Una de las curiosidades es que existen personas que llegan a identificarse como bisexuales y pansexuales a la vez.

Significado de la bandera
Bandera de la pansexualidad. Fuente: Pixabay / Fotografía de Janeb13.

La bandera fue creada a mediados de 2010. Como bien se puede observar, esta formada por tres franjas horizontales de colores rosa, amarillo y azul.

El color rosa representa a lo que se identifican dentro del espectro femenino sin importar su sexo biológico, el amarillo representa la atracción hacia los géneros no binarios y, por último, el azul representa a aquellos que se identifican dentro del espectro masculino, sin importar su sexo biológico.

Algunas de las celebridades que se han identificado como pansexuales

La actriz y modelo Cara Delevigne declaró en una entrevista con Variety: «Siempre seré, creo, pansexual».

“Me enamoro de la persona, y eso es todo. Me atrae la persona «.

Fuente: Instagram.

En una entrevista para el podcast The Joe Rogan Experience, la cantante y actriz Demi Lovato confesó ser pansexual y lo acompañó de estas palabras: «Ahora soy tan fluida, y parte de la razón por la que soy tan fluida es porque estaba muy cerrada».

«Me sentí muy avergonzada porque, al crecer en Texas como cristiana, esto está muy condenado. Lo escondí antes de que pudiera procesar lo que había sentido».

Fuente: Instagram.

La cantante SIA es otra de las celebridades que reveló en una entrevista para Same Same sentirse pansexual: «Antes de que tuviera mucho éxito, siempre decía que siempre salía con chicos y chicas y cualquier cosa entre ellos»

«No me importa el sexo que tengas, se trata de personas». «Siempre he sido… bueno, flexible es la palabra que usaría».

Fuente: Instagram.

Bella Thorne es otra actriz que durante una entrevista para Good Morning America declaró que era pansexual y ella no lo sabía: “No tiene que ser una chica, o un chico, o… ya sabes, un él, una ella, esto o aquello. Es literalmente, te gusta la personalidad, como si te gustara un ser”.

“Realmente no importa lo que esté pasando allí. Si me gusta, me gusta”.

Fuente: Instagram

La famosa cantante y actriz Mily Cyrus en la revista Paper Magazine explicó: “Estoy literalmente abierta a todo lo que sea consentimiento y no involucre a un animal y todos son mayores de edad. Todo lo que es legal, lo acepto”.

“Me gusta cualquier adulto, cualquier persona mayor de 18 años que quiera amarme. No me identifico con ser niño o niña, y no necesito que mi pareja se relacione con un niño o niña”.

Fuente: Instagram.

Te quiero. 15 años de matrimonio igualitario

El Ayuntamiento de Sevilla abre las puertas del Espacio Santa Clara para la mayor exposición de temática gay, lésbica y transexual en Andalucía.

Desde el 24 de septiembre hasta el 15 de noviembre de 2020 la exposición Te quiero. 15 años de matrimonio igualitario estará abierta al público en el Espacio Santa Clara de manera gratuita para conmemorar el décimo quinto aniversario de la legalización del matrimonio igualitario en España. Aunque debido a la situación de la COVID-19 desalojan la sala quince minutos antes de la hora indicada, se puede visitar de martes a sábado de 10 h a 14 h y 17 h a 20 h y los domingos y festivos de 10 h a 14 h.

Como hace referencia el nombre de la exposición, hace 15 años, concretamente el 30 de junio de 2005, el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el Congreso de los Diputados aprobaron el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pocos días después en el Código civil, el artículo 44, se podía leer que “el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”. Todos estos cambios convirtieron a España en el tercer país del mundo en aprobar dicha ley, bautizando al país como uno de los más tolerantes, modernos y comprometidos en la lucha por la igualdad.

Esta exposición forma parte de la cuarta edición de El Festival Con Orgullo (FOC) y supone la presentación de la Colección Visible en Sevilla, cuyo comisario, Pablo Peinado, comenzó en 2004 con la intención de reivindicar el derecho al matrimonio para las parejas gays, lesbianas y trans. Con el paso de los años, la colección se ha convertido en un archivo de memoria colectiva e histórica LGTBI que pretende dar visibilidad y reconocimiento a todas las personas del colectivo.

Exposición Te quiero. 15 años de matrimonio igualitario. Fuente: Isabel Bolaños

Con la misma intencionalidad que Colección Visible, Te quiero. 15 años de matrimonio igualitario trata el amor, la afectividad, la sensualidad y la sexualidad entre personas del mismo sexo, el género, el VIH y el activismo a través de más de 170 obras (grabados, pinturas, fotografías, esculturas, carteles, texturas…), en su mayoría pertenecientes a dicha colección, de artistas locales, nacionales e internacionales, otorgando una especial importancia a todos los autores andaluces y sevillanos que han participado en el proyecto. El nombre de la exposición, por ejemplo, es debido al poema Te quiero del poeta sevillano Luis Cernuda, referente homosexual.

Luis Cernuda por Gregorio Prieto (1939). Fuente: Fundación Gregorio Prieto

La exposición está dividida en numerosas secciones:

  • Historia y antecedentes del matrimonio igualitario,
  • Amor y vida en pareja,
  • Matrimonio igualitario en España,
  • Erotismo y sexualidad,
  • Amor y redes sociales,
  • VIH,
  • Activismo y
  • Derechos, géneros y transexualidad.

De esta manera, la muestra comienza exponiendo las escasas parejas homosexuales que ha legado el pasado, entre ellas, Aquiles y Patroclo de la mitología griega; los escritores Óscar Wilde y Lord Alfred Douglas o Elisa y Marcela, una pareja lesbiana que en 1901 contrajo matrimonio y para ello Elisa tuvo que adoptar una identidad masculina falsa.

Destaca la obra Una historia verdadera, finales del S.XIX y principios del XX (Pablo Peinado y David Trullo) repleta de fotografías fake y manipuladas que muestran, respectivamente, a dos lesbianas recién casadas y a dos homosexuales con sus hijos. Así exponen una realidad que pudo ser pero, que por la opresión y LGTBIfobia, no fue. Para mostrar una realidad silenciada por tanto tiempo hay obras artísticas como Eva y Ava (Máximo, 2005) o Retrato de Pablo y Marce (Rodrigo, 2005) junto a Queremos casarnos (Leila Méndez, 2004), la portada de El País que en 2004 mostraba a la pareja nombrada.

Elisa y Marcela en la cárcel de Oporto (1901). Fuente: El Mundo

Retrato de Pablo y Marce (2005). Fuente: Antonio Pizarro. Diario de Sevilla

En la sección Amor y vida en pareja aparecen, entre muchas, fotografías como Pareja de hombres con niña (Jesús González, 2006) o Ilse Fuskova y Claudina Marek en Buenos Aires (Diana Mines, 1995); ilustraciones como Vuelta a casa o Escena en el restaurante (Quino, S/F) y litografías como Otro vacío estrechan (Roberto González Fernández, 1984). En esta sección, la naturalidad y el humor convergen acercándonos aún más a la realidad del colectivo.

Matrimonio igualitario en España cuenta con numerosas obras artísticas como la fotografía Boda de Jose e Isaac (Pepe Faraldo, S/F), pero también muestra fragmentos de noticias de diferentes medios de comunicación frente a la legalización del matrimonio igualitario, el discurso de José Luis Rodríguez Zapatero para la aprobación de esta ley y una tabla gráfica con el número de matrimonios entre personas del mismo sexo desde 2005 hasta 2018.

Erotismo y sexualidad es un grito a la libertad y diversidad sexual, al deseo y a la pasión. Con esta gran variedad de obras se pretende acabar con el control normativo. El sexo en pareja en Salvadores (Fernando Osorno, 2010) o los tríos en Menoge a trois (David Trullo, 2013), la atracción y el deseo en Hostal Chueca (Sebas Martín, 2007) se presentan en la exposición para desmitificar y eliminar los tabúes.

Exposición Te quiero. 15 años de matrimonio igualitario. Fuente: Contigo a cualquier parte

La exposición cuenta con el dibujo Pepe Espaliú (Pepe Espaliú, 1988) que recibe el nombre del autor, quien decidió romper con el tabú existente con respecto al SIDA para visibilizar y solidarizar con los enfermos.

Finalmente en Derechos, géneros y transexualidad se observa,principalmente, fotografías de matrimonios homosexuales y transexuales para manifestar su realidad. Algunas de estas obras son Gina y Joana, una pareja trans (Nuria López Torres, 2007), Erika y Jeni en su dormitorio de la Habana (Miguel Trillo, 2000) y Christine Jorgensen (Narcy Studio, S/F).

Te quiero. 15 años de matrimonio igualitario celebra y conmemora el aniversario de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo con la intención de visibilizar y acercar el colectivo al resto de la sociedad, luchar contra la LGTBIfobia y crear una memoria e iconografía que represente y englobe a todo el colectivo a través del arte y la cultura.

Imagen destacada: El Correo de Andalucía