El Madrid tocado, pero no hundido

Gran partido el vivido en el estadio Alfredo Di Stéfano entre Real Madrid y Chelsea, correspondiente a la ida de las semifinales de Champions League. El partido finalizó con empate a uno, en un partido donde los de Tuchel sorprendieron a los locales proponiendo desde el primer minuto un juego muy ofensivo. Desde el principio el Chelsea impuso su juego, con una presión muy alta y con una línea defensiva plantada en medio campo.

No tardó en adelantarse el conjunto visitante tras una gran jugada iniciada por Rudiger, que golpeó en largo para que Pulisic, mano a mano, dejara atrás a Courtois, anotando el primer gol de la eliminatoria. La dinámica del partido no cambiaría, ya que un intenso Chelsea, no permitiría al Madrid meterse en el partido. Sin embargo, sólo 15 minutos después golpeaba el Madrid, tras una gran volea del de siempre, Karim Benzema. Con este gol el Madrid intentó empezar a dominar el partido, sin llegar a conseguirlo.

La segunda parte dejaría de nuevo un Chelsea dominante, ante un Madrid que se ha limitado a defender durante prácticamente los 90 minutos. Sin duda hoy hay que destacar a N’Golo Kanté, que se dejó todas sus fuerzas desplazándose por todo el campo, participando tanto en la recuperación del balón, como en la elaboración de las jugadas ofensivas del conjunto inglés, jugando en ataque muy cerca de Werner.

Por parte del equipo de Zinedine Zidane, el mejor fue Karim Benzema, que junto con Courtois, mantienen con vida al Real Madrid de cara al partido de vuelta de la próxima semana en Stamford Bridge.

Otro gran duelo que se ha vivido en esta noche lluviosa en Madrid, fue el vivido en los banquillos entre Thomas Tuchel y Zinedine Zidane. Ambos propusieron un sistema de 3 centrales con 2 carrileros ofensivos, aunque sin duda el ganador de esta noche es el entrenador alemán, que sorprendió al francés con el planteamiento ofensivo del conjunto londinense, siendo muy superiores en prácticamente todas las fases del juego.

En definitiva, un partido que ha estado a la altura de las circunstancias de una semifinal de Champions, dejando todo por decidir para el próximo miércoles en Stamford Bridge, en Londres.

El Betis impide la victoria al Real Madrid

El Real Madrid pierde la ventaja de La Liga tras el empate contra Betis. Los de Pellegrini consiguen aguantar la batalla ante los de Zidane y sacan un punto sin haber recibido ningún gol.

El técnico francés cambia de táctica respecto al anterior partido ante el Cádiz y vuelve al clásico 4-3-3, con la sorpresa de Nacho como lateral izquierdo y Carvajal, que debido a la lesión, lleva 14 partidos sin ser titular. Pellegrini también realizó cambios con Guardado acompañando a Guido Rodríguez por delante de la defensa, y Víctor Ruíz en lugar de Bartra. 

El Betis comenzó el partido teniendo más pelota que el Real Madrid, que además, cada vez que podía movía el balón sin incomodar al rival. Los blancos tan solo intentaban abrir el balón a las bandas y buscar la profundidad, pero el Betis defensivamente se encontraba cómodo y cortando los pases que intentaban romper líneas. 

Pasados los 20 minutos de juego, el Madrid comenzó a jugar mejor. Eso provocó que el partido tomara otro vuelco. El Betis dejó de encontrar la manera de apretar a los merengues, quienes con la pelota hacían que el rival se echara atrás. Además, con ese juego los de Zidane pudieron disfrutar de sus primeras ocasiones. Los verdiblancos tuvieron que sufrir en defensa, tanto Claudio Bravo como los defensas tomaron gran protagonismo para evitar el gol del Madrid. Los de Pellegrini tan solo tuvieron dos ocasiones la primera un disparo desde la frontal de Canales, y antes de finalizar la primera parte, un centro de Emerson que pudo rematar Borja Iglesias. 

Segundo tiempo igual que el primero

La segunda parte resultó similar al primer tiempo. El Betis comenzó mejor que el Real Madrid, pero a medida que pasaban los minutos, los de Zidane se vieron con tal comodidad que apretaron al Betis. Rodrygo Goes tuvo la mejor ocasión del partido, con un centro-chut que acabó golpeando el larguero. El Betis tan solo buscaba salir a la contra lo que permitió que Borja Iglesias se pudiera plantar mano a mano contra Courtois, pero el belga en primera instancia el gol, y más tarde la defensa sacó la pelota. 

En los últimos minutos, el encuentro se convirtió en un ida y vuelta. En la que los dos equipos buscaban hacer daño rápidamente para intentar llevarse los puntos, cada uno con su objetivo por delante, pero aún así, ninguno de los dos equipos logró llevarse el triunfo. 

El Real Madrid se quedó sin los tres puntos, y a falta de los partidos del Barcelona y del Atlético de Madrid se queda en segundo puesto con 71 puntos. El Barça con dos partidos se encuentra a tres puntos por detrás del club merengue. El Betis consiguió aguantar a los de Zidane que tuvieron hasta once ocasiones más que los verdiblancos, cinco de esas oportunidades finalizaron entre los tres palos. 

Estadísticas del partido / laliga.com

Empate sufrido, pero celebrado para el Real Madrid

El Real Madrid logra salvarse con un empate en Anfield. El único representante español vivo en Champions viaja a Liverpool para jugar contra los ‘reds’, con quien consigue quedar en tablas con cero goles. Un partido en el que el Madrid terminó con un gran suspiro y celebrando el pase a semifinales. 

El partido comenzó mal para el Madrid. Tras un error de Militao en la pugna con Mané, le da un balón a Salahpara que tire solo contra Courtois. El disparo del egipcio pudo haber sido mejor, pues tan solo tiró al medio y el belga con simple estirar la pierna lo detuvo. Con esa jugada empezaba el partido, y ya se podía ver como procedería el resto de los minutos. Partido agónico para el club merengue. 

Zinedine Zidane viendo como resultó el partido de ida, no quiso cambiar la táctica en Anfield. Mantuvo el mismo equipo salvo el lateral derecho, pues Lucas Vázquez se lesionó en el Clásico. Es decir, la única novedad frente al encuentro en el Alfredo Di Stefano fue Fede Valverde como lateral. 

El problema fue que el Madrid no se hizo con el control del juego. El Liverpool tenía que intentar marcar cuanto antes, para meter el miedo a los blancos. La presión alta de los de Klopp provocaban la incapacidad de sacar el balón jugado, deshabilitando al medio del campo madridista, Modric-Kroos. La única manera que tenían los de Zidane para contrarrestar al Liverpool era moviendo la pelota, pero esos ataques no llegaban a nada, pues cuando llegaban a la altura del área, el Madrid se quedaba sin ideas. 

El único peligro que causaba el Madrid era al contraataque, del cual no tuvo muchas ocasiones de hacerlo. El Liverpool es un equipo que acumula a gente arriba en ataque, cerrando con pocos jugadores, de eso se pudo aprovechar el equipo visitante. Con ataques por banda que intentaban acabar en centro o en un disparo a portería. Así llegó la mejor ocasión del Madrid, en la que Benzema estrelló la pelota contra el poste. 

El partido se marchó al descanso con un Madrid con menos posesión que el rival, sorprendente en el equipo blanco. El Liverpool tenía el 51% del control del balón durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Además, los de Klopp habían llegado a finalizar más ocasiones que los españoles. 

En la segunda parte, el desarrollo sería similar. También el Liverpool iba acumulando cada vez más gente arriba para buscar la remontada. Pero el Madrid tan solo lograba defender como podía, y cuando conseguía superar la primera línea de presión, realizaba jugadas rápidas por las bandas intentando sorprender al rival. 

Los últimos minutos del partido tan solo se desarrolló en el campo del Madrid. Los merengues, debido al cansancio y a la incapacidad de realizar su juego, decidieron defender todo ataque ‘red’. Tan solo Benzema era el único que se quedaba más arriba por intentar algún ataque, pero estando en inferioridad numérica, el francés no lograba sacar nada de cada intervención. Como dijo Álvaro Benito, comentarista y analista de fútbol, estaba sorprendido del juego del Real Madrid que estaba realizando una “buena defensa en bloque bajo”. Algo poco usual en el equipo de Zidane. 

El Real Madrid ha sufrido, pero nadie dijo que la Champions League fuera fácil. Era un partido que iba a resultar muy intenso e iba a necesitar concentración a nivel defensivo, y los de Zidane fue lo único que consiguieron hacer bien. A pesar de ser inferiores en juego (menos posesión y menos ocasiones), lograron mantener su portería a cero con un gran partido de Thibaut Courtois. El guardameta belga realizó intervenciones que salvaron al Madrid.

Vuelve el clásico europeo tras 22 años de espera

El Alfredo di Stéfano acogerá este martes, 3 de noviembre de 2020, a las 21:00 el partido del Real Madrid contra el Inter de Milán. En la tercera jornada de la Champions League, estos dos equipos se enfrentarán después de 22 años en esta competición. Ambos equipos ven este partido como una final y no piensan perder. 

Este clásico europeo marcará un punto de inflexión a estos equipos que conforman el grupo B, junto a Shakhtar Donetsk y al B. Mönchengladbach. El Inter ocupa la tercera posición mientras que el Real Madrid se encuentra como último clasificado del grupo, con un punto que obtuvo tras lograr el empate contra el equipo alemán. 

Ambos clubes se han enfrentado en un total de 15 ocasiones, pero su último encuentro, en esta competición tuvo lugar en 1998. El Madrid obtuvo la victoria con los goles de Fernando Hierro y Clarence Seedorf en la capital española, mientras que en Milán perdieron 3-1. Sin embargo, no consiguieron ninguno de los dos equipos pasar de cuartos de final ese año. 

Seedorf luchando el esférico contra Simeone en 1998. Fuente: News Bwin

Real Madrid

El conjunto blanco ha hecho público el nuevo positivo por coronavirus del defensa, Éder Militao tras las pruebas a las que han sido sometidos todos los jugadores. Con esta baja se unirá a las de Carvajal, Odriozola y Nacho. Los merengues encaran con fuerza este partido después de las dos victorias consecutivas obtenidas en liga. Es posible que Zinedine Zidane vuelva a poner a Eden Hazard y Marco Asensio como acompañantes de Karim Benzema, tras las buenas expectativas que el tridente ha creado.

Inter 

Tras perderse el último entrenamiento antes del partido, Romero Lukaku es la baja más probable para el club italiano. Aún así, tiene una plantilla muy completa y es un equipo que crea bastante peligro arriba. El delantero chileno, Alexis Sánchez fue baja tras el patrón de selecciones pero ha vuelto con ganas y posiblemente jugará en la delantera junto a Lautaro Martínez. Skriniar, tras la nueva PCR a la que ha sido sometido y su resultado negativo, volverá a incorporarse en el entrenamiento. 

Partidos precedentes

El último encuentro de ambos equipos en la Champions League fue el 25 de noviembre de 1998. El Inter se impuso ante el Madrid ganando por tres goles a uno. Después de que el conjunto blanco ganara en casa con dos goles de Hierro y Seedorf. Sin embargo, en la competición de International Champions Cup se han enfrentado hace menos años, en concreto en 2015 fue el último encuentro de estos equipos. La victoria de tres goles a cero en Milán se la llevó el equipo español, con goles de Jesé, Varane y James. 

Árbitro del partido

El árbitro que llevará a cabo el encuentro será el colegiado Clément Turpin. El francés ha sido el árbitro más joven en conseguir la categoría FIFA. Los encuentros más recientes, con equipos españoles en los que ha arbitrado fueron en la temporada pasada cuando dirigió al Barcelona-Dortmund y al Ajax-Valencia. Sin embargo, la última vez que ha coincidido con el Real Madrid ha sido en la fase de grupos de la Champions del año 2018-2019 en Roma. 

Los asistentes de Turpin serán Nicolás Danos y Cyril Gringore, acompañados en el VAR por François Letexier. 

Alineación probable. 

El conjunto local se ve con una defensa obligada debido a las bajas de Carvajal, Nacho y Militao. Sin embargo, la delantera está bastante clara tras el buen partido que hicieron Hazard, Asensio y Benzema. Por otro lado, el Inter tiene su debilidad en el ataque tras la baja de Lukaku. Por lo que el equipo podría verse afectado. 

Plantilla realizada en Lapizarradelmister.es

Derrota del Real Madrid contra el Shakhtar con dos goles a tres

El equipo blanco pierde contra un Shakhtar marcado por las ocho bajas de los jugadores más destacables en su primer partido de Champions League. El capitán del Real Madrid también se perdió el partido por las molestias en la rodilla ocasionadas en el encuentro contra el Cádiz.

El gol anulado de Marlos. Fuente: EFE

El Shakhtar empezó el partido con seguridad y velocidad, imponiendo su juego en el campo del Real Madrid. Para el equipo local fue casi imposible robar la pelota en la primera parte. En cambio los ucranianos, a pesar de llegar con ocho jugadores menos en su plantilla dio varios avisos en los primeros veinte minutos. Hasta que en el minuto 29 llegó el gol de Tetê, adelantando a su equipo en el partido.

El Real Madrid, comenzaba con una delantera distinta, con la sorpresa de Luka Jovic. Aún no supieron aprovechar los primeros 45 minutos. Pudieron solventar algunos errores del partido contra el Cádiz presionando muy arriba pero le regaló la espalda al Shakhtar. Pero, a escasos minutos del primer gol, Raphael Varane marcaba en propia puerta al intentar despejar un balón procedente del guardametas blanco. Justo antes del descanso llegaba el tercero para el Shakhtar, sentenciando así el partido para el equipo de Zidane.

Después de una primera parte desoladora en los siguientes 45 minutos el Madrid recuperó un poco de dignidad pero no fue suficiente para remontar al equipo ucraniano.

La segunda parte arrancó con cambios en el Real Madrid. Todo lo contrario ocurrió con el contrincante. El entrenador portugués, Luis Castro decidió no realizar cambios hasta los últimos minutos del partido. En el minuto 54 llegó el primero para los locales. No encontraban la ocasión desde dentro del área y el centrocampista, Luka Modric chutó desde la frontal. El balón entró como un misil en la portería contraria. Tras el primer tanto del conjunto blanco vino una ocasión de Tetê perdonando el 1-4.

Pero el cambio en el equipo fue visible con la entrada de Vinicius al terreno de juego. El brasileño no llevaba ni diez segundos en el campo cuando robó el balón y batió por debajo a Trubin. Se ha convertido en el suplente que más rápido ha marcado en la historia de la Champions League. Thibaut Courtois salvó al Madrid en varias ocasiones en un mano a mano con Tetê. Solomon marca el cuarto tanto para el Shakhtar, pero la jugada venía de un fuera de juego y fue anulada, aunque el juez de linea y el árbitro tardaron en señalarlo. Tras varios intentos llegó el tercero para los madridistas pero el VAR, con la necesidad de que Srdjan Jovanovic determinara el fuera de juego posicional de Vinicius y lo anularan.

El croata atendió a los medios tras el partido y no tiene explicación para el decepcionante resultado que ha obtenido su equipo en el primer partido de la Champions. Sin embargo el técnico del Real Madrid ha declarado que toda la culpa es de él. Además aseguró que les ha faltado confianza y que no habían sabido reaccionar tras la primera parte que los derrotó.

Tras dos derrotas consecutivas concluye el partido con el equipo blanco sin sumar una victoria en casa en esta competición. Ahora se preparan para la séptima jornada de liga, el clásico que se jugará el sábado en el Camp Nou. Los de Zidane tendrán que “cambiar el chip” si no quieren que el Barcelona los acabe de hundir. El equipo azulgrana viene de ganar su primer partido de Champions con, ni más ni menos que cinco goles. Aún así, el equipo necesita que Leo Messi se recupere antes del sábado, después de un verano muy complicado para el argentino.